jueves, 3 de diciembre de 2009

Gripe, vacuna y epidemiologia emocional



Una curiosa evolución la de la vacuna de la gripe AH1N1, que ha pasado de ser la protagonista de la temporada primavera-verano a convertirse en el ogro de la temporada otoño-invierno. Reacciones en contra de mil tipos, debates científicos en cualquier lugar acerca del mercurio, de los adyuvantes y de los ensayos clínicos, monjas en la tele, libros, blogs, periodistas... Con tanta presión social, es lógico que el ciudadano de a pie se plantee que hacer ante el dilema de vacunarse o no.

Por ello, nos resulta curioso el artículo publicado hace unas semanas en New England Journal of Medicine bajo el título "La epidemiología emocional de la vacuna de la gripe H1N1" ("The emotional epidemiology of H1N1 Influenza Vaccination") en el que se cuenta como la opinión pública ha ido cambiando en relación a la famosa vacuna, pasando de ser una necesidad perentoria (en junio-julio) a una de las mayores amenazas para la humanidad. Una evolución emocional que es necesario estudiar para conocer como responderá la población a una pandemia, y es que "los temores son contagiosos, y no hemos sido suficientemente agresivos para enfrentarnos a ellos".

Pero para epidemiología, la relacionada con los medios de comunicación. Hoy analizamos la manía de dar datos tan tan exactos que hasta parecen falsos... Primero el titular que nos llamó la atención:



¿Es necesario el detalle exacto en una previsión informativa? Lo malo de titulares como este es que con una persona más que pase a formar parte de la población diana, se les puede romper el esquema, pobres... Seguro que en algún caso ponen cifras así para darle más credibilidad al dato, o tal vez es que los sistemas estadísticos en relación a temas de salud son muy precisos.

Con lo fácil que sería redondear tal y como hacen en Cantabria, y así nadie se pilla los dedos...

2 comentarios:

  1. Muy muy interesante el post de hoy y el artículo que comentas del New England Journal of Medicine...A mí todo esto de la gripe A me está recordando mucho a cierta gripe aviar que nos amenazaba desde Asia..

    ResponderEliminar
  2. A los del primer titular les falta poner el nombre y dos apellidos de cada uno de los 121.161 afectados :-)

    En fin, qué ganas tengo de que venga la primavera y con ella desaparezca todo este tema...

    ResponderEliminar