sábado, 1 de mayo de 2010

El día de la verdad



El aragonés Baltasar Gracián hablaba de la información y de los sentimientos en 1647 en su obra "Oráculo manual y arte de prudencia". Todo se filtra, todo se tiñe con una forma u otra de ver y entender la realidad. Sus palabras textuales, en su aforismo número 80, son las siguientes:

Atención al informarse.
Vívese lo más de información. Es lo menos lo que vemos; vivimos de fe agena. Es el oído la puerta segunda de la verdad y principal de la mentira. La verdad ordinariamente se ve, extravagantemente se oye; raras vezes llega en su elemento puro, y menos quando viene de lejos; siempre trae algo de mixta, de los afectos por donde passa; tiñe de sus colores la passión quanto toca, ya odiosa, ya favorable. Tira siempre a impressionar: gran cuenta con quien alaba, mayor con quien vitupera. Es menester toda la atención en este punto para descubrir la intención en el que tercia, conociendo de antemano de qué pie se movió. Sea la reflexa contraste de lo falto y de lo falso.

Desconfía, todo tiene su parte de verdad, y su parte de mentira. Aunque hay mentiras tan maravillosas que deberían ser verdades indudables. Feliz sábado a todos

2 comentarios:

  1. Tu blog de hoy precioso, pero me deja una pequeña inquietud: salvo el Quijote que releeo con relativa frecuencia, he dejado de leer a muchos otros autores libros clásicos españoles. Me hace reflexionar tu entrada curiosamente en ello.

    ResponderEliminar
  2. Tan actual Gracián y tan poco leído... tengo un compañero de trabajo que solo lee libros de autores muertos, igual me debo aplicar el mismo principio.

    ResponderEliminar