lunes, 23 de noviembre de 2009

Transparencia


Lilly Faculty Registry es el registro público de pagos a profesionales con nombres, importes, conceptos (asesoramiento y formación fundamentalmente), etc. En Estados Unidos se está debatiendo en el Congreso la Physicians Payments Sunshine Act (transparencia y publicidad de las relaciones financieras entre laboratorios y profesionales), pero seguro que encuentran fórmulas alternativas de remuneración o "apoyo".


¿Llegaremos a este nivel de transparencia en las relaciones entre industria farmacéutica y profesionales sanitarios? ¿Hace falta que la Administración y las corporaciones profesionales apliquen los códigos éticos y las normas sobre relaciones con la industria de forma rígida? Los regalos, viajes, congresos, comidas de trabajo (por llamarlo de alguna forma), etc. son prácticas muy extendidas, casi permitidas, en algún caso incluso se mira hacia otro lado y al final se llega a extremos insospechados. Entonces, ¿quien pone el cascabel al gato? ¿o mejor lo dejamos como está?

5 comentarios:

  1. Si para hacer una guia farmacoterapéutica exigimos una declaración de conflicto de intereses de los que la hacen ¿por qué no colgar la declaración de conflicto de intereses de la puerta de la consulta y de internet de todo trabajador del sistema sanitario que influya directamente en el gasto, por ejemplo, de más de 20000€ anuales?
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las enfermeras debemos ser más conscientes de nuestra influencia indirecta en la prescripción y su repercusión en el sistema de salud.
    Tampoco se debe infravalorar el gasto influenciado por la industria que realizamos las enfermeras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Según se cuenta desde dentro la nueva estrategia para financiar es pagar por paciente incluido en un "ensayo clínico".

    Se le pagan 500 euros por paciente, lo que tiene que hacer el médico es rellenar un formulario con datos sobre cada paciente (anonimizado, claro)

    Pero da igual si el paciente existe o no... basta con rellenar el formulario.

    Luego en la contabilidad se mete como gastos de investigación (no como patrocinio ni pago por dar charlas, que está más controlado) y santaspascuas...

    ResponderEliminar
  4. Antonio: ojalá la gente hiciera eso. Un ejemplo de la falta de ganas de hacer cosas es que las normativas sobre visitas comerciales a médicos apenas se cumplen.

    Julio: yo alucino con las encuestas esas y lo que les pagan. De hecho, hace poco un especialista me comentaba que por una exposición de 20 minutos le pagaban 700 euros, además de los gastos de viaje. No está mal...

    ResponderEliminar
  5. No nos olvidemos del mundo del material sanitario: prótesis de trauma, placas, tornillos, material artroscopia, válvulas cardíacas, catéteres,y un muy largo etc. Sin consideran otros posibles tratos poco transparentes, las casas comerciales de estos materiales pagan muchos congresos, viajes, etc, únicamente a los responsables directos de su uso y/o indicación, pero que yo sepa todavía no hay un gerente que quiera saber, quién va a los sitios y quién lo paga. Aunque al final, quién lo paga es la sanidad pública por vía indirecta.

    ResponderEliminar