lunes, 22 de marzo de 2010

Clubs de lectura



Los libros ayudan a entender mejor la vida, y también este mundo tan peculiar que nos toca vivir. En el mundo sanitario se fomenta la lectura, pero sobre todo la científica, centrada en buscar evidencias para mejorar tratamientos, nuevas lineas de investigación, etc. Incluso hay grupos de lectura crítica que analizan un determinado artículo científico buscando sus puntos fuertes y los débiles.

Sin embargo, los clubes de lectura también han llegado al mundo sanitario. En Estados Unidos, han surgido múltiples grupos de lectura centrados mejorar los servicios sanitarios enfocados a la humanización de la actividad. Grupos de profesionales que leen el mismo libro (pero nada de un libro especializado en temas médicos) y posteriormente lo comentan enfocando la lectura desde un punto de vista profesional, de esta forma además de poner en común diferentes perspectivas, se aprende mucho.

Títulos como La Muerte de Ivan Ilich (Tolstoi), Still Alice (de Lisa Genova) forman parte de las lecturas en diversos clubs de hospitales y universidades estadounidenses. ¿Algún ejemplo español?

5 comentarios:

  1. Me parece que aún nos falta mucho para llegar a eso...y es una pena. Me encantaría tenerun club de lectura. Hum, creo que voy a proponerlo en el hospital.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo amigas y amigos en clubs de lectura (no profesionales). Está muy bien aunque hay algunos problemas sobre todo a la hora de elegir un determinado libro. Está claro que no a todo el mundo le gusta la misma clase de literatura, por más que haya cierta afinidad. Yo prefiero hablar de libros con mis amigos, cuando coincidimos en el mismo, y tener más libertad para leer lo que quiero.

    ResponderEliminar
  3. Yo pertencezco al club de lectura de la localidad en la que vivo, pero no tiene que ver con el mundo profesional. Aunque recuerdo que hace unos años, tuvimos un Director de Procesos Soporte y recomendaba lecturas al personal a su cargo para posteriormente comentarlos en reuniones informales, aunque eso sí, en horario de trabajo. La gente estaba contenta... no sé si estamos hablando de lo mismo, amigo Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Bingo Iñaki! Libros que se puedan aplicar al trabajo, tanto si son generalistas como mas concretos de temas de gestión o de ética.

    Me acordé de ti cuando scribí la entrada, que a veces en tu blog hablas del club de lectura de tu pueblo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. yo tambien me he apuntado este año al club de lectura de mi localidad- tema novela negra- coincidimos mayoritariamente sanitarios y enseñantes. Es una experiencia muy interesante , incluso con un tema tan aparentemente ajeno a nuestro mundo profesional como los clásicos del crimen norteamericano de la primera mitad del pasado siglo. Quizas por la coincidencia del ciclo y el largo debate de la reforma sanitaria estadounidense no he encotrado el tema tan extraño y cada vez nos acercamos más a la sociedad americana y nos alejamos de la cetro-norte europea, en sueños hace años faro de nuestra trayectoria.
    Es una necesidad , no sólo para los que trabajamos con personas, tener contacto con actividades humanisticas , artisticas, leer novelas, teatro. Compartir emociones y sentimientos.
    Antoni Agustí.Olot

    ResponderEliminar