martes, 23 de marzo de 2010

Obama puede sonreír



Obama ya empieza a saborear el triunfo de su reforma sanitaria. Tras múltiples proyectos y borradores, mucha literatura sobre el tema, encuestas, declaraciones y noticias, el domingo finalmente se aprobó en el Congreso el texto de la reforma (podéis leer la noticia en estos enlaces). Ahora solo queda la aprobación por el Senado y que el tiempo acompañe para aprobar e implantar todas y cada una de las medidas.

En resumen, y centrándonos en los aspectos más importantes, la reforma implica:
- Se establece la obligación a todos los ciudadanos de contratar una póliza de seguro sanitario privado.
- El Estado subvencionará el seguro a las rentas más bajas (familias con ingresos anuales inferiores a 88.200 dólares o individuos con ingresos hasta 29.300 dólares anuales).
- Las aseguradoras no podrán "jugar" con los asegurados. No podrá rechazarse a un cliente por enfermedades previas o dejarlo sin cobertura si contrae una enfermedad de larga duración.
- Las empresas deben ofrecer un seguro médico a sus trabajadores. Las pequeñas empresas podrán recibir ayudas para financiar su coste.



Además de la web del NEJM sobre la reforma, la propia Casa Blanca tiene una web sobre la reforma sanitaria. Además hay entradas interesantes como esta del blog de Medex. Y si alguien se atreve a consultar el documento completo de la Reconciliation Act of 2010, sólo recomendamos paciencia ya que son 2310 páginas.

¿Y por qué ha costado tanto sacar esta reforma adelante? Hay mil obstáculos, pero los tres más poderosos son:
- Dinero. La sanidad en EEUU mueve muchísimo dinero, y que el Estado intervenga puede significar que en algún caso se reduzcan los beneficios. Y eso, a algunos sectores (aseguradoras, colectivos profesionales), nos les gusta nada.
- Comodidad. Es muy fácil apoyar una medida que te va a favorecer directamente, pero apoyar otra que mejorará la calidad de vida de los demás es otro cantar. Y claro, como en EEUU hay mucha gente que cuenta seguro médico, lo complicado ha sido convencerles que esta medida hará que gane la sociedad en su conjunto.
- El miedo. Todavía quedan políticos y charlatanes que venden la reforma sanitaria como el principio del fin de la sociedad actual (el retorno del comunismo, crisis infinita, blablablabla).

Eso sí, ya hay medidas en marcha para impedir que acabe implantándose esta reforma. Era de esperar...

Foto de pink~putz


3 comentarios:

  1. y además servirá para mejorar el poder adquisitivo de americanos de clase media , con lo cúal mejorará la economia de la mayoría, disminuyendo los exorbitantes ingresos de unos cuantos. probablemente con el tiempo muchos de los que ahora se oponen se den cuenta de la manipulación a la que han estado sometidos durante tanto tiempo. No es por ideales solamente que se es capaz de romper la convivencia y se llega a denigrar al adversario político.
    Sobre las medidad que "mencionas", la revolución de los estados , tambien sabemos algo en España. ¿ no recuerda la revuelta fiscal madrileña, el boicot a la educación para la ciudadanía valencianos...?
    !Qué pequeño es el mundo, Miguel Angel!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado este resumen, clarito y sereno. Bien, muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno tu blog. Me ha encantado. Te invito a pasarte por http://psicologia-solidaria.blogspot.com/

    Un saludo.

    ResponderEliminar