lunes, 16 de marzo de 2009

Un trío en la consulta



Uno de los problemas de informatizar cualquier aspecto de la sanidad es que el profesional puede pasar mas tiempo en cada consulta mirando a la pantalla de su ordenador que a los ojos del paciente...

La solución no es en ningún momento evitar la introducción de sistemas informáticos en las consultas pero tal vez haya que mejorar su uso a la vez que se atiende al paciente. Unas cuantas lecturas esclarecedoras sobre el tema y que lo explican mucho mejor que nosotros. Y dos lecturas destacadas, una de Juan Gervás y un artículo bajo el llamativo título "¿Distorsiona el ordenador personal la relación entre el médico y su paciente?"


Como resumen final, un fragmento del artículo de Gervas que nos ha gustado especialmente:

"... es lógico que las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones ocupen un lugar preferente durante el encuentro médico-paciente. ¿Ocupar un lugar preferente es obligar a “girar la cabeza” y forzar el cuello del médico al elegir entre los ojos del paciente y la pantalla del ordenador? No. Aceptamos como normal lo que es muy artificial e innecesario. Interesa la función, pero también el diseño. En el caso de la consulta médica se ha forzado al profesional y al paciente a un uso de la pantalla artificial y molesto para la necesaria intimidad. En la mesa del médico sólo debería haber flores naturales y la pantalla del ordenador podría estar incluida en la tabla de la mesa y admitir la escritura a mano sobre la misma y el uso directo mediante una pantalla sensible al tacto que permitiera, por ejemplo, pasar las páginas de la historia clínica como si fuera de papel."


1 comentario:

  1. Muy bueno. Y qué razón tienen..Ya hay suficiente frialdad en las consultas como para meter un ordenador por medio. Me encanta la solución de Gervas jejeje con las pantallitas táctiles en las mesas y las flores.. Pero, ¿no estaría el médico todo el rato mirando a la mesa?

    ResponderEliminar