jueves, 16 de septiembre de 2010

Los mitos y las profesiones sanitarias


Los tiempos cambian y poco a poco las funciones asistenciales que realiza cada profesión sanitaria se mueven en terrenos pantanosos. En España, pese a que según la ley los enfermeros pueden prescribir, seguro que alguna persona todavía no tiene claro que sea la dirección correcta. ¿Acaso hay profesionales de primera y de segunda?

Un ejemplo procedente de otros países es la figura del nurse practitioner, un enfermero "especialista" que puede realizar funciones específicas o avanzadas, incluso similares en casos muy concretos a las de los médicos (por ejemplo, enfermeros en zonas rurales). Seguro que en otros blogs como Homo Sanitarius,  Al Sur del Sur o Enfermería Basada en la Evidencia pueden explicar mucho mejor el concepto.

Ya que en países que cuentan con esa figura como Nueva Zelanda o Canadá, todavía persiste la creencia de que el cuidado enfermero no es de tanta calidad como el médico, se han publicado documentos al respecto. Así, la Canadian Health Services Research Foundation, en su colección MythBusters, editó "Myth: Seeing a nurse practitioner instead of a doctor is second-class care". Por su parte, en Nueva Zelanda su Ministerio de Sanidad publicó "Myths about Nurse Practitioners". 

Las funciones deben adaptarse a las nuevas realidades y quizás sea necesario cambiar con rutinas seculares al respecto y avanzar en la definición de nuevos roles. ¿Que dirán los colectivos y colegios profesionales? Sobre este polémico tema, ya hemos hablado en Salud con Cosas en dos ocasiones. Hoy es la tercera vez y no será la última.

11 comentarios:

  1. Yo puedo hablar desde mi experiencia en UK, en donde tambien existe el nurse practitioner. Pero es que ademas de esta figura, existe la gradación del personal de enfermeria (y de otros profesionales), asi tu rol y tu sueldo dependen de tu grado, y tu grado depende de TI y de lo que quieras desarrollar tu carrera profesional. Y creo que esta organizacion es muy buena. Para llegar a nurse practitioner, tenias que acceder grado a grado, curso a curso, examen a examen, con lo que no dudo ni un segundo de su capacidad. En España esto no existe legalmente planteado, pero con frecuencia (y hablo por mi experiencia en "trincheras"), las enfermeras asumen estas funciones en España de manera natural y con el consentimiento y beneplacito de sus compañeros facultativos. No entiendo el revuelo de la prescripcion enfermera... si hace años que se hace (en especializada), o es que no se manipulan perfusiones de aminas segun el criterio de la enfermera? o es que no se administran drogas "menores" que el facultativo firma a posterioi sin problema y contento de que no se le haya molestado?. Yo esto lo he vivido en TODOS los hospitales españoles en los que he trabajado. Por qué hay alboroto si se quiere regular este hecho?. La clave, es que se regule bien.
    No podemos seguir pensando que la veterania es un grado, porque luego pasa lo que pasa y surgen casos de enfermeras que llevan ejerciendo 30 años... sin titulo ( http://tiny.cc/axshm ).

    ResponderEliminar
  2. No es un problema de títulos sino de formación.

    Un Nurse Practitioner se parece poco a un enfermero español.

    Una NP tiene una formación de 4 años de grado Registered Nurse (lo que ahora se hace en España) + 2 años de Máster + un programa de residencia especializada de 1 o 2 años. Esto son 7-8 años de formación.

    Un médico de familia tiene 6 años + 4 años de formación (antes 3). Es decir 9-10 años. En USA la residencia de medicina de familia dura 2-3 años.

    Una NP es autónoma en todas las decisiones diagnósticas y terapeúticas, interpreta electrocardiogramas, radiografías, realiza exploración física, etc, etc.

    En USA hay osteópatas (no médicos) haciendo la residencia de medicina de familia. Hay facultades de "medicina osteopática". Por supuesto un osteópata americano no se parece mucho a un "osteópata" español.

    He conocido enfermeros (por ejemplo recuerdo a uno del SUMMA de UVI móvil) que sabían más que yo sobre emergencias, incluido diagnóstico-tratamiento, pericia al intubar, etc, etc.

    Las matronas atienden partos mejor que los obstetras (y mejor que yo), pero están formadas en eso, es decir no son "enfermeras".

    Los odontólogos no son médicos, pese a que desde hace pocos años lo eran (médicos estomatólogos).

    En resumen, con una formación adecuada puedes convertir a una graduada en enfermería en un "médico de familia" (en nivel de competencias), evidentemente.

    Lo cierto es que si no hubiera numerus clausus muchos enfermeros habrían estudiado medicina, eso genera frustraciones y deseos legítimos de mejorar profesionalmente. Permitir a los enfermeros desarrollar más sus competencias (a base de más formación) es una buena idea para solucionar esos deseos. Pero podría solucionarse también eliminando numerus clausus.

    El problema de todo esto está en que entonces el enfermero tendría que ganar lo mismo que el médico (igual formación, igual responsabilidad) con lo que desde el punto de vista de eficiencia del sistema se gana poco.

    Por mi parte ojalá la enfermera del centro de salud pudiera firmar bajas y vales descuento/recetas. En ese caso nos repartiríamos la burocracia y yo también podría parar 30 minutos para tomar un café y citarme a los pacientes cada 15 minutos.

    Lo ideal sería por supuesto que los administrativos pudieran imprimir y firmar los vales descuento. Eso sería lo verdaderamente racional.

    ResponderEliminar
  3. Azucena,

    Ojalá en España funcionaran los recursos humanos como en UK.

    Pero aquí es un cachondeo padre, especialmente en enfermería (porque no tienen una carrera con graduaciones como dices).

    Así, una enfermera termina su diplomatura de 3 años (ahora grado de 4) y lo mismo la contratan en un centro de salud que en una UVI o en una planta de neumología.

    Con el tema de los contratos temporales pueden estar un mes en UVI, otro mes en neonatos y otro en traumatología.

    Evidentemente cada servicio tiene sus peculiaridades, y luego ocurren errores como aquella enfermera que en su primer día en neonatos metio nutrición enteral por la parenteral.

    También ocurren aberraciones como coger a una enfermera que lleva 20 años trabajando en una UVI y que se cansa de hacer noches y como tiene puntos se saca una plaza en un centro de salud.

    Y ahí te plantan a una intensivista en una consulta de primaria, que no tiene ni puta idea, como es normal. Mientras tanto enfermeras más jóvenes con interés por atención primaria (y conocimientos) se tienen que conformar con contratos basura.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Dr. Bonis, un polémico comentario el tuyo.

    Quiero recordarte que las matronas, sí son enfermeras, son enfermeras especialistas. Con las especialidades eso es lo que se pretende, una práctica avanzada de la profesión. Una cosa parecida a las NP.

    Y volvemos al manido comentario de que muchos enfermeros son médicos frustrados. Puede que antes, hace treinta años, fuese así... no lo sé. Pero hace dos décadas que tengo contacto con mi profesión de enfermera y no es lo que yo he podido ver. El acceso a la universidad por lo menos en mi escuela era mucho más exigente para enfermería que para medicina. Este comentario me resulta especialmente doloroso profesionalmente.

    Sin acritud, un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con Kima. La preinscripción enfermera no se fundamenta en querer ser lo que no somos ni tampoco en rellenar "recetas", cosa que ya debería hacer un sistema informático. Esta "nueva" competencia pretende dotarnos de un marco legal que hasta el momento no tenemos. Las enfermeras viven a diario muchas situaciones en las que no pueden esperar a que alguien venga, si es que viene, para firmar una preinscripción. Coincido en la necesidad de formación y de "especialización" pero ésta es otra batalla aún por resolver. Somos las primeras en ser conscientes de nuestras limitaciones, estaría bien que algunos médicos hicieran lo mismo. La preinscripción enfermera no pretende robar terreno a nadie, sólo garantizar calidad en los cuidados prestados al paciente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. El tema es polémico en sí, tenemos la tendencia a mirarnos de reojo en vez de trabajar en equipo. Está claro (pienso yo) que el desarrollo personal viene a través de la formación y no por decreto (yo tengo especialidad y un Técnico Superior en PRL), el profesional formado y eficaz no debe temer nada de sus "compañeros".
    Por cierto, nunca he querido ser médico, por extraño que parezca lo mio es vocacional.
    respecto a la prescripción enfermera pienso que sirve para dar cobertura legal a la realidad.
    Gracias cor citar mi blog de nuevo Miguel. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  7. El tema es polémico en sí, tenemos la tendencia a mirarnos de reojo en vez de trabajar en equipo. Está claro (pienso yo) que el desarrollo personal viene a través de la formación y no por decreto (yo tengo especialidad y un Técnico Superior en PRL), el profesional formado y eficaz no debe temer nada de sus "compañeros".
    Por cierto, nunca he querido ser médico, por extraño que parezca lo mio es vocacional.
    respecto a la prescripción enfermera pienso que sirve para dar cobertura legal a la realidad.
    Gracias cor citar mi blog de nuevo Miguel. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  8. En nuestro Sistema Nacional de Salud vale por igual una enfermera recién terminada que otra con carrera profesional nivel 4, formación especializada, y sobrada capacidad.
    Países como UK, New Zeland,Canadá,etc. tienen otras necesidades y buscan soluciones prácticas, son anglosajones; si les faltan médicos ven dónde pueden prescindir de éstos y dónde no. Tienen a las advance nurses practitioner donde son rentables. Y qué decir de los técnicos,tienen de todo tipo, técnicos en yesos (traumatología ),oftalmología,etc para todas las consultas externas. Ah¡ y cada uno se limpia lo suyo, después llegan las limpiadoras generales.
    En las plantas de hospital por cada enfermera especializada hay 4 que son enfermeras en formación o de primer nivel.
    Para mi el problema empieza por la falta de profesionalización en todos los puestos de gestión, supervisión, etc. Todavía nos queda mucho por recorrer.
    Con relación al artículo de New Zeland sobre satisfacción de pacientes que ve el medico o la enfermera, tengo que decir que a veces el prestigio social que tiene el médico de familia con relación al profesional de enfermería, es muy difícil superar, al igual que le pasa al médico de familia con relación al especialista.

    ResponderEliminar
  9. Aunque parezca mentira, no habia leido este post. Y mira que habria venido de perillas para el que publicamos el 21/9 (http://urlcorta.es/31p8)...
    Azucena hace un analisis cojonudo... y Kima y Rafa lo terminan de rematar.
    Como soy Taliban Enfermero añado: todo es un problema de castas y de euros. Es mucho mas facil para este anquilosado y vertical sistema tener miles de enfermeras rasas haciendo tomandose funciones que no le corresponden y que no les pagan que enfadar a un colectivo medico en clara depauperizacion (basicamente en atencion especializada)pero con resortes de gran looby aun vigentes o incluso tener que plantearse equiparaciones salariales... menudo fregao!!

    Por ultimo, amigo Bonis, lo de la frustración y lo de los numeros clausus son dos tópicos que sirven para seguir mirando hacia otro lado. Hoy (y desde hace más de 10 años como han dicho) estudia enfermeria quien quiere y puede (porque la nota de corte es altisima en algunas provincias mas alta que en medicina) y no es segunda opción.

    La realidad es que la enfermeria es una profesion que lleva 20 años creciendo y la medicina 20 años menguando...

    ResponderEliminar
  10. Hay cierta tendencia a destrozar y fragmentar la medicina. La odontología y la podología por un lado. La podología lucha por una parte de la cirugía ortopédica del pie que ahora es de COT (trauma y ortopedia). Los ópticos y optometristas luchan por poder hacer cirugía láser para corregir la miopía.
    La fisioterapia,que trata aveces de crear una medicina paralela con su autonomía diagnóstica, petición de pruebas complementarias, prescripción de fármacos, terapias invasivas. Más y más competencias para otros profesionales.

    Los médicos somos profesionales priviliagiados por tener una limitación en el número de estudiantes en las facultades. Por eso nuestra situación laboral es envidiada por otros.

    En España pornto habrá 50.000 fisioterapeutas. Uno por cada 1000 habitantes. Todos desean trabajar: diagnosticar y tratar de forma autónoma, pedir radiografías, dar consejos nutricionales, prescribir fármacos. Dicen que no quieren ser médicos, pero quieren ser como los médicos. Les encanta hablar de los malos médicos. Un médico malo es la prueba de que ellos pueden hacerlo mejor, y generalizan hasta considerar que todos los médicos somos malos.

    No dejan de decir en prensa que podrían hacer lo mismo que los médicos pero mejor por menos dinero.

    ----


    En Australia los fisioterapeutas piden como competencia poder hacer curas y cirugía menor.

    Y lógicamente surge otra profesión más: el auxiliar de fisioterapia, que hace la verdadera fisioterapia mientras el fisioterapeuta se convierte en minimédico.

    Pronto estudiar medicina será una pérdida de tiempo.

    ResponderEliminar
  11. Andoni C. Pronto tendremos que quemar nuestros títulos de medicina delante del Ministerio de Sanidad.

    ResponderEliminar