lunes, 31 de mayo de 2010

Necesita mejorar



El Barómetro Sanitario 2009 ya está en la calle, concretamente en la web del Ministerio de Sanidad. Entre todo lo que incluye, hoy nos quedamos con una pregunta general acerca del funcionamiento del sistema sanitario, y resulta que para un 73,3% de los encuestados el sistema necesita cambios del algún tipo. Y si el propio ciudadano cree que hacen falta cambios, la cosa se pone seria.

Llevamos un tiempo intentando hablar de la necesidad de cambio de una u otra forma: en el blog, a través de tribunas en Diario Médico, pensando y reflexionando en diferentes foros como Linkedin (en el grupo Gestión Sanitaria) o en movimientos como Gripe y Calma, lanzando ideas como un Face to Face a la española basado en el original del British Medical Journal para comparar puntos de vista sobre temas concretos, etc.

Todo necesita tiempo y apoyo. Seguramente la mayoría de las organizaciones, sindicatos y colegios se quedarán quietos por ahora, ya que juegan un papel importante en los engranajes de las inercias del actual sistema. Por eso creemos que es la hora de los que hablan sin miedo o al menos sin tener que rendir cuentas a nadie: los blogs.

En unos días se celebra el Congreso de la Blogosfera Sanitaria y seguro que muchos de estos temas serán objeto de debate. Nos vemos el día 14 de junio... El hecho de que el ciudadano piense así creemos que es muy significativo, y tal vez sea el momento de seguir adelante proponiendo mejoras, lanzando ideas y reflexionando sobre el futuro.

Es curioso, que incluso viendo las opiniones de la sociedad en el citado Barómetro Sanitario, nadie haga, diga o proponga nada. Entre la crisis, el recorte de gasto público y de inversión y los que creen que cualquier cambio o reforma cuesta mucho dinero, todo sigue aparentemente igual. Es fundamental empezar lanzando ideas constructivas y no criticando sin piedad la situación actual, de hecho muchos prefieren quedarse callados porque cambiar implica perder los privilegios que tienen.

Y para celebrar que es lunes, un poco de música...

8 comentarios:

  1. Perder los privilegios, perder el poder, racionalizar la atención .... ¿estamos dispuestos? porque claro ¿os consideráis unos privilegiados? .... ¿os atrevéis a contestar a esta pregunta?
    Es que depende, de según como lo mires todo depende ....

    ResponderEliminar
  2. ¿La percepción de la población debería servir para evaluar la calidad de la atención?

    Ésta es una pregunta antigua y que, en función de la opinión de cada uno, se responde de una manera.

    Yo diría que sí y que no. Que sí porque el paciente y sus familiares son el centro del sistema médico. Pero también creo que no porque son incapaces de realizar una valoración objetiva.

    Leí en el Blog "La Tertulia" hace unos minutos algo sobre la gente que acude a Urgencias por "tonterías". Por ejemplo, por una coriza. Imagina que a estos pacientes se les deja de atender. ¿Cómo puntuarían la atención sanitaria recibida?

    Nos vemos en el 1CBS.

    ResponderEliminar
  3. Un tema es la valoración de la calidad de la asistencia, con la clásica duda derivada de que el paciente se fija más en aspectos hosteleros (comodidad, rapidez, limpieza) y no se entera mucho de la calidad intrinseca del tratamiento.

    Pero mi intención es ir más allá... Realmente sabemos que quiere el paciente, y lo que espera? Estaría dispuesto a renunciar a algo?

    Los privilegios son dificiles de remover, pero nadie quiere perderlos. A veces hay que ser además de legales, justos, y eso es complejisimo.

    Nos vemos en el congreso!

    ResponderEliminar
  4. La única vez que he estado ingresada en un hospital fue justamente en el mio, cuando nació mi hija, mi percepción (sujetiva, por supuesto) es que me daba igual si hacia calor (nació en verano) me daba igual que no limpiaran la habitación todos los días (ni lo recuerdo) lo que si recuerdo con precisión es que jamás pensé que envidiaría a los depósitos de oxígeno, "mi" gente los trata con más cariño y cuidado del que mi hija y yo fuimos tratadas.

    Aquello fue "dantesco", es la única definición que se me ocurre.
    Decian que un bebé recien nacido tenía que tomar el biberón cada 3 horas y si tenía hambre antes, pues que se aguantase .... sin cometarios.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes que yo soy bastante extraño, que tengo mi cutre-blog, y que siempre veo las cosas de forma muy quijotesca: todo ese trabajo del barómetro sanitario, es como si fuera un termómetro de esos de van a prohibir con mercurio. Tenemos fiebre, ¿qué hacemos? ¿Le damos un 'termalgín' al enfermo, vamos al médico o le hacemos que venga a visita a domicilio?

    ResponderEliminar
  6. Por cambiar de tercio, y tocar los cojones que gusta, ¿por qué no aprovechar -por parte del Gobierno- y mover TODO LO QUE TIENE QUE MOVER Y TODOS SABEMOS... perderá las elecciones, eso no lo discute ni dios, pero pasará a la historia por su Ética y Honor... que pensó antes en el País que en su futuro...

    A quien guste de las novelas de ciencia ficción recomiendo Arthur C. Clark, D los Clark de Toda la Vida.

    ResponderEliminar
  7. La opinión del paciente deberiera tener su peso. Lo difícil de responder cuánto... pero lo mismo si pensamos en el peso de la opinión de políticos, de gestores, de profesionales sanitarios...
    Respecto a los pacientes no sé si siempre nos quedará un punto de insatisfacción porque podemos tender a confundir calidad con cantidad...
    Interesante post.

    ResponderEliminar
  8. Maño, nadie quiere pasar a la historia, todos quieren vivir bien y el futuro que se joda...

    ResponderEliminar