jueves, 9 de diciembre de 2010

Comparar para elegir mejor: ¿seguro?


La libre elección en Madrid ha venido acompañada de una web, como no podía ser menos, con información de cada centro de salud y hospital. Y además de la cartera de servicios, el personal que tiene asignado y los datos de contacto, aparecen indicadores de satisfacción del usuario basados en encuestas e indicadores de resultado y de procesos como estancia media prequirúrgica o intervenciones quirúrgicas ambulatorias. Pero, ¿sabe el paciente como interpretar estos datos?

Hace unos días hablábamos aquí sobre transparencia. Hay muchas voces que piden más y mejor información dirigida a la sociedad en general, pero sobre todo dirigida al ciudadano, para que elija aquel centro que considere mejor. Y todo ello suponiendo que el ciudadano de a pie sabe diferenciar las consultas de alta resolución de los reingresos, que son datos típicos que se ofrecen, además de la mortalidad.

Encontramos en el British Medical Journal un interesnate artículo titulado "How do patients use information on health providers?" acerca del uso de información por los pacientes para la toma de decisiones respecto a la elección de centro. Y hay algunas conclusiones muy interesantes.

Señala el artículo que aunque los pacientes reclaman información, pocas veces la buscan, muchas veces no la entienden y además suelen desconfiar de lo que encuentran. La toma de decisiones es menos racional de lo que creemos y tiene factores muy complejos que afectan en su desarrollo, ya que el ciudadano se siente intimidado por el exceso de datos y busca en su entorno social la respuesta o el apoyo que necesita para su decisión. Es más habitual que elijamos un hospital o un centro de salud por recomendación de un familiar o amigo que por los indicadores que encontremos en una web.

¿Que podemos hacer para que los datos sean útiles para el ciudadano? El artículo nos da unas cuantas pistas:
- La fuente debe ser de confianza. Así, es necesario que se perciba como independiente y objetiva para evitar rechazos o sospechas. Un buen ejemplo es Dr Foster.
- Relevancia. No incluir datos que aporten poca información o sean difíciles de entender.
- Conocimiento del sistema. Muchas veces fracasamos explicando datos porque el ciudadano no conoce el funcionamiento del sistema. Deberíamos dar más información de nuestras funciones y modo de trabajo para conseguir que el ciudadano entienda mejor el dato.
- Información atractiva. Una web atractiva, con un diseño claro, con la información bien estructurada y una presentación que impacte o al menos que atraiga la atención del ciudadano.
- Algo más que datos. El ciudadano prefiere una historia real de un paciente que un dato frío, y de hecho es mucho más influyente en su decisión final. Un buen ejemplo es la web healthtalkonline.org con historias reales y entrevistas a pacientes y familiares.

Para saber más del tema:
- "The Public Release of Performance Data What Do We Expect to Gain? A Review of the Evidence", publicado en 2000 en JAMA.
-  "Does public release of performance results improve quality of care? A systematic review", publicado en 2008 por The Health Foundation.

13 comentarios:

  1. Amigo Mañez, lo que pasa es que no se tiene en cuenta que la gran mayoría de ciudadanos, los verdaderos usuarios de la sanidad pública, viven en el otro lado de la fractura digital (según datos de F.Lupiañez).Es decir, los que vivimos en este lado de la orilla, los que antes que nada googleamos el nombre de nuestro futuro (o presente) interlocutor, somos menos de lo que creemos, aunque cada vez tendremos mayor presencia por simple paso del tiempo. Esto puede inferirse del artículo adjunto: http://www.kevinmd.com/blog/2010/12/internet-online-health-information-trends.html Por mi parte, creo que DrFoster es un experimento demasiado caro, que debe ser autosostenible. Por si no nos hemos dado cuenta, hemos entrado (por fin) en la era de la autosostenibilidad, dentro y fuera de internet.

    ResponderEliminar
  2. Excelente comentario Dr. F. Llordachs y muchas gracias por la mención. Los datos de Catalunya http://www.ictconsequences.net/2010/12/03/personal-health-record-seminar/

    y los datos de numerosos países del mundo

    http://www.ictconsequences.net/2009/07/08/health-and-the-world-wide-internet/

    muestran perfectamente las BRECHAS, digitales y tradicionales. Ahora mismo estoy preparando un post sobre EU27, donde los datos de nuevo destapan estas brechas.

    La transparencia a la que hace mención Mañez ha llevado al NHS a cuestionar la eficacia de su estrategía online. Demasiado gasto y muy poco impacto. La respuesta está en las brechas digitales (acceso, competencias y usos), en las brechas socio económicas tradicionales y en la escasa integración de estos espacios en el día a día de los profesionales sanitarios. Por favor, que no se conteste con el ... ¿cuál es el coste de oportunidad de no actuar?. La probabilidad que cualquier política relacionada con Internet y salud sea fallida, un castillo de naipes, es proporcional a la ausencia de medidas relacionadas con la inclusión (con e y sin e) y la integración de estas tecnologías en el día a día de profesionales y ciudadanos. El día a día de la gran mayoría de los ciudadanos, especialmente aquellos que más utilizan los servicios sanitarios, está muy muy muy alejada de nuestros castillos de naipes.

    Sostenibilidad dentro y fuera de Internet y EFICACIA, el resto son "gaitas" :-P

    ResponderEliminar
  3. Nunca pensé que diría esto pero tenéis toda la razón... No podemos (todavía) lanzarnos a una estrategia cara e insostenible que sirva a poca gente. La idea del artículo es que se ofrecen datos que el ciudadano no entiende o no busca.

    Por cierto, me comentan hoy que Dr Foster está en venta, por si os interesa :)

    Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Cuando he ido a un médico concreto es porque alguien me lo ha recomendado, funciona mejor el boca-a-boca que ninguna otra estrategia.
    Desde mi perspectiva de paciente es la técnica más fiable, no somos seres absolutamente intelectuales .... se siente .... en el hospital también funciona así.

    ResponderEliminar
  5. Solo la parte de Business Intelligence... ;-D Y sobre lo de ir a por los usuarios reales del sistema, no renunciemos a modificar su entorno tecnológico, en eso hay mucho que cortar (y nunca mejor dicho): el ahorro que la telemedicina y telemetría puede prestar a traslados innecesarios y visitas rutinarias puede ser espectacular, y probablemente la sensación de Calidad percibida del paciente y su familia sea mayor que ahora.

    ResponderEliminar
  6. El problema es de más calado que la brecha digital.

    Es un problema de definición de la calidad. La calidad se puede medir por el proceso (burocracias) o por el producto (mercados).

    En medicina el profesional puede aspirar a mejorar en el proceso, pero eso no se traduce inequívocamente en la mejora del resultado (producto).

    Sin embargo el paciente (convertido en cliente imaginario) solo puede evaluar el resultado, y no el proceso (por aquello de la relación de agencia).

    De modo que por muy bueno que sea el médico (por proceso), siempre tendrá pacientes descontentos con el resultado (que le demandarán o le pondrán a parir).

    Y por el contrario, incluso el peor médico del mundo (en cuanto a proceso) es capaz de "curar" gente, que estará contenta (esa es la clave del aparente éxito de la homeopatía, que como proceso es absolutamente nefasto pero que en cierto porcentaje funciona... hasta que deja de funcionar).

    ResponderEliminar
  7. eh¡ eh ¡eh! no tan rápido, la innovación necesita un poquito de tiempo para desarrollarse, que no sea eficaz- todavía- o que no sea popular-todavía- no quiere decir más que eso. Si empezamos a tira piedras contra el tejado nunca cubriremos el edificio y difícilmente podremos convencer a los que tienen la pasta de que esto tiene futuro y merece la pena. No digo yo que seamos como los jetas de la ópera, ese espectáculo tan subvencionado que disfrutan pocos y siempre los mismos, pero tampoco empezar tan pronto a pedir rentabilidad y eficacia inmediata, sobre todo en un sector donde más del 50% de las cosas que se hacen no han demostrado ninguna de las dos cosas
    Saludos
    pd: las brechas existen entre otras cosa porque se pueden cerrar

    ResponderEliminar
  8. Francisco Lupiañez hace un referencia en su comentario a que el NHS se ha cuestionado su estrategia on-line. ¿Hay algún documento accesibe sobre esto? Lo he buscado y no lo encuentro
    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Hola Idoia,

    Aquí van algunos enlaces que he podido recopilar:

    Impact of NHS direct on demand for immediate care: observational study
    Adoption, non-adoption, and abandonment of a personal electronic health record: case study of HealthSpace

    http://www.ictconsequences.net/refbase/show.php?record=1086

    Impact of NHS Direct on demand for immediate care: observational study
    http://www.ictconsequences.net/refbase/show.php?record=1032

    Does NHS Direct empower patients?
    http://www.ictconsequences.net/refbase/show.php?record=478

    Major NHS websites suffer lack of awareness
    http://www.healthdirect.co.uk/2010/11/major-nhs-websites-suffer-lack-of-awareness.html

    NHS Choices website costs more than £27m a year
    http://www.computerworlduk.com/news/it-business/18378/nhs-choices-website-costs-more-than-27m-a-year/

    NHS Choices ratings website branded waste of money
    http://www.computerworlduk.com/news/applications/13824/nhs-choices-ratings-website-branded-waste-of-money/

    Además cuando estuve en la Universidad de York asistí a varios seminarios sobre el tema. Las críticas se centraban em la cantidad de dinero que se había gastado, la ausencia de un impacto claro sobre indicadores de gestión demanda de servicios sanitarios o estado de salud y la escasa participación de los profesionales sanitarios.

    ResponderEliminar
  10. Rafa,

    Totalmente de acuerdo con el tema de la innovación. Pero no crees que existe un excesivo énfasis en la tecnología y el bla bla bla 2.0 y muy poco énfasis en los problemas que se tienen que abordar. Un ejemplo muy básico: si la mayoría del gasto sanitario se destina a personas mayores que muy probablemente estén excluídas de las TIC que hacemos recomendando twitter o el email a los pacientes, no sería mejor un poco más de tiempo en las consultas presenciales y darles las cosas impresas y bien explicadas?

    Por supuesto, esto podría ser interpretado al revés en el caso de los jóvenes y temas de prevención y promoción. Pero el hecho de que este colectivo este en redes sociales no implica automáticamente que estén interesados en el tema de salud. Por lo tanto, de nuevo, el tema es más complejo que cantar las alabanzas 2.0 o de la TIC.

    En este sentido, no quisiera que se interpretaran mis críticas como inmovilistas. Nada más lejos de mi intención. Solo considero que la realidad es más compleja y los discursos fáciles en ocasiones no facilitan la difusión de la innovación.

    ResponderEliminar
  11. La cantidad de personas que accedan a las nuevas herramientas para la comunicación no puede echarnos para atrás, o mejor no pueden frenar el avance, de iniciativas y contenidos en ese soporte.
    No es excluyente, es complementario.
    En Asturias, en el Servicio de Salud, desde el mes de septiembre de este año las nóminas no se emiten en papel, se puede acceder a ellas por internet, mediante una clave de acceso.
    Hubo reacciones en contra, pero muy pocas, y quien quiera puede imprimirlas.
    Los certificados de cursos tampoco se envían por correo ordinario, sino que se tienen en la página personal de la entidad encargada de la formación, el IAAP Adolfo Posada.
    Las personas están cambiando la mentalidad, porque no les queda otro remedio, pero también porque hay personas que creemos que eso es un avance y no un retroceso.
    Y, además, existe la opción de imprimirlo si se quiere.
    Complementar y no excluir, es una de las claves

    ResponderEliminar
  12. Gracias Angel!
    La entrada refleja una investigación sobre la relación entre datos sanitarios y elección de centro, solo eso. Realmente el ciudadano espera algo mas, y no me refiero a internet, sino que el dato frio sin mas no es positivo.

    En Valencia ya estamos con el tema de la nómina por internet y lo de los cursos está al llegar (eso dicen). Logicamente no podemos dar un paso atrás, pero hay que hacer las cosas bien, eso siempre.

    Gracias!

    ResponderEliminar