jueves, 8 de abril de 2010

Reflexiones sobre la comodidad



Hace más de un año, escribíamos en este mismo blog esta frase: "Me da miedo pensar que al final el principal motor del cambio en la sanidad pública sea la inercia".

Hoy le robamos a Rafa Cofiño una imagen de su blog Salud Comunitaria que nos recuerda a aquellas líneas. Las grandes ideas y los propósitos de cambio se esconden muchas veces detrás de la apatía, en la comodidad del sueldo fijo a final de mes, en el poder del camino en línea recta para evitar los obstáculos, en la dictadura de las grandes corporaciones y organizaciones que juegan al ajedrez con piezas de verdad, en las apariencias de los que disparan palabras y después rezan para que todo siga igual, en los que sueñan despiertos pero creen que no tienen poder para mover la más mínima ley.

La comunicación es uno de los elementos básicos en la difusión de ideas, sirve para contrastar opiniones, discutir puntos de vista y llegar a soluciones arriesgadas pero capaces de remover cimientos. Hace años, las ciclostil y sus copias masivas acababan facilmente en las papeleras, pero hoy con internet todo es más fácil.

Con las redes sociales y los blogs cualquiera puede gritar al aire y que le escuchen miles de personas; ahora es más sencillo llegar a los influyentes y a los grandes medios, existen herramientas mucho más efectivas para aunar voces y además es posible crear con pocos euros grupos de difusión de ideas que llegan a todas partes.

Tuvimos nuestro minuto de gloria con la gripe, pero no hemos vuelto a ver semejante consenso en otras iniciativas. O es que no hay iniciativas nuevas, o el acuerdo es mucho más difícil... O tal vez nos gusta tirar la piedra y esconder la mano.

Una simple reflexión en voz alta sobre la necesidad de seguir adelante. Y el miedo guardado en una cajita, para tenerlo en cuenta sin que nos condicione en ningún caso.

2 comentarios:

  1. Pues me parece muy importante y totalmente necesaria esta entrada. Si uno no se arriesga no consigue cambiar lo que no le gusta, pero es igualmente necesario que los que arriesgan, ya que han dado ese paso tan importante, sean consecuentes con esa decisión y lleguen hasta el final. Las iniciativas hay que llevarlas adelante perdiendo miedos y asumiendo todas las consecuencias.

    Muy buena entrada.

    pd temazo ;-)

    ResponderEliminar
  2. El mero hecho de que haya gente como tú reflexionando sobre la apatía, poniéndola sobre el tapete... indica que se está llegando a un punto de inflexión en que suficientes personas pensarán que las cosas pueden cambiar. Y entonces cambiarán de verdad.

    ResponderEliminar