miércoles, 17 de noviembre de 2010

Genéricos: ¿no es lo mismo?


Decía el amigo Lisón en verano que "Los medicamentos genéricos, aunque no creo que haya nadie a estas alturas que los desconozca, son aquellos que se venden bajo la denominación del principio activo que incorpora, siendo bioequivalente a la marca original, es decir, igual en composición y forma farmacéutica y con la misma biodisponibilidad que la misma". A priori y leyendo la definición, caben pocas dudas.

Pero sin saber el motivo, como por arte del birlibirloque, resulta que muchos profesionales sanitarios siguen dudando de su equivalencia y hablan de diferencias, de efectos adversos con el genérico que no ocurre con la marca, de que el organismo se acostumbra a la marca y cambiar es muy difícil, etc. El propio Luis (lo de Lisón es por su segundo apellido, que nos hemos tomado esa confianza) comentaba varios casos reales de comentarios en su gran entrada "El extraño caso de los genéricos" de su blog ImagineFarma.

Para evitar las dudas y dejar claros los conceptos, el boletín Información Terapéutica del SNS ha iniciado una serie de artículos sobre los medicamentos genéricos. El primero apareció en el penúltimo número bajo el título "Medicamentos genéricos: una visión global" (aquí en pdf), que incluye datos diversos para tener una idea clara de la situación de los genéricos en España. 

El último número publica un interesante artículo (aquí en pdf) titulado "Regulación de los medicamentos genéricos: evidencias y mitos", firmado por Garcia Arieta A, Hernández García C y Avendaño Solá C de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

El artículo analiza la regulación legal del medicamento genérico y los conceptos de intercambiabilidad, sustitución y bioequivalencia del genérico. También incluye referencias a los criterios de aceptación de un genérico, los excipientes que puede incluir, su denominación y aspecto, etc. Una guía básica que puede aclarar muchas dudas.

3 comentarios:

  1. Gracias por la referencia Miguel, en el tema de ls genéricos queda mucho camino por recorrer, peo estamos en el buen camino.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¿No tendrá algo que ver con esa reticencia a los genéricos por parte de algunos profesionales el bochornoso 'mercadeo' de los visitadores médicos?

    ResponderEliminar
  3. Las personas que trabajamos en el sector farmacéutico desde hace años, sabemos que tanto los medicamentos genéricos (EFG) cómo los principios activos (formoterol, salmeterol, etc.) son igual de eficaces que los medicamentos “originales”, puesto que se fabrican con las patentes de los medicamentos que tienen más de 10 años. Además, tienen una gran ventaja, y es que al no tener que invertir en I+D el coste de venta es menor.

    ResponderEliminar