jueves, 11 de diciembre de 2008

Tom Peters y la medicina 2.0

El agudo Tom Peters (imprescindible su blog y algunos de sus libros, como aquel "En busca de la excelencia") nos ofrece una entrada en su blog titulada "Scan or Scam?". Nuestra amiga Victoria (no os perdais su blog DeMenhires, sobre idiomas, ingles y la enseñanza) nos ha echado una mano en la traducción y adaptación ya que el estilo de Tom Peters es muy dificil de traducir sin perder la ironia que refleja en sus lineas, menos mal que Victoria se las sabe todas. Aquí lo teneis...

Scan or scam?

En un artículo del Science Times/New York Times, titulado "The Pain May Be Real, But the Scan Is Deceiving, la doctora Nelda Wray, investigadora científica jefe del Methodist Institute for Technology de Houston aseguraba: “Los pacientes vienen porque tienen algún dolor”. “Vemos alguna anomalía en el escáner y suponemos que es la causa, pero no tenemos ni idea de la prevalencia de la anomalía en pacientes rutinarios” ".

Como he dicho una y otra vez (subiéndome al carro del movimiento por “la medicina factual” (medicina científico-estadística) secundado por gente como Michael Millenson y el Dartmouth Institute for Health Policy and Clinical Practice), hay muchas cosas en medicina, incluso en los círculos más prestigiosos (¿especialmente en los más prestigiosos?), que no están basadas en hechos o evidencia sólida. El artículo del Science Times, cuanto menos aterrador, es un ejemplo convincente más de la “brujería médica” (perdón por emplear un lenguaje tan duro); una razón más para evitar los hospitales siempre que se pueda; una razón más para cuestionarse cada test o prueba que el médico quiera realizarte; y una razón más para encargarnos de nuestro propio tratamiento-¡por amor de Dios, creced! ¡El tipo de la bata blanca va a ciegas la mitad del tiempo!

Una respuesta a lo anterior, impulsada por la Web 2.0 y las redes sociales, es la creciente implicación del paciente en la gestión de su propia salud. El Business Week en un artículo titulado "Can Patients Cure Healthcare?", que habla de sitios web como PatientsLikeMe.com, conocido también como Health 2.0, cuenta que algunos pacientes van tan lejos que incluso están haciendo sus propios ensayos clínicos. Hacer retroceder al establishment sanitario es la evidencia clara de que estos pacientes cada vez más informados, incluso cuando se equivocan, están tramando algo bueno.



Y para acompañar la lectura, una canción de Herbert Gronemeyer. En aleman, obviamente...

2 comentarios:

  1. uy qué pinta más buena tiene ese brócoli...jeje me vas a poner colorada! Un placer y crack el señor Peters.


    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Según iba leyendo el artículo me saltó a la cabeza el ejemplo de las protrusiones discales en la resonancia magnética.

    Ante cualquier ciática de larga evolución se acaba haciendo una RM. Ésta muestra con mucha frecuencia un pequeño bulto (sin llegar a ser hernia) a la altura de cualquiera de los múltiples discos intervertebrales que tenemos, lo que es erróneamente interpretado como la causa de la compresión nerviosa que origina el dolor.

    El problema viene cuando, con el uso de la prueba por otros motivos, vemos cómo las personas que jamás han tenido dolor ciático presentan las mismas protrusiones discales que aquellas cuyo dolor motiva la realización de la prueba.

    Lo mismo se puede aplicar a muchos otros ejemplos, como las analíticas que muestran anemia en caso de cansancio generalizado (¿tienen anemia las mujeres que no están cansadas?).

    Generalmente ese aferrarnos al primer signo discordante deviene en tratamientos inefectivos (por inadecuados), con la posterior pérdida de confianza mutua entre médico y paciente: «Ya está aquí el de los dolores»«Yo no sé para qué decirle nada a mi médico si no me va a hacer nada nuevo y yo sigo igual.»

    ResponderEliminar