miércoles, 19 de mayo de 2010

Las noticias que nadie cuenta



Cada mañana intentamos leer (con mayor o menos profundidad) varias publicaciones digitales relacionadas con la sanidad, además de boletines oficiales y algún medio generalista. Nos gusta estar informados y saber qué se cuece a nuestro alrededor. Además, cada día aparecen medios nuevos, el último es la reciente Publicación Médica de Parlamentarios de Sanidad (que se une a Diario Médico, Gaceta Médica, Acta Sanitaria, Médicos y Pacientes, Redacción Médica, Sanifax, Publicación Médica de Directivos de Sanidad, etc).

Los leemos, analizamos qué cuentan, buscamos pistas y claves para entender este sector, y con ciertas noticias pensamos: si lo que cuentan es un reflejo de la realidad, así nos va. ¿Por qué esta reflexión?

Unas cuantas pistas podrían ser:
- La información de las empresas sobre nuevos productos a veces desprende cierto tufillo publicitario. Y más si lo asociamos con los eventos que organizan (un gran ejemplo lo tenéis aquí).
- Los artículos científicos en ocasiones se sacan de contexto. Si hasta el NHS analiza los titulares de algunos medios en su apasionante Behind the Headlines para que el ciudadano no esté confundido.
- Se toman las declaraciones o manifiestos de los colectivos profesionales como si fueran dogmas de fe. Un ejemplo: ¿que opinión utilizo en un reportaje para expresar el sentir del médico de familia? ¿Semfyc, SEMG, Semergen? O, incluso, ¿por qué no se consultan blogs o redes de profesionales no asociadas a ningún colectivo? ¿De quien me fío más: de toda la Semfyc o de un blog de un médico de primaria? Y así con otras especialidades o sectores.
- La administración sanitaria endulza sus logros en sus notas de prensa. Bueno, como todos.

Posicionarse al margen de organizaciones y laboratorios, los principales generadores de información sanitaria (bueno, de información y de desinformación), ¿sería positivo para un medio? ¿y viable? Incluso alguien podría plantearse crear un medio como Periodismo Humano en el sector sanitario, que intentara "recuperar la función social del periodismo y el concepto de servicio público al ciudadano y no al servicio de intereses económicos y políticos particulares. La información no es una simple mercancía o negocio, sino un bien público y un derecho". Un medio que contara las noticias que nadie cuenta...

Desde luego, para estar al día y aprender, lo mejor es la mezcla, en su justa medida, entre medios y blogs. Además, incluso hay interesantes híbridos (con cariño, claro) de periodistas de medios sanitarios que tienen blogs, como Alain o Elena, por ejemplo.

Nota final: nosotros también nos preguntamos si una publicación dirigida específicamente a parlamentarios era necesaria. Pero lógicamente, la web es libre y cada uno que escriba lo que quiera.


5 comentarios:

  1. Es imposible ser objetivo, no podemos serlo, no está en nuestra naturaleza, vemos lo que "podemos" ver porque ¿qué es la realidad? pues .... depende.
    No hay más remedio que leer a mucha gente y sacar coclusiones y, aún así, solo interpretamos lo que leemos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Juana. La bandera de la objetividad ha hecho mucho daño al Periodismo durante los últimos años. Bajo ella, se ha defendido la información como si fuera un dogma de fe. Es imposible la objetividad porque la información la trabajamos personas! Pura contradicción!

    Personas, instituciones y empresas luchamos cada día para hacer llegar nuestras informaciones a la opinión pública. Hace años las reglas del juego estaban más marcadas pero hoy día estamos viviendo un momento en que la información fluye libre por la red y cualquier persona con capacidad de conectar (y otras características muchas veces aún desconocidas) puede hacer oír su voz.

    Cuando hablas de que se creara un medio que hablara de las noticias que nadie cuenta, creo que en gran medida eso ya lo están haciendo los blogs, aunque quizá sería interesante organizarlo todo un poco para así llegar a más personas y no sólo a las que ya han adoptado la web 2.0 en su trabajo del día a día.

    ResponderEliminar
  3. No es posible la objetividad, pero sí la honestidad intelectual y el compromiso con la verdad. Decir que en la manifestación había "cien según la policía, un millón según los convocantes" es lavarse las manos y no hacer tu trabajo. Dar una buena estimación y justificar el método para darla es hacer periodismo.

    En cuanto al medio sobre parlamentarios, creo que en el propio título indica cuáles serán sus únicos lectores.

    ResponderEliminar
  4. Voy a aportar mi opinión como MF y miembro de SEMFYC (Castilla-La Mancha). Sólo he ido a 1 congreso en mi vida, y fue en Albacete, donde trabajo, siendo por entonces residente, porque llevaba 1 ponencia. Me pagué mi inscripción (luego me enteré que los ponentes no teníamos que pagar). Años más tarde la SCAMFYC (soc de SEMFYC en CLM) hizo un documento de su relación con la industria farmacéutica, buenas prácticas al prescribir etc etc... Al mes siguiente, mi misma sociedad estaba buscando patrocinadores para la organización del congreso anual. ¿Paradójico, no? Bueno, sigo siendo de SEMFYC-SCAMFYC porque todos mis amigos de la época lo son, y porque me envían su revista y alguna vez colaboro con ellos, pero poco más. Hoy en día no hace falta estar en los congresos salvo para 1 cosa que reconozco sí están bien y no se pueden hacer 'online': algunos talleres prácticos (infiltraciones, RCP... cosas que hay que hacerlas y aprenderlas físicamente, en el mundo 1.0, pero esos cursos a veces también los organizan las Admin. aunque menos de lo que deberían).

    ResponderEliminar
  5. La libertad de difusión y el periodismo ciudadano esta consiguiendo que actualmente se redefina incluso el concepto de noticia y el de información. Todo fluye y a veces ya no sabes ni que es una cosa u otra...

    Y la objetividad... creo Montse y Juana dan en el clavo. Al menos objetividad como etica, como transparencia, como no dejarte cosas en el tintero.

    Gracias por vuestros comentarios a todos

    ResponderEliminar