lunes, 26 de julio de 2010

Una de informes... Marchaaaaando



Seguimos con informes acerca del estado de salud de la sanidad española, y así, tras hablar del informe Mc Kinsey o de la Ponencia de RRHH del Senado, llega el turno del informe del Observatorio de Políticas de Salud (Fundación 1 de Mayo), dirigido por Marciano Sánchez Bayle, con el título "La situación de la salud y el sistema sanitario en España".

En el apartado de recomendaciones para mejorar el Sistema Nacional de Salud, encontramos una que nos llama poderosamente la atención: "La masiva utilización de los servicios públicos es la mejor defensa para su permanencia a largo plazo, reto político que no muchos gobiernos están dispuestos a aceptar".

Teniendo en cuenta la actual situación de crisis y los síntomas de agotamiento que presenta el sistema sanitario público, creemos que ese tipo de recomendaciones son algo peligrosas. Basar la defensa del sistema publico en un argumento tan simple no es precisamente recomendable, olvidando la influencia del "todo gratis" que actualmente rodea ciertos servicios públicos. ¿Y la educación del paciente para mejorar esa "masiva utilización"? ¿Y la promoción de la salud? De hecho, no hay un capítulo dedicado al papel del paciente en el actual sistema sanitario, pero seguro que viene en la segunda parte...

Para leer todos los capítulos del informe, podéis pinchar en este enlace.

7 comentarios:

  1. La promoción de la salud, que suele ser barata y muy eficaz (y no sólo dependiente de los sistemas sanitarios) igual es que no interesa 'promocionarla'. Para qué enseñar a un adolescente buena educación sexual, si ahora hay medicinas 'pa tó'. Incluso si una chica queda embarazada, se aborta, aunque nos valga un pastón. ¿Pero hemos/han pensado lo que supone un aborto o una chica de 16 años o ño que supone quedarse embarazada a esa edad? Uff... eso es pensar mucho. Más fácil abortar y luego ya se verá. Ojo, no me parece mal la nueva ley del aborto, lo que me parece mal es que haya montones de embarazos en adolescentes, que no deja de ser dramático. Buena promoción evitaría eso (preservativos, PDD, anticonceptivos orales...)

    ResponderEliminar
  2. En Acta Sanitaria ha salido el capítulo 7 de este informe, y también tiene conclusiones que hay que analizar con mucho cuidado.

    Ya me estoy descargando todos los capítulos anteriores, muchas gracias por la info!!

    ResponderEliminar
  3. En mi especialidad, rehabilitación es como tú dices.
    No en la atención a las personas con discapacidad grave, donde todos los medios son pocos, pero sí en la atención a la gran epidemia de nuestras décadas: el dolor musculoesquelético.

    Necesitaríamos más prevención fomentando el ejercicio físico. Me encuentro todos los días a personas que pasan de los 60, con obesidad-sobrepeso que nunca han hecho ejercicio y se sorprenden de que las rodillas que les duelen sean artrosis. Exigen como tratamiento que les envíe a un fisio a que les de masajes, rehuyen de tomar analgésicos. Si les hablo de caminar todos los días y de hacer ejercicios para tener el cuádriceps algo más fuerte enseguida me cambian de tema: ¿no habrá una máquina mágica de láser o de algo? Si probamos con algún electroplacebo y ejercicios que consiguen un alivio temporal de un par de semanas el paciente querrá tratamiento contínuo, cuando terminen por las rodillas seguir con masaje vibracional en el cuello, traciones manuales, calorcito.. y después seguir por los pies y las lumbares. Los autocuidados, el uso racional de fármacos analgésicos y los hábitos saludables no entran entre las posibilidades. "yo he cotizado" te saltan si les intentas convencer de que no necesitan a un fisioterapeuta para cada contractura sino hacer ejercicio regular y en buenas condiciones para evitar que aparezcan. Eso sí, si contactan con una clínica privada son capaces de convencerle de que necesitará un masaje semanal decontracturante, una manipulación lumbar cada tres semanas y de que todo se puede tratar con ultrasonidos y técnicas manuales si se paga bien. El concepto SPA nos invade y de vuelta a la Seguridad Social el paciente reclamará para su lumbalgia masajes con piedras volcánicas y para sus metatarsalgias técnicas de reflexología podal. Eso sí, de cambiar los tacones por zapato blando no vamos a hablar, vaya tonterías dice el doctor.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo, cuando al mismo paciente le envías al fisioterapeuta pidiendo que le enseñe unos ejercicios para hacer y hábitos posturales sanos lo que te encuentras es con un paciente desorientado. "¿Cómo?, ¿qué no me van a dar masajes?" "¿Y no me pueden poner alguna máquina?" El que sabe más incluso dirá que en vez de ejercicios le pongan la electroestimulación.
    Incluso dicen "Ya sé que por la Seguridad Social los masajes no entran, pero es que yo voy a un masajista privado y para las contracturas del cuello es lo único que me viene bien, he cotizado y no sé por qué tengo que pagármelo yo". Indagando resulta que el masaje en cuestión le alivia durante uno o dos días y después vuelve a empeorar. Sí, la contractura se puede quitar con masajes y calorcito, pero lo importante es que no vuelva a aparecer. Algunos quiroprácticos y osteópatas hablan del ajuste o la manipulación preventiva. Todo el mundo, incluso los sanos, deberíamos ser sus clientes para que nos coloquen las vétebras en su sitio periódicamente. Es un negocio redondo (es igual de estúpido y carente de evidencia científica lo mires por donde lo mires) Realmente lo que funciona para las contracturas es hacer estiramientos y tener los músculos potentes para evitar que aparezcan, tener buenas posturas al hacer esfuerzos y saber hasta donde se puede llegar.
    Muchos pacientes piden el tratamiento de los deportistas que se recuperan tan bien y a los que ven recibiendo masajes. Pero se olvidan de ver al paciente, el deportista, haciendo sus ejercicios diarios tanto cuando está sin lesiones como cuando está lesionado y necesita recuperarse.

    Pienso que habría que hacer más prevención y potenciar ese área con fisioterapeutas o licenciados en ciencias del deporte. Al lado de los éxitos del deporte español tenemos a una población que no se cuida mucho y hace poca actividad física y a unos niños que en la educación física del colegio tienen buenas notas por su esfuerzo independientemente de lo que consigan. Evitan la competencia deportiva para no discriminar pero fomentan que el cuerpo no se valore como es: hay que trabajarselo bien, lo trates como lo trates siempre durará toda la vida, pero esa vida puede cambiar según el trato que le des a tu cuerpo.Puedes pagar cirujía plásica y el mejor gimnasio del mundo, con esteticiens, fisiotestética y lo que pidas, pero tu cuerpo solo estará sano si comes bien y tienes una actividad física adecuada (no tiene por qué ser deporte). Somos nosotros los que debemos cuidarnos, no el sistema, por mucho que lo paguemos. Todos somos potenciales pacientes. Los médicos deberíamos ser los primeros en mostrar hábitos saludables, se supone que sabemos de salud tanto como de enfermedad.


    Médico Rehabilitador.

    ResponderEliminar
  5. Miguel,

    Cuando en el informe hablan de la necesidad del uso "masivo" como única forma de asegurar su continuidad no se refieren al abuso del sistema sino a que el sistema debe ser universal (un bien público).

    En concreto se refieren a la necesidad de que desaparezcan las mutuas de funcionarios (MUFACE y compañía) que crean un sistema sanitario de doble entrada, donde curiosamente los trabajadores públicos (por ejemplo los del ministerio de sanidad o los jueces) no utilizan el sistema sanitario público sino el privado, con financiación pública (pues los salarios de los funcionarios salen de los impuestos en última instancia).

    La existencia de esas mutualidades tiene sus razones históricas pero debe desaparecer si queremos un sistema público que funcione adecuadamente porque uno solo defiende lo que utiliza.

    ResponderEliminar
  6. Cuando lei el informe no entendí precisamente eso. Además del tema de las mutuas, usaban lo de la utilización masiva para defender que no se limiten las prestaciones ni se pongan barreras de entrada.

    Las mutuas deberían desaparecer para evitar prestaciones de primera y de segunda, pero los sindicatos y muchos trabajadores no creo que lo pongan facil.

    Yo estoy feliz con mi SS, que los estatutarios no tenemos muface ni nada similar. Ni falta que nos hace!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo estoy contenta con la Unidad Colaboradora, voy a contar la historia, que tiene su "aquel".
    Llevo 19 años trabajando en el "Marañón" cuando llegué, los médicos de la Colaboradora eran del hospital y te trataban en el propio hospital, depués empezaron a sacarlo fuera .... ¿alguien ha echado un vistazo a los médicos de la Colaboradora? .... pues ya no digo más .... que me gusta mi oftalmólogo y preferiría que le siguiese pagando la Colaboradora y no yo .... ¡ya! ya lo se .... es puro egoismo.

    ResponderEliminar