domingo, 25 de enero de 2009

Meditando sobre la sanidad y el gasto publico

Buscar soluciones es dificil, tal vez porque encontrar la raiz del problema es demasiado dificil y ademas muchos no quieren que aparezca. ¿Que ocurre con el incremento constante del gasto sanitario?

Todos tenemos que hablar y ademas todos tenemos un poquito de motivo para callar: hay miles de formas diferentes de gastar el dinero publico, hay territorios con unos incrementos poblacionales tan altos que es imposible que sean equivalentes a los incrementos del dinero dedicado a la sanidad, las desigualdades en educación sanitaria tiene mucho que ver, hay muchos gestores que gestionan mal o a los que no les dejan gestionar, hay profesionales que no paran y otros que no quieren llegar, hay politicos que gestiona como pueden y otros como quieren... Una cosa es que la sanidad tenga que ser publica, otra cosa son las dificultades que implica la gestión publica para un sector que evoluciona tan rapidamente com oel sanitario.

Es dificil sacar conclusiones rápidas, es dificil gestionar la sanidad (¡de verdad!). Mi objetivo cada mañana (y repito eso de cada mañana) es maximizar el resultado obtenido de cada euro, buscar lo mejor en cada momento, intentar que todos trabajemos en las mejores condiciones y que ademas el paciente y el ciudadano se sienta bien y por supuesto se le trate de la mejor forma posible. Sin embargo, una cosa es que alguien sea bien tratado y otra cosa es que todos los ciudadanos pidan un tac (o un pet-tac, ya puestos).

Hay mucho por cambiar, pero todos tenemos nuestra parte de culpa: como ciudadanos, como gestores, como politicos, como profesionales. El problema es que a la hora de cambiar siempre miramos al que está por encima de nosotros, y realmente hay que dar ejemplo para que todos los engranajes se muevan a la vez...

¿Y por que digo todo esto? He leido una entrada muy interesante en el blog Salud&Informacion que cita un articulo publicado en Levante EMV sobre la sanidad valenciana. Y me apetecia escribir lo que me pasaba por la cabeza...

Hoy las reflexiones, otros dias algunos atisbos de mejora (a ver si me sale algo decente!). Aunque una buena forma de ver mejoras sencillas y muy efectivas estan en Las 1001 ideas para mejorar la sanidad, una iniciativa que comentamos hace unos meses.

Por cierto, mirando un libro que tengo justo en la estanterias junto a la mesa donde escribo ahora, resumen los factores responsables del incremento del gasto sanitario en: incremento de la cobertura, incremento de la población, desarrollo de las tecnologías médicas y variabilidad de las prácticas médicas. Pues eso...

3 comentarios:

  1. El post me ha transmitido la preocupación por un tema "gasto público sanitario" que como bien dices no es fácil pero al que debemos buscar soluciones.


    "Gestionar la sanidad no es fácil" y yo añado : Hacerlo con elecciones cada dos por tres menos aún.

    Buscar soluciones es dificil, tal vez porque encontrar la raiz del problema es demasiado dificil y ademas muchos no quieren que aparezca.

    Totalmente de acuerdo

    Hay mucho por cambiar, pero todos tenemos nuestra parte de culpa: como ciudadanos, como gestores, como politicos, como profesionales.

    Yo en vez de que "todos tenemos parte de culpa" diría "todos tenemos nuestra parte de responsabilidad" aunque a veces parezca que es "culpa"

    El problema es que a la hora de cambiar siempre miramos al que está por encima de nosotros, y realmente hay que dar ejemplo para que todos los engranajes se muevan a la vez...

    Todos estamos en el mismo barco.
    En el post "Las preguntas que parece que nadie se hace" cuando hablo que opinen los expertos, incluyo a todos (políticos, gestores, profesores,profesionales, sindicatos, colegios profesionales".En el fondo, tenemos una deficiente educación, desconocemos lo significa para nuestra sociedad el sistema sanitario, educativo, protección social, etc. Está claro que si los propios profesionales no somos sensibles al gasto sanitario como van a serlo los pacientes.
    Pero tendremos que empezar por algún lado, hablar de que los recursos son limitados, que el modelo ha tocado techo,etc, porque si no lo hacemos, al final a quién de verdad no miramos es al que está dirigido el servicio, a los pacientes (todos nosotros en algún momento a lo largo de nuestra vida).

    ResponderEliminar
  2. Voy a poner un ejemplo de "locura", no es politicamente correcto lo advierto. Ahora se ha puesto de "moda" la Iso, vamos a organizarnos "estupendamente", revisamos aparatos cada 6 meses, cosa que es absurda e inútil, por no decir un gasto "sin sentido".
    ¿De verdad es mejor para los pacientes? ..... no, hay una gestión de "papeleo" absolutamente innecesaria.
    Lo siento, es que estoy quemada con ese tema, parecen más impotantes las máquinas y los papeles que los seres humanos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Miguel,
    si estamos aquí escribiendo es por nuestro interés en mejorar los servicios de salud. Gracias por los comentarios.

    Juana, he escuchado diferentes experiencias sobre las ISO.
    Cualquiera de nosotros calibramos los instrumentos de medida que utilizamos, tensiómetros, glucómetros, básculas, electrocardiógrafo,etc.Y lo hacemos desde mucho antes de que existieran las Normas ISO.
    Quizá el problema que veo es tener que hacerlo a fecha fija.Ya que la revisión de estos aparatos coincide en plena campaña de vacunación de gripe, o en una ola de frío polar, en la que nadie sale de casa y todos están malísimos pues ahí está el problema. Vamos que no podemos cerrar por "calibración o inventario".
    Con respecto a la burocratización tenemos que trabajarlo, a mí como a tí, la realidad a veces me supera. Pero no deberíamos desfallecer.Saludos.

    ResponderEliminar