viernes, 30 de abril de 2010

Reducir costes y mantener la calidad: ¿es posible?



La costumbre se afianza con facilidad en las organizaciones y, por eso, para muchos es sencillo pensar que la forma actual de hacer las cosas no sólo es buena, sino que es la mejor. Sin embargo, esta forma de pensar no nos permite ver los problemas que tenemos día a día, o si los vemos, los difuminamos mirando hacia otro lado. Ejemplos hay en todas partes: derivaciones (innecesarias), quirófanos (mal programados), pruebas (solicitadas por inercia), burocracia en la consulta (que se incrementa y no se corta), efectos adversos sobre el paciente (infección nosocomial), etc.

Muchos de esos problemas nacen de procesos mal diseñados o mal ejecutados. Por ello, es lógico pensar que cambiando la forma de hacer las cosas se podría mejorar la calidad del servicio e incluso la satisfacción del profesional. Pero hay un factor importante a tener en cuenta: los costes. Y más en una época de crisis como la actual.

En la revista British Medical Journal hay una sección coordinada por el King's Fund titulada Face to Face, en la que varios expertos responden a una pregunta exponiendo sus puntos de vista. Hace 2 semanas se publicó el debate correspondiente a esta pregunta: Can the NHS cut costs without substantially damaging the quality of health care?

En otros sectores, no habría mucho problema para hablar libremente de reducción de costes, pero en sanidad todo es diferente. Cualquier propuesta dirigida a la reducción de costes acaba siendo usada como arma política o sindical asociándola a un descenso de la calidad.

Para ser más gráficos, vamos a poner un ejemplo (inventado, por supuesto):

Un hospital público inaugurado en 1981 cuenta con una unidad de hospitalización de pediatría con 30 camas, adaptada a las necesidades iniciales. Dicha planta hoy, 30 años después, tiene una ocupación media del 40% durante el año. Teniendo en cuenta que las camas pediátricas no pueden ser utilizadas por pacientes adultos, ¿que se puede hacer?
Las opciones podrían ser:
1. Transformar un tercio de la planta en unidad de hospitalización de adultos (si es necesario) o cerrar ese tercio temporalmente, utilizando a los profesionales para otras necesidades.
2. Dejar la planta abierta al completo por si acaso.
3. Cerrar el tercio de la planta pero dejando a los trabajadores en la unidad para reforzar la asistencia que se presta.

La solución correcta no es fácil. La número 1 iría seguida de una campaña en prensa muy agresiva alegando que se produce una reducción de la calidad y una limitación de los cuidados a la población infantil. La número 2 es la que ocurre en muchos centros. La número 3 sería la que aceptarían algunos sindicatos para evitar problemas con los trabajadores. ¿Que solución escogerías? ¿Y si se tratara de un hospital privado y fueses su gerente?

El debate está claro: ¿Podríamos reducir costes sin que afecte a la calidad? Tal vez la pregunta esté mal hecha: ¿alguien se atreve a cambiar los procesos para conseguir que sean más eficiente? En unas organizaciones como las sanitarias con procedimientos tan complejos y caros, cualquier mínima medida de mejora puede implicar un ahorro importante. Pero las resistencias al cambio siempre están ahí y vencerlas desgasta mucho, excepto que sea la organización al completo la que cambie su forma colectiva de pensar, un auténtico cambio de cultura.

Además, todavía quedan algunos procesos en el ámbito sanitario basados en la comodidad del profesional, por lo que hablar de mejoras y de eficiencia es casi un chiste. Pero aunque alguno sonría cuando lea esto, seguiremos trabajando, pensando, hablando, ideando y lanzando propuestas hacia todas partes.

Por cierto, en el grupo de Linkedin "Gestión Sanitaria" hay una propuesta para hacer un Face to Face a la española. ¿Te animas a participar? Ya iremos contando más cosas. Ahora canción para ver las cosas desde diferentes perspectivas, que hasta las canciones de Parchís lo decían en su época.


jueves, 29 de abril de 2010

Con la ayuda de interneeeeee



La puesta en marcha de iniciativas como la cita previa en atención primaria no es la solución a todos los problemas, pero es un paso importante. Leíamos hace poco en Europa Press que, en Castilla y León, se ha puesto en marcha el sistema de cita previa a través de internet y de SMS. El Consejero de Sanidad comentó que "el proceso se hace más "cómodo" para el usuario y sirve como "descarga" para los centros de salud, que verán desaparecer el "colapso" de sus sistemas".

En nuestra área de salud lleva el sistema de cita previa por internet puesto en marcha desde hace 2 años y se ha conseguido que, en los mejores centros, un 25% de las citas se pidan a través de internet o SMS. Pero desaparecer el colapso del todo, pues como que todavía no.

Ninguna solución lo cambia todo. Paso a paso... Y para poner la banda sonora a un jueves diferente, una de nuestras canciones favoritas de REM.


miércoles, 28 de abril de 2010

Retener el talento



La apertura de un nuevo hospital, aunque sea público pero de gestión privada, provoca un movimiento importante en los profesionales de los centros que existen en los alrededores. Algo así está ocurriendo en Alicante con la inminente apertura del Hospital de Elche - Crevillente (Vinalopo Salud).

El fichaje de residentes que acaban su periodo de formación es hasta cierto punto lógico, sobre todo en el marco económico actual. Un médico que acaba su periodo de formación y ante la perspectiva de un contrato temporal de vacaciones o una sustitución de x meses (ya que las plantillas no están creciendo actualmente), pues decide irse a un hospital nuevo, con el aliciente de poner en marcha un nuevo servicio y con un proyecto innovador, en un centro con un sistema informático innovador e integrado.

Lo extraño es el trasvase de profesionales consolidados en el sistema público, con plaza fija o con nombramiento de interinidad. ¿La burocracia crea rechazo y el profesional prefiere cierta libertad? ¿O tal vez ese ritmo de inercia que mueve la sanidad pública? ¿Se trata de un tema retributivo? No es el momento de responder estas preguntas y más si no tenemos una evidencia clara del motivo del cambio, pero tal vez las organizaciones sanitarias deberían conocer que opinan sus profesionales y desarrollar planes de retención y desarrollo del talento. Así, si se van muchos, podrían intentar adivinar el motivo.

La gestión de recursos humanos en la sanidad pública se centra casi exclusivamente en la parte puramente administrativa, e incluso la formación y docencia se gestiona de forma muy burocrática sin realizar análisis reales de necesidades formativas. Hay servicios de salud con unidades de desarrollo profesional pero no es habitual que se realice una gestión estratégica de las personas, y de sus necesidades, y de su proyección en la organización, y de su desarrollo.

Al menos los nuevos hospitales empiezan a tener claro estos aspectos y desarrollan de forma diferente la función clásica de gestión de personal. Si queréis leer más información sobre recursos humanos en sanidad, nada como pasear por el blog de Iñaki o el de Raquel.


martes, 27 de abril de 2010

El autocuidado como alternativa



En nuestra habitual sesión de lectura de blogs, nos llamó la atención una entrada de JM Faner en su blog en la que encontramos este interesante eslogan: "Su salud es nuestra preocupación, pero es su responsabilidad" que surgió tras un viaje del autor a la isla de Cabrera. No os perdáis la historia... ¡ni las fotos!

El carácter gratuito de la sanidad en España está provocando una cultura de alta dependencia del sistema y un porcentaje elevado de consultas y urgencias innecesarias. Una de las soluciones, clásica y muy discutida, para evitar este tipo de actividad es el copago, incidiendo en la demanda por parte del paciente con un elemento disuasorio de carácter económico. Otra, tan válida y no tan criticada, es el fomento del autocuidado por parte del paciente, sobre todo en patologías crónicas y en problemas aparentemente banales.

El Programa de Pacientes Expertos (Expert Patients) es una entidad inglesa sin ánimo de lucro dirigida a promover hábitos de autocuidado entre los pacientes mediante cursos, talleres y material docente diverso. Hay cursos orientados a pacientes con problemas mentales, consumo de alcohol y otras sustancias adictivas, EPOC, diabetes, etc.

Recientemente han editado un documento titulado "Self care reduces costs and improves health. The evidence" que incluye casos reales y datos acerca de la eficiencia de este tipo de actividades para el sistema y de la mejora en el estado de salud del propio paciente. Nos llama la atención el porcentaje de disminución de demanda de servicios sanitarios tras la formación en autocuidados:




Hay datos como que un 40% de los pacientes indicaron que se redujeron las visitas de rutina al médico de familia, y un 55% señalaron que las visitas sin cita (no programadas) también se vieron reducidas. En el caso de visitas a especialistas y a urgencias, un porcentaje similar indicó que hubo una reducción en las mismas. Nos llama la atención, sin embargo, que un 15% de los pacientes participantes en los cursos incrementó las visitas a "otros profesionales sanitarios". ¿Fisioterapia? ¿Terapias alternativas?

Podéis consultar estos documentos que aportan mas información sobre el tema:
- Título: The expert patient: a new approach to chronic disease management for the 21st century. Descargar
- Título: Self-management education programmes by lay leaders for people with chronic conditions. Revisión Cochrane. Descargar
- Título: Supporting Self Management For people living with Diabetes and other Long Term Conditions. Descargar
- Título: Nivel de conocimientos del diabético sobre su autocuidado. Descargar

La foto es de CzechR.


lunes, 26 de abril de 2010

La formación, los congresos y el sursum corda



Las reflexiones de Enrique Gavilán en su otro blog nos hacen pensar y meditar. Resulta que en esta reciente entrada se atreve a hablar de formación continuada y del fracaso del modelo actual que utilizan las unidades docentes frente al éxito (aparente) de la formación dirigida por los laboratorios farmacéuticos. Y nosotros, que llevábamos un tiempo apuntando ideas para hablar de este tema, algunas atrevidas y otras demasiado sinceras, pues nos hemos animado.

La docencia es algo básico para los profesionales sanitarios, y eso es algo incuestionable, y más en un mundo como el actual en el que el número e intensidad de los avances y mejoras es brutal. Tenemos muy claro que para poder ofrecer la mejor asistencia sanitaria (sea en el nivel que sea), hace falta actualizar conocimientos, aprender otros nuevos y contrastar formas de actuar. A priori es fácil, pero las propias perversidades del sistema nos llevan a escenarios endebles, casi ruinosos, que sin embargo se aceptan de forma generalizada. Y eso es lo peor que puede ocurrir.

No queremos hacer un extenso resumen de nuestra opinión, pero si queremos sintetizar 6 ideas acerca de la comparación que hace Enrique entre la formación promovida directamente por la industria farmacéutica y la formación clásica de unidades docentes, hospitales, servicios de salud, etc.

1. El formato.
Más claro imposible en este artículo que cita Enrique en su blog: "el efecto de las actividades convencionales de formación continuada (reuniones, cursillos, conferencias) es poco más que nulo para enriquecer la práctica clínica, siendo necesario para ello una metodología mucho más sofisticada y menos difundida".
Se ha hablado mucho del fracaso del actual modelo docente basado en conferencias y en congresos, un modelo más centrado en la aparición de las grandes figuras del sector y en el turismo, que en el puro intercambio de conocimiento. Nos gusta lo que comenta Alfonso en un comentario a la entrada citada al principio: "Es posible leer en clave sanitaria el Manifiesto Cluetrain y actuar en consecuencia". Internet es un futuro muy próximo y tal vez sea el momento de empezar a exprimir al máximo las posibilidades y herramientas que existen. Un buen paso es que cada vez haya más talleres prácticos, sesiones de lectura crítica, foros de discusión y, por supuesto, blogs, wikis y webs varias que difunden conocimiento.

2. El marketing.
Seamos claros: no podemos competir con la industria farmacéutica porque no tenemos un marketing asociado a la formación. Lógicamente el objetivo de las actividades formativas de la industria y de la administración sanitaria son diferentes: la venta de productos en el primer caso y la difusión del conocimiento entre los profesionales en el segundo. Hasta aquí, todo lógico, y si somos racionales, la atracción que nos causa una y otra actividad debería ser la misma. Pero las armas cambian...
La actividad de la industria suele ir acompañada de un elemento básico: el ocio. Hay pocos actos formativos de la industria que no incluyan aperitivo, comida o cena. Además es típico que el material se entregue en formato pichigüili (cosa que no está mal) y que incluya carpeta, boli y alguna cosilla más. Claro, la charla sobre la alergia en el lactante seguida de una impresionante cena, siempre atrae mucho más que la charla sin más. Bueno, y si además la charla/curso es a 1000 kilómetros de distancia, en hotel de 5 estrellas o balneario, pues seguro que se aprende más.
Sin embargo, la docencia clásica de hospitales y centros de salud no suele pasar de la actividad en un salón de actos, unos folios grapados o documentos subidos a la web (nos encanta esa transparencia y difusión de los contenidos, que hay entidades y empresas tan celosas de sus documentos que ni el CNI), una buena dosis de buena voluntad y poco más. Es mucho, pero no suficiente para motivar al profesional que tras comparar, suele elegir lo que más le interesa. Y que decir de la formación basada en el diploma (FBD), algo muy visto en la administración pública.

3. El incentivo
Hemos llegado a leer mensajes en el móvil de un facultativo (y no hace muchos meses) con un texto similar a este: "A la próxima sesión formativa para el fármaco X no podéis faltar, hay cena y además se pagarán 700 euros a cada asistente". Eso es incentivar la participación y captar la atención del profesional, así cualquiera. ¡Viva el código ético de Farmaindustria!

4. El profesor o ponente.
En las sesiones de la industria hay de todo, como en botica. Desde profesores bien formados, buenos comunicadores, que innovan en lo que dicen y en como lo dicen. Pero también es habitual que un profesional previamente adiestrado, con el material docente preparado por el propio laboratorio, sea el encargado de hablar de las maravillas del producto, tratamiento, etc. de moda. Y por último están las estrellas, los iluminados que vienen de fuera, cobrando una pasta y que muchas veces dicen lo de siempre. Seguro que todos conocemos a alguno así. Y seguro que desde los servicios de salud intentan contratarlo, muchas veces sin éxito (que aquí el que esté libre de pecado...).
En los seminarios de hospitales y centros de salud hay también de todo, pero cada vez más son los propios profesionales los que trabajan duro para poder ofrecer una actualización real de contenidos. Lastima que en la decisión de acudir no juegue un papel importante el contenido del curso o según el profesor, que hay otros factores que juegan un papel crucial.

5. El contenido
Con la burocracia hemos topado. La existencia de organismos autónomos dedicados a la formación, con planes formativos rígidos pactados con los sindicatos (esperemos que aconsejados por profesionales, ejem), con procedimientos reglados de inscripción y con sistemas poco innovadores, no ayuda a que la formación sea ágil y se adapte a las necesidades reales de cada colectivo. No obstante, cada vez más las unidades docentes se buscan la vida como puede y, muchas veces con financiación privada, ofrecen contenidos de interés con formatos diferentes y sin que sea necesario hablar del medicamento en fase de promoción de cada momento.
Las empresas farmacéuticas también están en fase de cambio. Cada vez hay mas cursos generales de sobre evidencia, mejora en técnicas asistenciales, investigación, etc. pero no es lo habitual. Seguimos centrados en charlas-cena para explicar los beneficios del medicamento de turno, y punto.

6. El intercambio de opiniones.
Una de las características básicas de los congresos (en su forma actual de hacerlos) es la posibilidad de conocer y hablar con profesionales de la otra parte del país, o del mundo. Y eso si que merece todo nuestro elogio y envidia. Todavía no ha sido posible elaborar una herramienta online que sustituya dicha interacción, y si se crea, no será del todo perfecta, pero de poder importar esa característica de los congresos tradicionales depende que los nuevos modos de formación tengan éxito. Por eso, cualquier iniciativa de plataforma de gestión e intercambio del conocimiento (el caso de la plataforma de la Comarca de Bilbao es muy interesante) debe ser promocionada y difundida ampliamente, aunque al final todo depende de la voluntad del profesional para participar.

Y eso es todo por hoy, sobre un tema tan actual y que tanto dinero mueve cada año. Lástima que todavía siga camuflándose en algunos casos el marketing de producto y la promoción de nuevos tratamientos bajo el término formación. Y que conste que hay magníficos profesionales del campo del marketing farmacéutico, con buenas ideas y además muy críticos con ciertas tendencias actuales. Por otra parte, no podemos olvidar que contra el vicio de pedir, la virtud de no dar : depende de los profesionales asimilar correctamente el conocimiento que se les transmite, incorporarlo a sus procesos de toma de decisiones y hacer en cada caso lo que deban hacer, sin presiones ni coacciones de nadie. Esa es la base de todo.

Cada vez tenemos más claro que la sección de los lunes debería llevar por título "Haciendo amigos" y hoy es un claro ejemplo. Quizás hemos exagerado un poco, pero a la hora de hablar de estos temas, tan arraigados y extendidos, o se dicen las cosas así o mejor seguir callados. Por supuesto, los comentarios están abiertos a vuestra opinión. Ah, lo olvidábamos, gracias a Enrique y a Alfonso por permitir que les citemos. Tenemos muy claro que cambiar el rumbo depende de todos...


domingo, 25 de abril de 2010

Día de descanso y repaso blogueril



La foto lo deja bien claro, hoy es domingo y además de un buen desayuno, un paseo, una agradable lectura y un ratito delante del ordenador, es día de descanso. Para que no tengáis que buscar en favoritos o en vuestro lector de feeds, aquí tenéis lo que más nos ha llamado la atención esta semana. Feliz día a todos.

- Curiosa la relación entre el Alzheimer y la dieta. Ahora dicen por ahí que comiendo muchos frutos secos, pollo y pescado, se reduce el riesgo de padecer Alzheimer. La gente de Behind the Headlines analiza la noticia y el artículo científico que da origen a semejante titular.

- Twitter es una gran fuente de noticias. A través de @riojasalud nos enteramos de la publicación en formato pdf del libro "Cocina Sana para los peques...y para toda la familia" por la Consejería de Salud de La Rioja.

- Interesante seminario el próximo 28 de abril en Toledo bajo el título "La reforma sanitaria en EEUU". Lo organiza la Consejeria de Salud y la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

- Lo de la pulserita no tiene freno. Pese a lo que leemos en blogs y webs, un ejemplo es esta magnífica entrada de Medtempus, hay medios de comunicación como el periódico Las Provincias que el próximo 2 de mayo venderá la famosa pulsera con el periódico por el módico precio de 10'95 euros. Lo mejor son los artículos que lleva días publicando sobre las ventajas de semejante artilugio, con frases como esta: "el atractivo principal se sitúa en la recomendación de estos complementos para la mejora de la actividad sexual e incluso la pérdida de peso, dos aspectos que interesan a millones de ciudadanos". Pues eso, sobran las palabras.

- La receta médica, el sistema que se usa actualmente para prescribir en España, es ineficiente, incómodo y además no ayuda al paciente. Rafa Bravo comenta en esta entrada el sistema cubano de prescripción y además analiza el ahorro y las mejoras que implicaría la implantación de un sistema similar.

- Rafa Cofiño resume muy bien la magia de internet, de los blogs y de todo este mundo 2.0 tras un encuentro con otro bloguero de pro como es Fernando Comas. A veces las conexiones son mágicas, y funcionan.

- Los antibióticos y su uso inadecuado, algo de lo que este viernes hablábamos aquí, es una muestra clara del nivel de educación sanitaria de un país frente a otro. En Salud y Otras Cosas de Comer, han dedicado 2 entradas (una y dos) a analizar los datos del Eurobarómetro sobre Consumo de Antibióticos. Lógicamente, España se sitúa a la cabeza de la clasificación en uso de antibióticos, si es que no encanta ser los primeros en todo.

- En ingles se denomina disease mongering al proceso de invención de nuevas patologías por parte de agentes con intereses poco éticos. El ejemplo más habitual son las empresas farmacéuticas que deben buscar nuevas indicaciones para sacar los restos de almacén y dejar espacio para nuevas moléculas. Fernando analiza en Pharmacoserias este fenómeno y cita 8 ejemplos de enfermedades inventadas.

- Esta semana leíamos con interes la noticia de que Danone ha retirado la petición para anunciar como saludables sus productos Actimel y Activia. El País, que últimamente no para de publicar interesantes reportajes sobre salud y sistema sanitario, publicó ayer "Doctor, recete este yogur" en el que cuentan las visitas que reciben profesionales sanitarios para que aconsejen el consumo de aguas y yogures específicos. Esto me recuerda al sello de la Fundación Española del Corazón en determinados artículos, tal y como nos cuenta Vicente Baos. Debe ser que entre todos los champiñones del mundo, solo los de La Rioja son cardiosaludables...

- Tecnología punta y curiosa. una silla de ruedas que se maneja con el mando de la wii. Aquí la noticia y aquí el vídeo de demostración.

- Nuestro admirado Rafa Pardo estña de enhorabuena. Su magnífico blog "Inquietudes de Maimónides" va a ser difundido por Flash Tic Salut tanto vía web como vía twitter. Lo más interesante del tema es que la web de una administración pública incluya la difusión de blogs externos, cosa de la cual nos alegramos. Rafa une este hecho a su nueva página de facebook.

- Preciosas las historias de la Doctora Jomeini. Esta historia detrás de una epidural se merece una atenta lectura, os gustará. ¡¡¡Estos anestesistas cada día nos caen mejor!!!

- ¿Alguien se imagina que el español fuese la lengua científica de moda y que el BMJ admitiera artículos en español o el NEJM? Interesante el análisis que encontramos en este enlace que analiza el artículo "El español como idioma científico: salto al vacío o salto a la Red".

- Con Ocularis se aprende mucho, incluso sin tener ni idea de medicina. En esta entrada, podemos reflexionar sobre el método científico, revistas, estudios y ensayos y sobre como el profesional debe saber seleccionar entre toda la evidencia que tiene delante, la que más pueda aplicar a su día a día.

- Estos días se ha hablado bastante de la elección de plaza por los MIR, y concretamente del bajo ritmo de elección de las plazas de Medicina de Familia. Miguel Ángel Daniel levanta la mano y pide su turno de palabra desde "Enfermedades de obreros y artesanos" hablando de su especialidad, la de medicina del trabajo. Como dice en el título, mal de muchos consuelo de tontos...

Y ahora música, la mejor forma de empezar o de continuar con el domingo. Esta vez Second y una de sus canciones más conocidas. Papaparaparapapara


sábado, 24 de abril de 2010

Sonidos y estadísticas



¿Cantas? ¿Cantamos? Los sábados es el día de las canciones. Hoy Drexler en estado puro, que nos encanta su voz.

Por cierto, anoche estuvimos revisando todo eso de las estadísticas y de los datos de lectores, y cada día nos asustamos más. Cuando empezamos, allá por 2007, era raro pasar de 50 visitas y los días de 100 visitas hacíamos una fiesta. Con el tiempo las cosas han mejorado y ahora no podemos quejarnos (aunque seguro que para muchos son cifras muy flojas, pero para nosotros son medio mundo, nuestro mundo): una media de 1600 visitantes únicos y de 2300 páginas vistas por semana. Hay 214 personas que nos leen, cuando pueden, usando Google Reader. Pero lo mejor de todo es comprobar como las entradas se comentan, se citan (a veces) en otros blogs y además en twitter en ocasiones se genera cierto debate. Lógicamente, tenemos muy claro que todo es gracias a los que estáis ahí día a día. El listón está alto, pero seguimos trabajando muy duro para poder seguir escribiendo a diario y además aprender un poco cada día.

Por cierto, no olvidéis que estamos también en twitter (@manyez) y por mail (saludconcosas en gmail punto com). Vuestros comentarios, consejos, críticas, aportaciones, ideas, noticias, eventos para que los incluyamos en el blog, sensaciones o impresiones siempre son bienvenidos.

Y ahora la canción...
Voy en este vuelo transoceánico
oyendo tus versos melancólicos,
dejando que el sonido de tu voz
te traiga, así,
del modo más enérgico...



La foto es de lanier67

viernes, 23 de abril de 2010

Twitter, ciudadano y salud: estrategias de actuación



Dicen que twitter refleja claramente la realidad de un amplio grupo de ciudadanos. Gente que escribe sobre su día a día, sobre su trabajo, sus momentos de ocio, música o cine, y por supuesto sobre sus preocupaciones, actitudes, comportamientos y hábitos en relación con la salud. Nada es fiable al 100% pero las tendencias siempre son útiles para conocer por donde va la opinión pública, y en salud también es necesario tenerlos en cuenta.

Nos tropezamos gracias a Science Roll con un reciente artículo publicado en American Journal of Infection Control y titulado "Dissemination of health information through social networks: twitter and antibiotics".

En el artículo, se analiza el uso de antibióticos en base a lo que escriben los usuarios de twitter en sus actualizaciones. Para conocer los malentendidos o incluso los usos erróneos de los antibióticos, se analizó el uso en el mismo tuit de diversas combinaciones de palabras, detectándose que las más comunes fueron antibiótico + resfriado y antibiótico + gripe. De los 1000 tuits analizados que contenían la palabra "antibiótico", en 345 aparecía también la palabra "gripe" y en 302 la palabra "resfriado".

Las reflexiones que nos genera este artículo son diversas:
- Tal vez sería interesante una escucha activa por parte de la administración sanitaria de los comentarios en redes como twitter. ¿Son tendencias fiables? Lógicamente reflejan la opinión de un grupo de ciudadano con acceso a internet y, más concretamente a las redes sociales. Pero, ¿son significativos como grupo respecto del total de la sociedad?
- Otra alternativa sería desarrollar herramientas de análisis social específico para temas sanitarios. ¿Tal vez una especie de google flu trends con twitter para salud? ¿Es caro? ¿Y rentable?
- ¿Que grado de fiabilidad tienen este tipo de comentarios? ¿Que grado de mentiras y verdades hay en las redes sociales?
- La intervención activa por parte de la administración sería interesante para generar confianza en el usuario, resolver dudas en tiempo real (monitorizando palabras clave) y realizar campañas de promoción de la salud. ¿Generaría desconfianza?

Lo bueno (y lo malo a la vez) es que casi todo está por hacer. El primer paso: empezar a tener en cuenta las redes sociales como reflejo de la realidad de una parte de la población. Si la estrategia de intervención de la Administración no incluye la web 2.0 como una herramienta potente en la comunicación y promoción de hábitos saludables, poco podremos hacer.

Nota final: hemos encontrado una magnífica guía titulada "Social media metrics and ROI. A guide for health marketers of life science companies, hospitals and public health organizations". Descarga gratuita en este enlace.



La foto es de kingkong21.

jueves, 22 de abril de 2010

Atención primaria: caminando en círculos



Leímos la noticia en marzo y guardamos el enlace en nuestros favoritos para hacer algún comentario en voz alta. Estos días, con las reflexiones que encontramos acerca de la elección de Medicina de Familia en el MIR, es el momento. Se trata del borrador de reforma de la atención primaria en Aragón, con una base realmente poco innovadora y además bastante anclada en el pasado como ahora veremos.

No hay texto definitivo del borrador y solo conocemos lo que dicen los periódicos, pero vamos a copiar algunas lineas:
- La nueva ordenación gira en el equipo de Atención Primaria como eje donde pivota toda la organización.
- Cada uno de ellos tendrá asignadas entre 10.000 y 15.000 personas. Salvo situaciones excepcionales, el número de personas asignadas no podrá ser superior a 20.000.
- Estos equipos se regirán por los acuerdos de gestión clínica, que tendrá una vigencia de uno a cuatro años.
- (Se) reducirá a 1.500 los usuarios asignados por cada médico de familia, mil menos que lo previsto por la legislación actual
- La organización interna del equipo será realizada por el director de equipo de Atención Primaria, una figura que sustituye al actual coordinador.
- Otra de las novedades pasa por adjudicarles más funciones a los enfermeros. Así, se les encarga la asistencia a pacientes de baja complejidad o a crónicos.

Hay algunas novedades interesantes (acuerdos de gestión, papel de enfermería, mejora de la autonomía) pero casi todo lo demás es reescribir las ideas de siempre. Además sinceramente recuerda mucho al espíritu del famoso Real Decreto 137/1984 de Estructuras Básicas de Salud, que fue el que puso en marcha la atención primaria en España. Si 26 años después no cambiamos de espíritu, y además repetimos las viejas estructuras, poca reforma vemos en Aragón...

Un ejemplo diferente, ha sido el de Galicia, que presentó en 2009 una propuesta de cambio algo más arriesgada que de momento sigue esperando su turno. También los catalanes lo han intentado con algunos problemas. ¿Realmente todos los profesionales quieren que cambien las cosas?


miércoles, 21 de abril de 2010

Punto de encuentro comunitario



Los días 13 y 14 de mayo se realizará en Palma de Mallorca el XII Encuentro PACAP y III Encuentro de participación comunitaria para la promoción de la salud en las Islas Baleares, bajo el lema de "Ciudadanos, profesionales y salud: Punto de encuentro". Estas jornadas buscan el intercambio de experiencias de participación e intervención comunitaria en salud.

Hasta aquí todo normal, ¿no? Lo novedoso es que se ha creado un foro de debate digital previo al encuentro: “PARTCÍPA”, al que se puede acceder a través de la web del Punto de Encuentro Comunitario desde hace varios días. Allí podrás exponer y comentar tus experiencias, tus dudas, tus inquietudes, etc. y compartirlas con los demás. Los temas de debate girarán, como en el encuentro, alrededor de las posibilidades y realidades de la realización de actividades comunitarias en atención primaria, y de la participación de la ciudadanía en la salud.

El espacio está abierto para toda aquella persona u organización que tenga interés en estos temas, tanto si son profesionales como si no. Lo fundamental es escuchar a todos, y eso es de agradecer de cara a un evento de este tipo.

Entre los organizadores, además de Semfyc, Sbmfic y Abic, está Rafa Cofiño a través de su blog Salud Comunitaria.


martes, 20 de abril de 2010

El precio de no hacer nada



Un interesante artículo que aparece hoy en Diario Médico (aquí tenéis el pdf de la edición en papel) y que hemos escrito al alimón Julio Mayol y un servidor.

Reformar el Sistema Nacional de Salud o el precio de no hacer nada

La clase político-administrativa debe acometer una reforma radical con una estrategia nítida de cambio. Se debe perder el miedo a modificar normas como la Ley General de Sanidad, que se ha quedado desfasada. También hay que potenciar la gestión de la información, profesionalizar la gestión sanitaria y comprometer al profesional con la eficiencia y la calidad.

En los países occidentales los médicos ocasionan el 90 por ciento del gasto sanitario. Múltiples factores influyen en la ineficiente toma de decisiones Ejecutar cualquier acción tiene un coste de oportunidad. No ejecutarla, también. Y en sanidad, seguir como estamos sólo hará que pronto estemos mucho peor. Fundamentalmente porque para mantener el nivel de prestaciones y calidad que se proporciona ahora, sin introducir ningún cambio, tendremos que afrontar un aumento imparable en los costes y, consecuentemente, un incremento del gasto sanitario. Nos mantendremos así encerrados en el bucle producción-administración, sin ninguna capacidad para tomar una decisión de calidad que lleve a utilizar la sanidad como motor económico a través de la innovación. Mucho menos podremos integrar ésta en el aumento de la eficiencia y la productividad del sistema.

Es necesario preparar una estrategia nítida de cambio, que pueda convencer a todos los agentes de que el esfuerzo de hacer supera la comodidad de no hacer nada. Si lo dejamos todo igual, sólo conseguimos: a) seguir disfrutando de los beneficios actuales (realmente cortoplacistas), b) continuar asentando las costumbres y vicios del sistema, y c) consolidar los errores del pasado, que algunos exhiben como un triunfo. Debemos empezar a analizar punto por punto todo lo positivo que puede implicar una reforma del sistema iniciada desde abajo.

La primera reforma radical está en el ámbito político. Nada más lejos de nuestra intención que cuestionar la organización del Estado, respaldada democráticamente, pero los ciudadanos tenemos la percepción de que la organización práctica del Sistema Nacional de Salud (SNS) es ineficiente como consecuencia del marco legal.

La Ley General de Sanidad, base común para todos los servicios de salud, se percibe como un obstáculo y no como un medio para construir escenarios que funcionen. Las herramientas y estructuras que creó dicha ley ya cumplen 24 años y tal vez sea el momento de adaptarla a las necesidades de una sociedad diferente que precisa de un entorno sanitario ágil y sostenible. Hay que perder el miedo secular a modificar las leyes, ya que no son el escollo a evitar sino el eje que debe guiarnos; y más en el caso de una ley que ya está quedando claramente desfasada.

La clase político-administrativa, pese a tener claramente identificados los problemas organizativos, no ha podido elaborar soluciones reales a los problemas. Las debilidades del sistema siguen afianzándose y eso provoca que sigamos en un entorno sin fórmulas organizativas ágiles para los servicios sanitarios, sin una planificación de recursos humanos centrada en las necesidades y sin un mecanismo de incorporación de resultados de proyectos de investigación e innovación.

En un sistema basado en el conocimiento, sin información no puede haber una gestión eficiente, con todo lo que ello implica. Aunque estemos en un entorno tecnológico avanzado, nuestro sistema tiene tales defectos en la gestión de la información que, por ejemplo, ni siquiera se dispone de un registro fiable de profesionales. En la era de la comunicación, en todo el SNS resulta imposible usar y compartir herramientas interoperables, escalables y sólidas. Y lo que es peor, las actividades orientadas a su consecución por parte de los reguladores-financiadores son tímidas, lentas e ineficientes. Un buen comienzo sería el de compartir información por todos los servicios de salud, que sea pública, que se utilicen criterios idénticos en todo el país y que se asiente una cultura de transparencia en el sistema. Sin embargo, ¿estamos realmente preparados para ello?

Profesionalizar la gestión

Además, no se puede seguir utilizando a los gerentes como piezas políticas. La profesionalización de la gestión sanitaria es otra reforma necesaria. Las consejerías deben confiar en sus técnicos, hacer benchmarking y olvidarse de la microgestión porque es un vestigio de una administración obsoleta y la base de la desconfianza de los profesionales sanitarios.

Habría que desarrollar planes estratégicos que permitan la armonía de gestión y que proporcionen a los gestores las coordenadas de referencia para ser valorados, objetivamente, mediante indicadores adecuados para los objetivos propuestos. Si queremos exigirles resultados, es fundamental permitir cierto margen de actuación, proporcionar herramientas de gestión potentes y en el marco de una estrategia clara promover la competencia entre centros, la comparación y el intercambio de experiencias. Sin esas medidas es imposible una evolución de las organizaciones: cambiar desde la cultura proteccionista a una cultura de responsabilidad.

Según datos recientes, en los países occidentales los médicos ocasionan, directa o indirectamente, el 90 por ciento del gasto sanitario. ¿Qué les impide controlarlo? Múltiples factores influyen en la ineficiente toma de decisiones: la falta de formación adecuada, una deficiente gestión de la información, la desconfianza en los niveles políticos y gestores, la ineficiencia de la Administración, la presión por pares, la presión social, el marco jurídico inadecuado, la desmotivación y el auge de la medicina defensiva, entre otros.

Intereses individuales y colectivos

Además, las organizaciones corporativas profesionales deben aprender a alinear los intereses individuales con los beneficios colectivos, ya que es fácil que estos últimos se diluyan. Sólo de esta forma pueden llegar a un grado de responsabilidad tal que les permita hacer una reflexión colectiva y promover cambios que, a medio y largo plazo, impliquen un escenario mucho más sostenible en el sistema sanitario.

Así, tanto desde un punto de vista individual como colectivo, la última reforma radical pasaría por conseguir un compromiso global de los profesionales con la eficiencia y la calidad. Para ello es necesario desarrollar tres ejes fundamentales: formación, desarrollo profesional vinculado a la estrategia global del sistema de salud e implicación en la gestión de sus instituciones sin cometer los errores ya conocidos del National Health Service.

Continúan surgiendo iniciativas que plantean análisis y propuestas sectoriales de reforma, pero se hunden en la timidez frente a la radicalidad. Ya tenemos experiencia del resultado de intentar evitar el pánico en épocas de crisis y ha salido una tragedia griega. Parafraseando a Einstein, en sanidad insanity is doing the same thing over and over again expecting a different result.



Y además, ayer aparecía una "rapid response" en la web de la revista British Medical Journal con el título "Looking for a reform in Spain" y firmada también por Julio Mayol y el mismo servidor que antes.

Desde luego, una semana que empieza bien. Esperemos que siga el mismo camino...

lunes, 19 de abril de 2010

Medicina participativa: dos punto algo



La semana pasada hablamos de las herramientas 2.0 en salud mental gracias a una presentación de Paula Traver. Hoy seguimos con el análisis de iniciativas de este tipo en el mundo de la salud de la mano de Jorge Juan Fernandez, el Director de ehealth y salud 2.0 del hospital Sant Joan de Déu.

Jorge es el autor de un blog que seguimos desde nuestros inicios y que nos encanta: Salud y Gestión. La semana pasada compartió dos interesantes recursos sobre medicina participativa (como él la denomina): una presentación y un artículo publicado en la revista Sedisa S. XXI.

1. La presentación lleva por título "El carnaval de la medicina participativa. ¿Que podemos hacer? ¿Que debemos hacer?". En ella, se hace un recorrido por las principales categorías de herramientas 2.0 (siguiendo el índice que presentó en esta entrada de su blog). Muy interesante para tener una visión actualizada de lo que se cuece en el mundo 2.0 y empezar a adaptarlas a la realidad española.


2. El artículo "Salud 2.0: bienvenido al carnaval de la medicina participativa" (disponible en este enlace). publicado en el número 16 de la revista SEDISA S. XXI (editada por la Sociedad Española de Directivos de la Salud). En el artículo se analizan las categorías y herramientas que pueden desarrollarse en el entorno 2.0 en servicios de salud y centros sanitarios, y además se plantean propuestas de actuación para que la sanidad española, tanto pública como privada, puedan dar algún paso adelante.

Por cierto, nos encantaría poner el enlace directo a la revista, pero SEDISA sólo permite el acceso a la revista en su web a los socios. Sinceramente, teniendo en cuenta que ya no se edita en papel, para mejorar la difusión de la revista mejor apuntarse a la moda del todo gratis (acceso libre). Y hasta lo hemos dicho en la asamblea de socios (que lo somos), pero nada de nada.

Este tipo de recursos ayudan a conocer las herramientas que ya existen en otros países, o incluso en España. En el campo del dospuntocero y de las redes sociales, hay tanto escrito en blogs y webs, que una síntesis siempre viene bien. Además, muchas veces nos empeñamos en reinventar la rueda o en buscar iniciativas totalmente novedosas, pero pueden conseguirse resultados muy interesantes mejorando (o incluso adaptando) lo que ya existe. Por cierto, creemos que la presentación vendrá muy bien a políticos y directivos (si es que nos leen).

PD. Gracias Jorge por compartir ambos recursos.
PD 2: nuestra canción de hoy es la precursora de los powerpoint. ¡¡¡Y la canta Bob Dylan!!!


domingo, 18 de abril de 2010

Repasito sanitario



Tras unos días de lluvia que en algún caso aún siguen, tras una semana llena de ceniza por los problemas volcánicos de Islandia, de nuevo es domingo y os ofrecemos nuestro repaso semanal a la blogosfera sanitaria. Esperemos que lo que hemos seleccionado os guste. ¡Feliz día a todos!

- Historias del día a día con rqgb. Una visión totalmente práctica de los procesos internos en un centro sanitario. Estos relatos reales enseñan mucho a los lectores. ¡Gracias Raquel!

- La información de la web del Plan de Calidad del SNS está algo escondida, y a veces sin darnos cuenta nos tropezamos con verdaderas joyas. Por eso, las listas de correo son muy útiles para estar al día de todas sus actualizaciones. Aquí tenéis una entrada de bibliovirtual sobre el procedimiento para acceder a las listas y darse de alta. Imprescindible, sin duda.

- JM Faner nos sigue dando alegrías. Ha elaborado una lista, al más puro estilo Ed Bennett, clon los hospitales con presencia en redes sociales. Podéis leer más sobre el listado en su blog.

- Ha sido la semana de las redes sociales, ya que el Grupo de Internet y Salud de la Escuela Andaluza de Salud Pública de ha presentado su listado de hospitales presentes en las redes sociales.

- El Colegio de Enfermería de Barcelona ha elaborado un portal de educación y promoción de la salud, llamado Enfermera Virtual. Lo comenta y disecciona Raquel en su blog "De la innovación y otros demonios". Una interesante iniciativa orientada al paciente y al ciudadano.

- Tantas modernidades hacen que nos olvidemos de los clásicos, y periódicamente conviene volver a ellos. En El Desembarco de la Flota dedican una entrada a Hipócrates, clara y directa. Y eso que en aquella época no había twitter, ni facebook ni nada...

- Que alguien retome su blog tras más de un año para reflexionar sobre el estado actual del sistema sanitario es algo digno de mención. En este caso, Xavier Blasco vuelve al ataque desde su blog Medicina Viable. ¡Directo a nuestro Google Reader!

- En breve dedicaremos una entrada a las iniciativas sobre nuevas formas de comunicación médico-paciente. Esta semana conocimos esta interesante presentación de Fernando Casado (sí, el Dr. Twitter de El País, Salvador Casado y María de Miguel, con el título "Nuevas herramientas de comunicación médico-paciente en atención primaria".

- La semana que viene se celebran en Albacete las Jornadas Farmacríticas, englobadas en el proyecto Farmacriticxs. Aquí tenéis toda la información, por si alguien está interesado. Los organizadores han logrado reunir a gente de la industria farmacéutica y a profesionales como Juan Gérvas, José Manuel Freire, Vicente Baos, Eduard Diogène o Pedro Marset. Podéis leer más información en el blog de Vicente Baos.

- Opus Libertati es una interesante web sobre proyectos de software libre aplicados al entorno sanitario. Se puede participar en los proyectos que tienen en marcha, como uno de gestión de turnos, otro de inteligencia de negocio o uno de gestión documental. Un buen complemento es el grupo de Linkedin "Open Healthcare".

- Cada vez nos gusta más la sección de los sábados del blog "Pediatría basada en pruebas" sobre cine. Esta semana, además de la entrada del sábado, dedicada a la adopción, el viernes nos regalaron un gran resumen sobre el uso del cine para la enseñanza en medicina, con enlaces, recomendaciones, etc.

- No esperabamos muchas más entradas sobre la pulserita de moda, pero Julio Bonis (el de Vidalio) se lleva el premio por provocar la risa más nerviosa de la semana, ante el "panorama" real que nos ofrece en esta entrada. Entrad, que merece la pena.

- Rafa no se corta nunca, y eso es de agradecer. El viernes estuvo hablando de iatrogenia preventiva en el Congreso de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria. En su blog Primum non Nocere podemos ver la presentación que utilizó.

- Nuestro amigo hopero Iñaki esta vez habla de porno, pero sin fotos. En su magnífico blog Sobrevivirrhhe comenta el lanzamiento de una publicación porno para ciegos y hace algunos comentarios sobre el porno y el 3D. Además, la canción que incluye está muy bien elegida.

- La confidencialidad y la protección de datos en los centros sanitarios es algo que, en ocasiones, en el fragor del día a día, se olvida. El blog Más allá del microscopio nos recuerda su importancia y se pregunta el motivo de que sea un tema que importe más al personal administrativo que al sanitario. La vida es así, que dice la canción...

Y hablando de canciones, Natalie Imbruglia con una canción perfecta para este domingo. Mañana más y esperemos que mejor.