martes, 14 de julio de 2009

Sobre errores

Tremendo y horrible. Cualquier sinónimo es aplicable al fallecimiento en el Gregorio Marañón de Rayán, el hijo de Dalila (la primera víctima mortal de la gripe A en España)... Una situación que nunca debería haber ocurrido. ¿Causas? Puede que cientos, puede que solo una. Ahora están todos opinando, diciendo, comentando, criticando, lanzando dardos, defendiendo... cuando lo que tenemos delante es una tragedia, que se podía haber evitado.

Y lo lamentamos, todos lo lamentan, lógico... aunque ya hay (menos mal que son muy pocos, casi la excepción) quien está utilizando la situación enfocandola para sus propios intereses. Y la solución a corto plazo no existe, pero a medio y largo plazo lo único que podemos hacer entre todos es evitar que vuelva a ocurrir. La seguridad del paciente está en nuestras manos, como antes, como siempre...

Muchos blogs ya se han hecho eco de la noticia. Coincidimos con Antonio, Rafael y Julio, en todo lo que dicen (seguro que con otros también, pero son los que hemos leido hasta ahora).

Podeis leer más sobre la noticia:
Web sobre seguridad del paciente de la Agencia de Calidad del SNS
Noticia en El País
Noticia en El Mundo

Hoy no hay canción...

6 comentarios:

  1. A veces uno se equivoca, a veces cometes uno de esos errores que ni te explicas, a mi me ha pasado, por eso como dice Rafael, las piedras para estudio de los geólogos.

    ResponderEliminar
  2. Parece como en las malas peliculas de terror donde la muerte persigue a los protagonistas hasta que los alcanzan.

    Un error que hara mella en muchas familias :(

    Pero es que aunque a veces lo queramos olvidar cualquier profesional de la sanidad tiene en sus manos la vida de los pacientes en mas ocasiones de las que parece.

    A cualquiera de ellos se les puede exigir profesionalidad, pero los fallos seguiran existiendo siempre porque somos humanos.

    Esperemos que se aprenda de este suceso y se consiga hacer imposible que vuelva a suceder ese fallo (Todavia no entiendo como podia conectarse esa bolsa a la via intravenosa y no tienen conectores distintos)

    Busquemos soluciones, no culpables

    (Bonito detalle el no poner cancion)

    ResponderEliminar
  3. Un error es un error. Por graves que sean las consecuencias, es humano errar... pero en el caso concreto de la sanidad madrileña, además, confluyen dudas razonables sobre cuestiones que nada tienen que ver con la profesionalidad del personal sanitario.
    ¿Hay suficiente personal?
    ¿Está suficientemente bien formado?
    ¿Está suficientemente descansado?

    ResponderEliminar
  4. Maripuchi: yo creo que el personal si que cumple con sus descansos. Aqui en el hospital en que trabajo, cumplimos escrupulosamente con los descansos y eso que andamos escasos de sustitutos en determinadas categorías.

    Y la formación es necesaria, pero por lo que dicen, el origen del error es algo basico en la profesión enfermera (nutrición en pacientes críticos).

    No se... todo influye

    ResponderEliminar
  5. No sé, lo cierto es que toda esta historia es muy triste desde su inicio.

    El inicio fue la enfermedad de la madre, perteneciente a un grupo de riesgo de posible mala evolución (embarazadas). Ayer aún oí por la radio a un reputado periodista diciendo, hablando de la madre y su enfermedad, "que no se la supieron ver". Que listo que eres, sí señor >:-(

    A una muerte por causas NATURALES (la de la madre), que ha querido y quiere venderse como negligencia sin serlo, se suma ahora esta auténtica desgracia: un ERROR HUMANO. No es por querer "disculpar" a la enfermera pero fue un error. Se han de depurar las responsabilidades que hagan falta, pero por favor que no se criminalice a esta enfermera. Que llevo todo el día escuchando estupideces por prensa, radio y TV de "periolistos".

    Y estoy totalmente de acuerdo con lo de los pecados y las piedras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar