jueves, 17 de septiembre de 2009

Decir que si, decir que no

El jefe que a todos dice que sí, acaba fracasando. Para ilustrarlo, nada mejor que recurrir a Dilbert:



- Necesito más recursos para mi proyecto.
- Te daré alguno del proyecto de Alice

- Entonces Alice no tendrá suficientes recursos.
- Yo solo puedo resolver un problema cada vez.

- ¿Resolviste tu problema?
- Voy a decir que si...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada