lunes, 25 de enero de 2010

Una nueva identidad ética en los servicios sanitarios



El pasado viernes pudimos hablar de nuevas formas organizativas en la sanidad pública en la Escuela Nacional de Sanidad, en una interesante mesa redonda con los alumnos del Master en Administración Sanitaria. En el debate surgieron múltiples preguntas sobre organización, nuevos modelos o sobre la sostenibilidad del sistema, y fue una mañana muy agradable y en la que pudimos aprender todos.

Precisamente Luis Angel Oteo y José Ramón Repullo (moderadores de la mesa redonda y profesores del máster) publican en medicosypacientes.com la tribuna "Dilemas de organización de los Centros Sanitarios. La alternativa de la nueva gestión pública y el buen gobierno" que habla de ética y organización sanitaria en el contexto de nuestro sistema de salud. Os dejamos unas líneas de dicha tribuna:

"El sistema organizativo tradicional del sector sanitario público dificulta las iniciativas emprendedoras basadas en el principio de responsabilidad y autonomía profesional y tampoco facilita el alineamiento de los incentivos vinculados a dimensiones de calidad, coste y capacidad de respuesta"

"La nueva gestión pública implica una práctica inteligente que permita ir cambiando progresivamente los determinantes organizativos del comportamiento de los profesionales, para facilitar que la visión de servicio público prevalezca, y que la eficiencia social y la sostenibilidad de los sistemas públicos de salud asuman un papel importante en el ideario colectivo de nuestros médicos, junto con los modelos hipocráticos que en el pasado consolidaron la primera identidad ética de la profesión."

¿Todavía quedan profesionales que no tienen en cuenta el coste en sus decisiones en un contexto sanitario público? Por cierto, clara y directa esta historieta de Calvin y Hobbes sobre la ética...



2 comentarios:

  1. "¿Todavía quedan profesionales que no tienen en cuenta el coste en sus decisiones en un contexto sanitario público?"
    Pues es una buena pregunta que .... prefiero no responder.

    ResponderEliminar
  2. Cuando se habla de los profesionales que no tienen en cuenta el coste de sus decisiones, creo que se refiere más bien a los economistas y gestores que no se preocupan de poner en mano de los médicos los datos que podrían influir en su toma de decisiones. Porque creo que son los economistas los que diseñan los programas, los que aprueban los presupuestos, los que, en definitiva controlan y poseen los datos que podrían influir en hacer los procesos más eficientes y eficaces.
    ¿O es que tendrían los médicos que dejar de ver a pacientes para hacer cuentas de algo que no controlan, de lo que se les quita diariamente?.
    El médico no puede opinar de medicamentos caros o baratos, de prótesis caras o baratas, de tratamientos caros o baratos... Pero luego, parece que es él el que tiene la responsabilidad del derroche...
    Paradójico, al menos.
    ¿Para qué están entonces los economistas?¿Para echarle las culpas a los médicos cuando no le salen las cuentas?.

    ResponderEliminar