jueves, 14 de enero de 2010

Lean Calahorra Sigma



Hay múltiples herramientas de gestión de la calidad para lograr mejoras en procesos y en organizaciones. Ya no sólo hablamos de normas ISO o de modelos EFQM (tal vez lo más conocido), hay otras muchas con amplios desarrollos en el entorno sanitario como 6 Sigma o Lean.

Sobre Lean ya hablamos en una entrada de mayo de 2009 en saludconcosas. Se trata de un modelo que se centra en eliminar lo superfluo en cada proceso, llegando a la esencia del proceso, buscando exclusivamente lo que dicho proceso aporta al resultado final. Como ejemplo, citábamos propuestas para reducir listas de espera en radiología mediante el método Lean (ver este artículo).

Seis Sigma, por su parte, es una metodología de mejora de procesos, que se centra en la reducción de la variabilidad de los mismos, consiguiendo reducir o eliminar los defectos. Un ejemplo de su aplicación en gestión sanitaria aparece en el número de julio de 2009 de la revista Calidad (editada por la Asociación Española de Calidad), bajo el título "Reducir el absentismo. Cómo puede ayudar 6 Sigma", que escriben varios profesionales de la Fundación Hospital de Calahorra.

Lógicamente, una técnica basada en simplificar procesos y otra centrada en reducir sus defectos, pueden ir perfectamente de la mano. Y por eso, desde hace poco, se habla de Lean Sigma, un concepto evolucionado de Six sigma que se concentra en la mejora de procesos pero enfocándose en las soluciones prácticas rápidas de implementar que surgen de un análisis de procesos y actividades que agregan valor.

Vale, ¿y todo este rollo tan teórico que os hemos contado hoy sirve de algo? ¿Alguien lo ha intentado llevar a la práctica en el sector sanitario español? Para demostrar que tanta teoría es útil, la Fundación Hospital de Calahorra ha organizado la I Jornada LEAN el próximo 12 febrero 2010. En el programa, además de una visión de los modelos de calidad y su aplicación en la sanidad, hay un par de mesas de experiencias prácticas de éxito con Lean Sigma en hospitales. La inscripción es libre, así que si os pilla cerca, es una oportunidad única.

Además, es un honor para nosotros leer que en una de las mesas está Iñaki González, experto en temas de calidad, y compañero de penurias en el programa de intercambio para profesionales sanitarios HOPE. ¡Le pediremos las ponencias de las jornadas para subirlas al blog!

4 comentarios:

  1. Yo soy por naturaleza, reacio a confiar en estos sistemas de calidad. Sin embargo es cierto que de algún modo u otro todos aplicamos unos estándares en nuestra actividad diaria e intentamos ser organizados para cometer el mínimo número de errores y aprovechar al máximo nuestro potencial.

    Eso sí, a mi lo de la automatización de procesos me seguirá sonando a "atar en corto". Uno, que es así de cabezón.

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia en la aplicación de Sistemas como la ISO y EFQM es que son sistemas muy metódicos, hechos por y para ingeniería y procesos industriales, con lo cual son "mentes cuadriculadas en entornos estructurados", lejos de los "caóticos" entornos hospitalarios.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. A mi entender es importante ir asociando la búsqueda de la calidad en contraprestación a lo que Juana acertadamente denomina "caótico entorno hospitalario"
    Pero eso si, no como búsqueda de hacer las cosas siempre de la misma manera, sino de ir eliminando procesos basura, que no ofrecen nada al sistema.

    Lastima que Calahorra este tan lejos :)

    ResponderEliminar