lunes, 2 de febrero de 2009

Geriatras en urgencias en el hospital



Hace unos días hablamos de la iniciativa de un hospital made in USA que había puesto en marcha una puerta de urgencias específica para pacientes mayores de 65 años. Aquella entrada de saludconcosas generó un intenso debate (si, en este blog, tener mas de 3 comentarios lo denominamos "intenso debate") sobre nuevas formas de organizar las urgencias y como aplicar algo parecido en España.

La verdad es que crear puertas de urgencias específicas puede ser dificil, pero incorporar a especialistas en geriatria en la atención de urgencias es algo bastante factible y que está demostrando ser muy eficiente en la valoración de ingresos y el seguimiento de determinados pacientes. Como muestra, un artículo publicado hoy mismo en diariomedico acerca de una estrategia conjunta entre el Hospital Central de Asturias y el Hospital Monte Naranco basada en que "los médicos de urgencias realizan una primera valoración del paciente geriátrico, que una vez que ha sido estabilizado y se ha procedido al diagnóstico, es valorado por el geriatra para decidir si es o no pertinente el ingreso".

Buscando en el mismo medio, diariomedico comentó hace unos meses una iniciativa del Hospital Universitario de Getafe referente a un programa de reevaluación de ingresos en el Servicio de Geriatría de pacientes con mala situación funcional. Su conclusion fue que la ubicación de un geriatra en el Servicio de Urgencias es una media coste-efectiva al conseguir situar al paciente en el dispositivo asistencial más adecuado, disminuyendo la necesidad de ingreso hospitalario y por tanto los costes.

Incluso en un foro de la Sociedad Española de Geriatria y Gerontologia (SEGG) algunos especialistas comentan la existencia de unidades de observación geriatricas en urgencias, iniciativa mas que interesante.

Desde un punto de vista más tecnico, una ponencia sobre la valoración integral del paciente geriatrico en urgencias (en la web de la Societat Catalana de Medicina d'Urgencia) y un artículo de la Revista Multidisciplinar de Gerontología ("Valoración geriátrica en un servicio general de urgencias hospitalarias"). Os dejo los enlaces por si quereis ampliar la información.

Pero, ¿como podemos llevar a cabo esto en la realidad? Hacen falta algunos factores clave:
- Trabajo en equipo (de verdad) entre urgencias y la unidad de geriatria. O si no existe dicha unidad, al menos que el geriatra esté perfectamente integrado en urgencias.
- Iniciativa protocolizada de valoración y seguimiento de pacientes. Si no tenemos este paso muy claro, el geriatra acaba siendo un médico mas que atiende a todo tipo de pacientes.
- Espacio físico. Tal vez el principal "pero" que tienen este tipo de iniciativas es la falta de espacio, ya que si creamos algun tipo de unidad de observación específica en urgencias, debemos separarla de los boxes generales ya que reservar boxes de los generales acaba siendo un caos.
- O todos quieren o nada... Desde la dirección hasta el celador, desde el personal de limpieza a enfermeria, incluyendo a todos los demas, deben creerse la iniciativa. Ni podemos pensar que se trata de una simple medida para evitar ingresos y derivar a centros de larga estancia ni podemos aparcar a ancianos con demencia en boxes sin mucha comodidad.

Son ideas, pero tal vez puedan servir...

2 comentarios:

  1. Desde mi humilde ignorancia creo que la idea de unas urgencias geriátricas es muy buena. En los aspectos técnicos no me meto, pero me parece muy lógico todo lo que dices. Y me parece especialmente importante el último punto que señalas.

    saludos

    pd me encantan la foto y la canción para complementar jeje

    ResponderEliminar
  2. Sería una de las mejores ideas que se podrían hacer. Cuando mi padre estaba mal, no lo queríamos llevar al hospital porque "nos lo machacarian" y no tiene sentido, algo más tranquilo, más adaptado, sería mejor. Con una buena coordinación con los servicios sociales, en fin .... ¿es mucho pedir? ... no se.

    ResponderEliminar