jueves, 28 de mayo de 2009

Con mensaje


Me encantan los mensajes corporativos que apelan directamente al consumidor o al trabajador, esos mensajes para conseguir que se sientan parte de la organización (en nuestro caso, de una organización sanitaria).

Ayer estuvimos en unas jornadas en un hotel (sí, un AC, no voy a ocultar la marca), y los posavasos me encantaron. Un mensaje directo, sincero y de los que te dejan sonriendo. Ya estoy pensando en alguna adaptación para nuestra área, dirigido a trabajadores, ¿por qué no? Tal vez no sirva para mucho, pero al menos es sencillo (y barato) intentarlo.



Y como sé que la música siempre es buena consejera, un poco de Josh Rouse...



PD - Este blog no sería lo mismo sin vosotros...

5 comentarios:

  1. Gracias por lo que nos toca...Eso de que "este blog no sería lo mismo sin vosotros" ha sido un detalle por tu parte jejeje. En cuanto al mensaje de AC, el original, estoy de acuerdo con que es directo y te hace sonreir pero lo de sincero....No deja de ser marketing.

    pd gran canción

    ResponderEliminar
  2. A veces "las cosas sencillas y bellas, dejan huella al pasar"

    Los expertos en Marketing dicen que no se debe mentir, porque termina saliendo mal, pero ..... siempre se puede enseñar solo lo que interesa.

    Gracias, un placer leerte, bueno leeros a todos.

    ResponderEliminar
  3. Lo sencillo siempre es lo que mejor funciona. De hecho lo más complicado es dar con esa sencillez. Lean a Benedetti, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
  4. Venga pues yo hoy me pido disentir.
    Tanto si se hace hacia el trabajador como si se hace hacia el cliente, creo que no solo vale con quedarse en mensajes. Si lanzas el mensaje pero no lo respaldas con actos ( y estos suelen llevar coste y ser mas dificiles de llevar a cabo), generas el efecto contrario, y una desconfianza de esos trabajadores (o clientes) hacia la empresa, una sensacion de engaño que provocara una situacion a la defensiva la proxima vez que lances algun mensaje

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante mensaje. Esas cosas hacen sentir a uno que es parte de algo y te devuelve cierta fortaleza a la hora de ir todos los días a trabajar.
    Como dice Depende, el punto culminante es cuando además de decirtelo, te dejan hacerlo realidad.

    Gracias por la aportación, siempre es interesante leerte.

    ResponderEliminar