lunes, 7 de junio de 2010

Buscando información sobre salud: confianza e influencia



Hace unos años se emitía un programa en la tele, uno de esos reality, llamado Confianza Ciega. El programa era muy malo, pero reflejaba bastante bien la situación actual en el mundo de la salud: un camino previamente diseñado (y que consideramos a priori el mejor), y mil influencias que pueden hacer que cambiemos nuestras decisiones o nuestra forma de pensar y actuar.

La aparición de redes sociales, webs de información sanitaria, organismos que difunden información, medios de comunicación que disparan titulares llamativos, etc. ha creado un sistema paralelo a la clásica relación médico-paciente. Ahora el paciente puede seleccionar información, juzgarla con sus conocimientos y finalmente hacer al profesional sanitario responsable de su decisión, o al menos participe de su forma de actuar.

Para saber por donde van los tiros, Capstrat ha elaborado una encuesta en Estados Unidos en abril de 2010 en la que pregunta por la forma en que el ciudadano recibe información sobre su salud y la confianza que le merece cada fuente. Los resultados fueron bastante llamativos:
- Médicos: un 74% de los encuestados confía en ellos.
- Grupos de apoyo (como lobbys): 71%
- Farmacéuticos: 70%
- Enfermería: 65%
- Google: 59%
- Foro y redes sociales: 37%
- Amigos y familia: 36%
- Web de las aseguradoras de salud: 23%

Sin embargo, al preguntar por la influencia real que tienen las diferentes fuentes en el ciudadano, las cosas cambian un poco:
- Médicos: 44%
- Google: 22%
- Grupos de apoyo: 9%
- Enfermería: 8%
- Foros y redes sociales: 4%
- Amigos y familia: 2%
- Farmacéuticos: 2%
- Web de las aseguradoras: 1%

Teniendo en cuenta que son datos reales de abril de 2010, da mucho que pensar. Por cierto, aquí tenéis la encuesta completa. De momento, Google es el gran sustituto de los médicos, y no hay mucho más en internet. ¿Cual será la tendencia? ¿Confiaremos en las redes sociales de salud algún día?


8 comentarios:

  1. Pena que mis pacientes no sean aun muy 2.0. Igual esta tarde en vez de 35-40 pacientes, sólo veo a la mitad. Pondré un cartel en la puerta: para sus dudas, pregunten a Dr. Google

    ResponderEliminar
  2. Creo que el personal hace todo, consulta a Google, va al médico, pregunta a sus amigos, al farmaceútico, al de la esquina ....
    Decía el Dr.Mayol en una de sus conferencias "antes se oscultaba al paciente, cuando teniamos rayos, los añadimos, luego añadimos la resonancia, luego el Tac, luego ...." pues los pacientes, más o menos lo mismo .... que no se yo que será mejor ....

    ResponderEliminar
  3. La confianza y la influencia se ganan... Si el sistema sanitario quiere seguir teniendo un protagonismo absoluto, creo que está en buena posición de conseguirlo. Pero muchas veces se esfuerza activamente para que los pacientes se sientan maltratados y acaben buscando en otras fuentes.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con Juana, el personal hace todo y consulta en todos los sitios donde puede y cada vez hay más sitios donde consultar...

    ResponderEliminar
  5. Esa es una encuesta realizada en Estados Unidos, los datos que se presentan son globales, si se desglosan por edad, sexo, raza, condición económica cambian substancialmente. Y que decir de la situación en países de habla hispana, no creo que tendríamos los mismos resultados, pero si marca una tendencia, lo que nos vendrá en el futuro.

    ResponderEliminar
  6. Creo que Google y otras TICs no son solamente "una herramienta más"; nunca antes las personas usuarias de servicios de salud habían tenido a su disposición tanta información de salud, y tanto control sobre su acceso a ella. Efectivamente, una minoría es capaz de entenderla, utilizarla y establecer una relación más horizontal con su médico en el cuidado de sus problemas de salud.

    Desafortunadamente, es la misma minoría que ya antes tenía el mejor acceso a la salud - ojalá los beneficios de Google pudieran permear a mucha más gente, en vez de seguir aumentando las ya vergonzoas inequidades en la satisfacción de un derecho básico como la salud.

    Saludos, y como siempre felicitaciones por tu excelente blog.

    ResponderEliminar
  7. Otro problema relacionado con al confianza es que los usuarios de Internet no encuentran recursos en los que poder confiar, ya que en su mayoría son de calidad baja, aunque van mejorando poco a poco. Quizás los sellos tipo HON se irán estableciendo como garantía de rigor en el contenido de los recursos.

    ResponderEliminar
  8. Y si tu médico tuviera una web o un blog? Confiarias?

    ResponderEliminar