viernes, 16 de abril de 2010

El día de las decisiones



En España llevamos años promoviendo documentos que recogen la voluntad de una persona, y que llamamos voluntades anticipadas, instrucciones previas o testamento vital. Tras su creación en 2002, poco a poco se han implantado y actualmente en todo el territorio se ofrece a los ciudadanos esta posibilidad.

La Ley 41/2002 (su título completo es: ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica) recoge este derecho de la persona en su artículo 11 y establece lo siguiente: "Por el documento de instrucciones previas, una persona mayor de edad, capaz y libre, manifiesta anticipadamente su voluntad, con objeto de que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de los órganos del mismo".

Todos los servicios de salud tiene su propio documento y un registro de voluntades, como puede verse en estos ejemplos: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla la Mancha, Euskadi, Murcia, Galicia... Y sí, afortunadamente, existe un registro nacional de instrucciones previas (creado por Real Decreto 124/2007) que permite la constatación de la existencia de la instrucción en cualquier registro autonómico.

¿Y por qué esta referencia a las voluntades anticipadas? Como es lógico, este tipo de iniciativas no se realiza únicamente en España y es algo muy extendido. Hoy 16 de abril se celebra en Estados Unidos el National Healthcare Decisions Day para promover que todos los ciudadanos estén informados de la posibilidad de dejar por escrito sus instrucciones de cara a la atención sanitaria que reciban en el momento en que no puedan decidir por si mismos.




Por cierto, interesante el tratamiento de la noticia en el New York Times en este artículo. Desde una historia personal de la periodista hasta estudios y declaraciones acerca de la importancia de las voluntades anticipadas.

Los que nos conocen bien, saben que esta es una de nuestras canciones favoritas, la que resume casi una filosofía de vida. Please, please, please, let me get what I want...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada