miércoles, 28 de julio de 2010

Las reformas y la clausula "ceteris paribus"



En economía, muchas teorías se estudian aislando la variable objeto de estudio respecto de su entorno, algo que se llama cláusula ceteris paribus. Es decir, ante un problema concreto modifico la variable X pero el resto se queda igual, así si hay cambios en el resultado final sabremos que dependen de dicha variable y en que proporción.

Cuando leemos artículos, opiniones, informes y posts acerca de cambios, reformas y propuestas en el ámbito de la sanidad, observamos que en ocasiones las opiniones se basan en dicha condición pero exactamente al revés. ¿Por qué? La mayoría basan sus propuestas en que cambien los demás pero dejando su ámbito de influencia o de poder exactamente como estaba. Una especie de ceteris paribus pero egoísta: "todos lo hacéis mal, menos nosotros; así que ya podéis empezar a cambiar".

A ver si al final ocurre lo que comentábamos en febrero (a raíz de una interesante reflexión que leíamos en el blog Salud y Gestión): "La persona que te pide solucionar el problema es en muchas ocasiones (no siempre) la parte que más contribuye a la aparición del problema". ¿Se han preguntado los que piden que rueden cabezas si ellos o el sector al que representan son el origen del problema?

Seguimos opinando igual que siempre: si preguntamos al gremio de torneros fresadores por la crisis económica, dirán que hacen falta más torneros. ¿Ejemplos en sanidad? Hay demasiados y además muchos están muy cerca.

Nota: por supuesto que hace falta modificar, cambiar y replantear el papel de los gestores, directivos, gerentes o como se llamen. Aquí lo de tirar la piedra y esconder la mano no nos gusta nada...

5 comentarios:

  1. Hay que cambiar cosas... no se qué, pero hay que cambiar cosas. Estamos en el 2010, con leyes de los años 80 (ley general de sanidad, etc...)

    ResponderEliminar
  2. Nunca se me había ocurrido mirarlo asi...

    Algo así como la cláusual "paribus ceteris"...

    Creo que como todo en esta vida, lo dificíl es saber qué es lo que hay que cambiar y lo que hay que mantener. Todavía tengo dudas en muchos áreas... Signo de que no hemos estudiado suficiente. O como se dice en consultoria: "¿ya sabemos todo lo que se puede saber sobre este tema?"....

    ResponderEliminar
  3. Los refranes, con toda su fragilidad argumental, nos dan alguna pista. Más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio :)

    ResponderEliminar
  4. Siempre me he considerado un médico descalzo. Y como ellos camino lentamente dedicándome a mis pacientes.

    Creo firmemente en la fuerza de lo pequeño, de la labor bien hecha, de la constancia. He tenido buenos maestros.

    Las cosas se cambian desde abajo, desde lo cotidiano, desde el presente. Pese a los tropiezos, entiendo que es así como un médico debe caminar.

    ResponderEliminar
  5. Creo lo mismo que Salvador, las cosas se cambian desde abajo, desde arriba es mucho más difícil, aunque conviene contar con algún colaborador de "las altas esferas" ¿se puede transformar? por supuesto, es una labor de hormiguita, de agua .... hay que ser persistente, constante, incansable .... pero se puede.

    ResponderEliminar