jueves, 25 de febrero de 2010

Datos y personas



La inexactitud en la toma de datos clínicos y los problemas a la hora de revisar las inconsistencias en las bases de datos de pacientes como apellidos comunes, número de identificación único, etc pueden provocar situaciones como la que leemos en este titular: "El no mantener exactos y puestos al día los datos identificativos de dos pacientes ha supuesto la comisión de una infracción por un hospital de la Comunidad de Madrid"

Según la resolución de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, "en el fichero de pacientes aparecían dos usuarias con idénticos nombres y apellidos. Uno de ellos correspondía a la esposa del denunciante, y el otro se correspondía con una mujer cuyo primer apellido era compuesto y se correspondía con el primer y segundo apellidos de la esposa del denunciante. Esta persona fue la que acudió al Hospital a causa de una agresión sufrida, aportando su tarjeta sanitaria, donde únicamente se recogía su primer apellido compuesto y no el segundo".

Sin embargo, debido a la coincidencia de nombre y apellido, el parte de lesiones emitido por el Hospital se atribuyó a la esposa del denunciante, y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el Hospital dio traslado de dicho parte a la Comisaría correspondiente, con el perjuicio que ello conllevó para la afectada. Esto fue lo que desencadenó la denuncia posterior.

El artículo 4 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal en su apartado 3 señala que "los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que correspondan con veracidad a la situación actual del afectado". Por ello, y dado que los datos no estaban actualizados y provocaron perjuicios para la afectada, la Agencia ha resuelto que se trata de una infracción grave.

Madrid es de las pocas comunidades con una agencia de protección de datos ágil y activa. ¿Es necesario incrementar la actividad de este tipo de agencias? ¿No hay muchos comportamientos del día a día en la práctica clínica que rozan la ilegalidad? Por si a alguien le interesa, la propia Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid ha editado un libro sobre protección de datos para servicios sanitarios públicos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar