martes, 25 de enero de 2011

Cuatro gatos


Hace unos días los (buenos) amigos de La Comisión Gestora hablaban de los adeptos al 2.0 y de la punta del iceberg, en referencia a que a veces nos deslumbramos pensando que todos los profesionales son unos fans acérrimos de las TIC cuando no es del todo cierto. El problema radica en que las redes que se crean alrededor de twitter, facebook, blogs y demás nos asocian a pares, a gente con intereses similares, y así las encuestas mentales que hacemos sin darnos cuenta nos llevan a crear una realidad equivocada.

Pero, ¿ocurre solo con la web 2.0? No, esto ocurre con muchos más aspectos en nuestro entorno. Un ejemplo muy claro: en este entorno digital nos codeamos con profesionales comprometidos, que en sus horas libres crean redes sociales, ponen en marcha una plataforma para ayudar a dejar de fumar o para denunciar los problemas de atención primaria, responden mails de sus pacientes, escriben blogs o participan en mil y una iniciativas sin recibir nada a cambio, solo por la "satisfacción del trabajo bien hecho" como un día comentaba nuestro amigo Salva Casado.

¿Y la realidad es así a nuestro alrededor? Ojalá... Por cada profesional que quiere cambiar las cosas, que sabe a ciencia cierta que el sistema necesita una reforma, que se esfuerza por hacer bien las cosas y beneficiar al paciente, existen otros que prefieren no mover nada (casi ni opinar) y otros tantos que sacan beneficio, directo o indirecto, de una situación indefendible. Por cada profesional que atiende a los pacientes y se esfuerza por ellos, hay otro que prefiere salir antes, que prefiere dejar el trabajo para el siguiente turno, que se "escaquea" con malas artes cargando a sus compañeros con el trabajo que deja sin hacer, que ni se molestan en bajar cuando les llama el residente desde la puerta de urgencias, que pagan con el paciente su propia frustración y que al final son la inercia que mueve a este sistema.

Al menos, los 4 gatos que somos, estamos conectados y nos conocemos. Eso no nos lo quita nadie y demuestra que las redes y el dospuntocero sirven para algo. Hace años no podríamos haber conocido con tanta facilidad a gente tan especial como la que escribe, comenta, colabora, critica y difunde información en la blogosfera y tuitesfera sanitaria. Y así se lanzan proyectos, se materializan ideas, se innova y se construye otra forma de hacer las cosas, con un estilo diferente al que la sociedad actual y algunas corporaciones profesionales nos tienen acostumbrados. A algunos les fastidiará, a otros no les gustará, pero los resultados están ahí (muchas veces no los mejores, sin duda), y las ganas de trabajar y de mejorar día a día también. Las espaldas son anchas, tanto para los sacos como para las flechas...

Como epílogo, le pedimos prestado a Rut Roncal el cuento zen que publicó recientemente en el blog 365 Phototuits:
Érase una vez un perro que se metió en una casa abandonada.Después de recorrer todas las habitaciones llegó a una que estaba llena de espejos. Como era muy desconfiado ladró desde la puerta para ver que ocurría. Inmediatamente vió cientos de perros devolviéndole los ladridos y salió corriendo mientras pensaba “Esta casa está llena de perros desagradables, no volveré nunca más”.
Al día siguiente otro perrito entró en la misma casa y al llegar a la habitación de los espejos entró alegre y sonriente. Al mirar a los espejos vió a muchos perritos que le sonreían y se marchó pensando “Que casa más agradable,volveré todos los días para ver a los perritos sonrientes”.

Y ya que tenemos un gato en la foto, y es de noche (o eso parece), nada como el pijama y a dormir...



Nota final: hablando de redes, esta noche estaremos hablando de #mividasinti en la sesión nocturna de Te Kuidamos 2.0 que coordina Olga. Gracias por la invitación

28 comentarios:

  1. Enhorabuena por la entrada! Me ha gustado mucho :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ayer mismo hablaba de la tuitesfera sanitaria, con orgullo, no sé si hacemos nada útil, pero al menos intercambiamos, participamos, opinamos, y tratamos de contagiar a los que todavía no están "dentro. ¡Felicidades por la entrada!

    ResponderEliminar
  3. Com o diría mi sobrina de 7 años: "Me ha encantado mucho"...me voy a trabajar un poco más contenta.

    ResponderEliminar
  4. Que grande eres, Miguel... aunque con eso no digo nada que no se sepa ya. Pero que bueno es que te empeñes en recordarnoslo a menudo.

    Por cierto, cuanto link, no te has dejado a nadie, creo...

    Nos oímos esta noche en casa de Olga ;-)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu entrada, por lo que te felicito tanto por la idea que expresa como por la forma de expresarla.
    Gracias Miguel A
    Maria José. Docencia Rafalafena

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuánta razón tienes, Miguel!

    Por suerte, cuando me siento sólo en mi ámbito profesional local, tengo siempre ahí a mi ámbito digital para apoyarme y darme satisfacciones.

    Gracias a tod@s por estar ahí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado!!! así como que uno se va más a gusto a trabajar, no?

    ResponderEliminar
  8. Como he dicho en twitter, nunca menosprecies el poder de cuatro gatos en movimiento!!
    A mí también me ha encantado el post de hoy!

    ResponderEliminar
  9. Sólo por lo que ya se hace merece la pena! Muy buena entrada!!

    ResponderEliminar
  10. "Al menos, los 4 gatos que somos, estamos conectados y nos conocemos."

    "Las espaldas son anchas, tanto para los sacos como para las flechas .... "

    Me encantan esas dos frases como resumen.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado tu entrada. Describe bien la realidad.

    ResponderEliminar
  12. Uff! Pedazo post, te felicito Miguel.
    No se puede decir más claro, pero si más alto, te parece que entre todos lo digamos? La unión hace la fuerza.

    Estás a nada de tu 1000 entrada en Salud con Cosas. Desearte la misma inspiración para las próximas 1000+n

    Mercè Bonjorn
    @merbondal

    ResponderEliminar
  13. Gran entrada. Gracias a ti y a los "cuatro gatos" que nos aportan tanto y parecen 400000..

    ResponderEliminar
  14. Feliz (en ambos sentidos) entrada mil. Un abrazo y que cumplas muchas más

    ResponderEliminar
  15. Muy buena la reflexión con la que me identifico plenamente. Esta problemática ocurre en muchas empresas y hasta en la vida misma. La web2.0 es la herramienta que toca ahora para facilitar la vida a aquellos que pensamos habitualmente sobre cómo mejorar y nos planteamos la típica pregunta de "¿Por qué no?

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante. En el fondo los 4 gatos de la salud 2.0 hacéis que los que os vamos conociendo cojamos ganas de intentar cambiar esas inercias.
    Todos los grandes movimientos empiezan siendo pequeños ¿no? Al fin y al cabo, lo que se pretende es utilizar la red para crear contactos e iniciativas y moverlas y difundirlas, y ese objetivo se ha logrado. Los objetivos mayores ya irán llegando.

    ResponderEliminar
  17. Me encanta formar parte de los 4 gatos, que no nos dejamos llevar por la inercia y que con ilusión intentamos cambiar las cosas.

    Un Abrazo!!

    ResponderEliminar
  18. Buenisimo Miguel. Y que poder de convocatoria tienes!
    El dia que en lugar de 4, seamos 400000, igual no podemos interactuar tanto. Asi que , disfrutemoslo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Hay personas que tienen un mal muy raro: el inconformismo. Hay quienes enfrentan cada día con el reto de aprender de los demás, de crecer, de enriquecerse, como personas y como profesionales; y que tienen claro que la clave es compartir. La magia de las redes es precisamente ésa, que da la posibilidad de conocerlas cuando de otro modo probablemente nunca hubiéramos tenido la oportunidad. Y a mí me parece una suerte enorme porque yo justo lo ando descubriendo. Mañez lo ha sabido expresar cómo sólo él (enanito sabio :P) lo hace. Y por eso nos aporta tanto.
    Me ha encantado la entrada, la idea, y que haya gente que aún crea que se puede dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos. Vaya, me salió la vena scout :P
    Se me viene a la mente esta frase que aparecía en mis discos de Silvio pero que en realidad es de Bertolt Brecht "Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles".
    Pues eso, gracias a todos y por todo

    ResponderEliminar
  21. Como está diciendo @goroji en twitter: Mañez la has petado!!!! Me alegra pertenecer a estos 4 gatos de tu escrito. Curiosa coincidencia que "Els quatre gats"(http://www.webpersonal.net/romeu/los4gats.htm) es la taberna del movimiento modernista en la Barcelona de finales de siglo XIX. Los artistas del momento se reunían en animadísimas tertulias por la tarde y por la no-
    che. Y mira tú por donde, que tus 4 gatos hace algún tiempo ya compartían intereses y como much@s de nosotr@s pasaban sueño.
    Nada, felicidades por este post que ha tocado la fibra a toda la blogosfera, twittersfera y cuántas eferas más tengamos por aquí.
    A ver que té inventas para el 1.000!!!!

    ResponderEliminar
  22. Solo decir que quien entiende claro escribe claro, y por extensión es capaz de articular semejante discursos con tantisimas ideas y "andamiajes" con los que se ha construido.

    Felicidades por el post, etc.
    Gracias,

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias a todos. Los que me conoceis bien, sabeis que hay un trozo de mi mismo en cada linea. A veces es necesario hablar claro, sin tapar nada...

    Y ahora por supuesto a seguir trabajando y con la ilusión al 100%

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena por la entrada! Estoy totalmente de acuerdo en que las redes y el dospuntocerismo sirve para algo, y a la vista está en este post que para mucho!

    Un abrazo y ánimo para seguir así y que cada día esos cuatro gatos se conviertan en unos pocos más!

    ResponderEliminar
  25. Mi (buen) amigo Manyez, me alegra haberte servido de inspiracion para tan fantastico post!! Leido de tu blog suena a gloria... y la mayoria de los que dedicamos tiempo, esfuerzos y ganas son sentimos identificados y agradecidos a un tiempo.

    Con post como este, como no vas a ser Dios!!

    ResponderEliminar
  26. Me ha gustado mucho la reflexión. Lleva conmigo todo el día en la cabeza.

    Siempre las ideas que luego son de todos, las empiezan apoyando cuatro gatos...

    Me ha hecho recordar esta cita de Margaret Mead: "Nunca dudes de que un pequeño grupo de gente comprometida y considerada pueda cambiar el mundo. De hecho es la única manera de hacerlo“.

    Seguimos. A pie de obra.

    ResponderEliminar
  27. Llego tarde, pero ayer no me dió tiempo a felicitarte por este post y por las reflexiones que incluye. Hace unos días, con Azucena estuvimos hablando de este tema, y me alegra ver de que trabajamos y pensamos en el mismo sentido. Comparto al 100% el contenido de este post. Sigamos con las espaldas anchas...sigamos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. Buenísima reflexión. Muchas gracias por hacernos par´ticipes de ella.

    ResponderEliminar