jueves, 22 de abril de 2010

Atención primaria: caminando en círculos



Leímos la noticia en marzo y guardamos el enlace en nuestros favoritos para hacer algún comentario en voz alta. Estos días, con las reflexiones que encontramos acerca de la elección de Medicina de Familia en el MIR, es el momento. Se trata del borrador de reforma de la atención primaria en Aragón, con una base realmente poco innovadora y además bastante anclada en el pasado como ahora veremos.

No hay texto definitivo del borrador y solo conocemos lo que dicen los periódicos, pero vamos a copiar algunas lineas:
- La nueva ordenación gira en el equipo de Atención Primaria como eje donde pivota toda la organización.
- Cada uno de ellos tendrá asignadas entre 10.000 y 15.000 personas. Salvo situaciones excepcionales, el número de personas asignadas no podrá ser superior a 20.000.
- Estos equipos se regirán por los acuerdos de gestión clínica, que tendrá una vigencia de uno a cuatro años.
- (Se) reducirá a 1.500 los usuarios asignados por cada médico de familia, mil menos que lo previsto por la legislación actual
- La organización interna del equipo será realizada por el director de equipo de Atención Primaria, una figura que sustituye al actual coordinador.
- Otra de las novedades pasa por adjudicarles más funciones a los enfermeros. Así, se les encarga la asistencia a pacientes de baja complejidad o a crónicos.

Hay algunas novedades interesantes (acuerdos de gestión, papel de enfermería, mejora de la autonomía) pero casi todo lo demás es reescribir las ideas de siempre. Además sinceramente recuerda mucho al espíritu del famoso Real Decreto 137/1984 de Estructuras Básicas de Salud, que fue el que puso en marcha la atención primaria en España. Si 26 años después no cambiamos de espíritu, y además repetimos las viejas estructuras, poca reforma vemos en Aragón...

Un ejemplo diferente, ha sido el de Galicia, que presentó en 2009 una propuesta de cambio algo más arriesgada que de momento sigue esperando su turno. También los catalanes lo han intentado con algunos problemas. ¿Realmente todos los profesionales quieren que cambien las cosas?


6 comentarios:

  1. No, todos los profesionales no quieren cambiar.
    Hay profesionales que viven como "dios" a costa de otros que están más abajo .... como en "demasiados" sitios y ahora, decirme que no tengo razón.

    En la Administración hay unos que tienen de "oficio" una cosa llamada "antiguos"

    ResponderEliminar
  2. Pues NO, hay Miguel Ángel Mañez el NO Maño... que vergüenza me da que te acuerdes de Mañolandia para sacar los trapos sucios.

    Y es que es verdad, Oregoneses del Mundo, que somos unos calzonazos y así nos luce... otra oportunidad a tomar por donde la espalda pierde su nombre.

    ResponderEliminar
  3. Pues cierto que lo de Aragón es poco innovador. Mucha letra bonita sobre el papel, pero siempre se adolece de lo mismo: ¿hay recursos humanos y económicos para llevarlo a cabo? Yo tengo unos 2.000 pacientes en mi cupo. Mi centro de salud tiene más de 33.000 pacientes asignados, y esto no va a cambiar en Castilla-La Mancha. Ni hay dinero, ni hay profesionales. Seguiremos soportando una tremenda presión asistencial que perjudica a usuarios y a los propios profesionales. Y una Atención Primaria desbordada acaba afectando a la atención hospitalaria, encareciendo costes. Coincido en una cosa además: muchos profesionales no tienen interés en cambiar las cosas: bien por desidia, bien por estar acostumbrados a trabajar de una forma, y temen tener que cambiar su forma de trabajar.

    ResponderEliminar
  4. Ya lo decía Einstein:

    Insanity: doing the same thing over and over again and expecting different results.”

    ResponderEliminar
  5. Los acuerdos de gestión y el "nuevo" papel de la enfermería en AP son viejos conocidos. ¿por que dices que te parecen novedosos?

    ResponderEliminar
  6. Lo de novedoso me refiero a nivel local, es decir, en Aragón no era habitual. Solo por eso...

    Pero la verdad es que en relacion a la AP a nivel estatal, todo suena a lo de siempre.

    ResponderEliminar