miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿Empleadores despóticos?



El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha confirmado una sanción interpuesta por el Servicio Extremeño de Salud a un facultativo por llamar al gerente del hospital "empleador despótico, amenazante, manipulador, prepotente y soberbio que avergonzaría al dictador más extremo". Lo más curioso es que la sentencia inicial del Juzgado de Primera Instancia (que ha sido anulada por el TSJ) señaló que estas expresiones son amparadas por la libertad de expresión y por "el derecho a la protesta y a la lucha sindical".

Lo de la libertad de expresión puede llegar a ser discutible, pero lo de la protesta y la lucha sindical pues ya se queda algo más lejos. Desde luego, si la lucha sindical se basa en proferir ciertos adjetivos "durillos", como parece defender el juez de instancia, apaga y vámonos. Con la cantidad de formas de lucha, de reclamación y de presión que existen antes de llegar al insulto, la provocación y otras acciones parecidas...



PD Saludconcosas no está de huelga ni de servicios mínimos, hoy está aquí porque queremos.

7 comentarios:

  1. Por la sentencia, parece que el facultativo era representante sindical, los insultos (y lo son) no entran dentro de los derechos de nadie y recibirlos tampoco entra en las obligaciones de nadie.
    Me parece correcta la sentencia del TSJE.
    Yo también estoy trabajando.

    ResponderEliminar
  2. Me ha llamado mucho la atención que el primer juez defienda los insultos incluyéndolos en un concepto "inventado" como el "derecho a la lucha sindical"...

    Aquí estamos también por aqui. Incidencia mínima en mi centro, casi nula.

    ResponderEliminar
  3. Yo también estoy trabajando "por voluntad propia", en el hospital ni poiquetes, ni cerraduras boicoteadas, ni nada, eso sí, muy tranquilo.
    Es la primera vez que no hay incidentes a primera hora.

    ResponderEliminar
  4. La #comisiongestora ha sido nombrada hoy "servicio mínimo" así que hemos estado currando como todos los demás.

    En cuanto a los insultos, insultos son. Pero habría que analizar el comportamiento de la gerencia para que se hayan llegado a proferir los mismos. Sin llegar a justificarlos, hay comportamientos despóticos que son mucho más graves que meros insultos verbales.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente cierto Carlos. Lo único que me llamo la atención fue la justificación utilizada, pero creo que hay mil formas y reacciones mas correctas y efectivas que esa.

    Gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  6. jajaja....siempre es un honor poder comentar aquí Miguel.

    Por cierto excelente aportación musical la de hoy!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Muy buena nota! Muchas gracias!

    ResponderEliminar