martes, 27 de julio de 2010

En portada



Presión, siempre bajo presión. La entrada de hoy es un caso real que ocurre de vez en cuando.

Centro sanitario. Una mañana cualquiera. Un trabajador o un paciente detecta algún problema en las instalaciones (una gotera por ejemplo). Avisa a la unidad correspondiente para que lo arreglen, comprueben, miren, limpien, etc. Hasta aquí todo bien, pero algunas veces la historia no para... A los 5 minutos, llama a la redacción del periódico más importante de la zona para quejarse amargamente. El periódico envía un fotógrafo y un redactor.

Resultado final: una gotera (por ejemplo) como portada del periódico del día siguiente con el típico texto sobre el mal estado del centro, etc.

¿Por qué hay personas que creen que avisando a la prensa se van a solucionar antes los problemas? En casa aguantan una semana con el baño roto y en la calle no esperan más de media hora para montar el numerito... Aunque en la sanidad pública arrastramos una imagen de lentitud e ineficiencia en el mantenimiento de infraestructuras que lógicamente puede provocar ataques de impaciencia al ciudadano o profesional. Todo cambiará mañana, seguro.


3 comentarios:

  1. Eso es el pan nuestro de cada día. Ahora eso sí, a veces es cierto que con algunas cosas (médicamente hablando) hay que correr... 'y no se corre' y cuando se llega a la meta, es tarde. En fin: la sanidad, ¡qué mundillo!

    ResponderEliminar
  2. No sé qué relación tenéis con la prensa y si tenéis un responsable para ello. Normalmente, si hay una relación fluida y con un buen nivel de confianza es más difícil que pasen estas cosas. Adicionalmente tenéis la vía de las 'cartas al director' para replicar y poner los puntos sobre las íes.

    ResponderEliminar
  3. Imagino que el que llamo a la prensa no era la primera "gotera" que sufría en el centro. Pero nadie habla sobre el "historial" de goteras que al final colman el vaso.

    Por otra parte me gusta el desparpajo de los comentarios del blog. Se reconoce abiertamente que conviene tener "contactos" con la prensa para que no pasen esas cosas. Desde los tiempos del NODO no se recomendaba abiertamente la censura informativa para resolver ciertos conflictos.

    Estos malditos periodistas, sindicalistas y conspiradores judeomasónicos... siempre tocando los cojones y estropeando la buena imagen que tantos sueldos de community mánager cuesta construir!!!! ;-)

    ResponderEliminar