viernes, 10 de octubre de 2008

Colaboración público-privada en sanidad

El último número de la revista Análisis Financiero, editada por la Fundación de Estudios Financieros, publica un interesante artículo de Carlos Contreras, titulado "Análisis económico financiero de la colaboración público-privada en hospitales: El caso español".

En las conclusiones, el autor señala que:
Una vez han sido transferidas las competencias en materia de sanidad a las Comunidades Autónomas se aprecia en nuestro país un creciente recurso a esquemas de colaboración público-privada para la construcción y explotación de hospitales. Los centros hospitalarios ya licitados bajo esquemas de CPP representan un nivel de inversión superior a los 2.100 millones de euros y una dotación superior a 5.000 camas.

En este trabajo se presenta un modelo de simulación para determinar bajo qué condiciones la construcción y explotación de un hospital en régimen de concesión mejora los resultados sociales respecto de una gestión pública pura. Se considera un mayor coste de financiación en el caso del sector privado entre 95 y 115 puntos básicos anuales. Este impacto se ve más que compensado si se producen simultáneamente ahorros del 20% en construcción, del 10% en explotación, del 20% en gestión del ciclo de vida e incrementos de ingresos comerciales anuales del 5%. Así, el uso de esquemas de CPP mejora el valor actual neto de los flujos globales del proyecto entre el 2 % y el 3% respecto de la producción directa por el sector público, si se utiliza como tasa de descuento el tipo libre de riesgos. Y se utiliza como tipo de descuento la tasa marginal social de rendimiento de la inversión las ganancias del uso de concesiones superan el 10%.

1 comentario:

  1. Colaboración público-privada será seguramente la clave. Lo que me preocupa es que mantener un hospital es caro, las instalaciones, el aparataje, etc.. un hospital nuevo, mientras está en buenas condiciones, bien, pero....según pasan los años ¿qué va a pasar? ¿cómo con los bancos? mientras ganamos, bien, cuando perdemos, a repartir las pérdidad y que pague el Estado...no sé...no me convencen.

    ResponderEliminar