lunes, 16 de marzo de 2009

Responsabilidad y jefes: ¿hay esperanza?



En el mundo sanitario hay una extensa tradición en el arte de los marrones ("browning"), e incluso hay blogs que periodicamente dedican alguna entrada a este apasionante tema (muy recomendables, por cierto). Por eso, me ha llamado la atención encontrar el blog Tambuzi una entrada sobre la responsabilidad en la que se describe muy bien la naturaleza exacta del problema:

Por desgracia, en nuestras organizaciones se da mucho el cargar las culpas a los demás o a las personas del equipo, y no se tiene esta visión de que la responsabilidad es siempre del líder del equipo. Y esto empieza por uno mismo, al no permitir que las personas a tu cargo les echen las culpas a otros, ni por supuesto tú a ellos. Como decía Peter Drucker, el espíritu de un equipo se crea desde arriba.

Los líderes efectivos tienen cuatro características básicas: un líder es alguien que tiene personas que le siguen; la popularidad no da el liderazgo, lo da los resultados; los líderes han de dar ejemplo; y el liderazgo no es rango, título o salario, es la responsabilidad. No esperéis tener el respeto de vuestros equipos si delegáis la función central de vuestro mando, la responsabilidad.

No podriamos decirlo más claro: no se puede delegar la responsabilidad. Y ese debería ser el primer mandamiento de jefes, gerentes, etc.

1 comentario:

  1. se predica dando ejemplo...

    a ver si publicas mi texto!!!, ya sabes quien soy...

    ResponderEliminar