viernes, 16 de octubre de 2009

Cerrando puertas



Un hospital es un edificio con mil puertas al exterior, o quizás más. Puertas ocultas, entradas de mercancias, sotanos, puertas que nadie sabe que existen, etc. Y en ocasiones es necesario tenerlas controladas, saber cuantas hay y donde están. ¿Por qué?

Leemos en Health Leaders Media el caos que tuvieron en el Ronald Reagan UCLA Medical Center cuando ingresó en urgencias el 25 de junio un paciente (¿aún vivo?) llamado Michael Jackson. En ese momento, es cuando las puertas y los accesos son la única barrera para contener a los fans y a los periodistas.

Hay una premisa básica: nunca evitaremos fotos ni lograremos que las noticias no salgan a la luz. En una organización tan grande, con tanta gente (trabajadores, visitantes, pacientes) y con ramificaciones infinitas, es dificil impedir (un gran ejemplo acerca de los datos médicos de Britney Spears) que algo no salga al exterior. Por ello, debemos centrarnos en evitar que entre alguien desde el exterior. Además, ahora cualquier persona es periodista y difunde noticias, eso es inevitable.

Nosotros siempre imaginamos una situación similar cuando vemos edificios tan grandes como el Clínico de Madrid, el Gregorio Marañón, el Virgen de la Arrixaca o La Fe (por citar algunos). Aunque cualquier hospital pequeño puede ser igual de problemático para gestionar los accesos y guardar algún "secreto".


5 comentarios:

  1. Casa con mil puertas .... difícil de guardar. ¿Cómo las controlas? .... hay cámaras por todas partes, se puede, pero ..... hasta ahí "quiero contar".

    ResponderEliminar
  2. Es muy fácil que alguien se cuele en un hospital, al menos en el que yo trabajo, el servicio de urgencias es un paso continuo de gente entrando y saliendo, parece que sea una "jornada de puertas abiertas" continua. Y lo peor de todo es que cualquiera se puede poner una bata y acceder a una HC, cosa que me parece bastante grave, menos mal que en breve la HC del paciente estará totalmente informatizada.

    ResponderEliminar
  3. Es difícil controlar absolutamente todo, pero se puede conseguir mejorar muchísimo si el hospital tiene una política clara al respecto y exige su cumplimiento a todo el personal. Y cuando digo todo quiero decir todo. Cualquiera puede ponerse una bata y acceder a una HC si las batas con identificación del propietario y las HC están accesibles sin control. A veces puede ser algo tan sencillo como cerrar puertas y utilizar ventanillas, como se hace con la farmacia. O bien impedir que ciertas áreas (urgencias, laboratorios, etc.) sean zonas de paso.

    ResponderEliminar
  4. Una pregunta... ¿cuántas puertas son necesarias en un hospital?... porque a mi me salen pocas si lo pienso.

    ResponderEliminar
  5. Miguel Angel: hay gente que dice que en un hospital solo hacen falta 3 puertas: la general, la de urgencias y la de atrás.

    ResponderEliminar