sábado, 17 de julio de 2010

Todo lo que empieza...



Una de las cosas más dificiles de aprender es que todo lo que empieza, suele acabar... De hecho, ese proceso de aprendizaje puede durar media vida, o incluso más.

Anoche estuvimos viendo en directo, en Torrent (Valencia), a The Sunday Drivers, una banda de Toledo que tras varios discos y muchos kilómetros en la carretera, se hizo casi imprescindible en festivales y en muchos ipods (o lo que utilicéis para escuchar música). Un sonido limpio, buenos músicos, grandes canciones, mucha fuerza en el escenario y conciertos de los que invitan a salir sonriendo. Esos son The Sunday Drivers...

Pero todo se acaba. Hoy sábado es su último concierto en el FIB, y después ni más discos ni más conciertos, como dicen en su blog. De su despedida, nos quedamos con esta parte, que dice mucho y que bien se puede aplicar a otros ámbitos:

"Sólo diré que hacer música, para muchos, no es comparable a casi nada y que necesita de una serie de incentivos, de motores o como se quiera llamar, indispensables y únicos. Y que o existen o no existen. No se pueden inventar ni buscar, ni se trabajan ni se intercambian por otros. Y me parece bien que seamos honestos. No podemos hacer música sin eso. Por otro lado, la vida y las cabezas son complejas. Y un grupo son varias vidas y varias cabezas, con lo que la complejidad crece. Finalmente, algo obvio: no todo el mundo es feliz con lo mismo."

Lógicamente, hoy la canción que os regalamos es de The Sunday Drivers. Su título es "On my mind" de un album de 2004 que, acertadamente, titularon "Little heart attacks". Feliz sábado para todos.


2 comentarios:

  1. ¿Ese grupo pertenece a la SGAE? Lee, si te apetece claro, mi última entrada en el blog de hoy (en blogger o medicablog), sobre la SGAE y los medicamentos.
    Salu2.0

    ResponderEliminar
  2. No los conocía, pero después de leer tu post me entraron ganas de escucharlos, justo ahora que lo dejan. Es lo bueno que tiene la música, de las pocas cosas que nunca acaban!

    ResponderEliminar