lunes, 14 de febrero de 2011

Bicicleta, cuchara, manzana


El Goya al mejor documental ha sido para Bicicleta, cuchara, manzana, un documental de Carles Bosch sobre la vida de Pasqual Maragall desde que fue diagnosticado de la enfermedad de Alzheimer. 

Una lucha en unas circunstancias difíciles, que borra recuerdos, que difumina el pasado y que transforma la vida del enfermo y de su familia. Hoy en saludconcosas dedicamos esta entrada a todos los que día a día conviven con el Alzheimer, directa o indirectamente.



Nota final: hoy es San Valentín, y nuestra entrada habla de amor, aunque no lo parezca. Lástima que hasta que no se vive una realidad, no se conoce realmente todo lo que podemos llegar a sentir.

15 comentarios:

  1. Claro que habla del amor, del amor incondicional, sin peros. El que se da sin pedir nada a cambio, porque realmente se quiere lo mejor para la otra persona y toda sonrisa, mirada, muestra de que él/ella sigue ahí vale millones por esporádica que pueda llegar así.
    Uf! No he convivido con personas con Alzheimer y lo que sé en gran parte es por lo que aprendí estando en tercero de medicina rotando en Geriatría. Vi la enfermedad en sus estados más avanzados y cómo la mujer/marido, hijos... se "sacrificaban" por el amor incondicional hacia el paciente. Vi la "carga" que podía llegar a ser a veces, lo que consume a los que conviven con ella en su día a día y entendí que a veces el "cuidador/es" no puede más y tiene que buscar ayuda... No sé, es muy difícil y los admiro...
    También recuerdo que pensé algo que siempre seguiré pensando pero prefiero quedarme para mi.
    Preciosa entrada, sencilla, breve, pero dice mucho más sobre el amor, en el amplio sentido de la palabra, que todas las tonterías que pueden llegar a decirse un día cómo hoy

    ResponderEliminar
  2. Bernardino Oliva14/2/11 07:53

    Yo consideraría dedicársela especialmente a aquellos que no tienen médico en Boston y ni sus nietos les hacen fotos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada, y sin duda el amor más duro e incondicional.

    Habrá que ver el documental.. aunque para mi siempre será "peseta, caballo, manzana"

    ResponderEliminar
  4. Bicicleta, cullera, poma: amor incondicional y sin fin para l@s enferm@s de Alzheimer.Y también valentía !!!

    ResponderEliminar
  5. Mi padre tenía Alzheimer, los últimos 11 meses vivia en una residencia con mi madre, nuestra experiencia fue buena, tal vez porque somos muchos, porque somos optimistas, o porque tenemos suerte .... no se, pero no cambiaría esos meses por nada en el mundo, a cerca de lo que sienten, de lo que "ven", de lo que "se enteran" .... ¡Uf! yo diría que se convierten en bebés .... ¿qué siente un bebé?¿qué siente un enfermo de Alzheimer? .... muchas más cosas de las que jamás imaginé .... y sí, tiene "todo" que ver con el Amor.

    ResponderEliminar
  6. feliz san valentín, abuelo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno... si yo te contara... desde hace 1 mes estoy en una residencia de mayores pública, dependiente del SESCAM, dado que la geriatría me gusta y opté por ir allí dada mi próxima paternidad. Más del 50% diagnosticados de Alzheimer, y muchos de ellos en estadíos avanzados. También recuerdo a una de mis abuelas. Maragall es relativamente afortunado aún. Y nosotros mucho más. En la vida todo es muy relativo. No he visto el documental, pero cada día veo lo devastador de esta enfermedad que lo borra todo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por desviar hoy nuestra mirada hacia el amor generoso e incondicional de los que dan sin intentar poseer.

    ResponderEliminar
  9. Bien por la entrada y bien por el "homenaje" ( por así decirlo) a los enfermos de esta terrible enfermedad y a sus familiares.
    Sin embargo me pareció de "mal gusto", el comentario de Maragall ayer en la entrega de premios acerca de "su" doctora que había venido "expresamente" de Boston
    ¿Qué pensarían los enfermos y familiares que al igual que yo estábamos viendo la gala? Mal,muy mal el mensaje que hay que irse a Boston para que a uno le traten de esta enfermedad...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. En esta entrada, aunque no lo parezca, hay un trocito de mi vida, por eso quizás lo vea todo con otros ojos. Gracias a todos por los comentarios.

    ResponderEliminar
  11. ¡Ánimo! Siempre queda algo por hacer, por comprender, por vivir .... un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado Miguel que dedicaras este post al documental "bicicleta, cuchara, manzana".
    ¿Cuántos enferm@s con Alzheimer aparcad@s y necesitad@s de mucho amor y cariño? yo se lo dedico ell@s.

    Verdad, hoy es día de San Valentín pero... prefiero mil veces 364 días de cariño y amor ;-D
    Mer

    ResponderEliminar
  13. El amor está en el corazón, no en su recuerdo. Acaricia, besa, abraza. Nunca dejes de escribir...
    Un abrazo y gracias por hacernos sentir... vivos

    ResponderEliminar
  14. @María Jose: la profesional que trata a Pasqual Maragall es la doctora Teresa Gómez-Isla, del Hospital de Sant Pau, que actualmente está haciendo un stage en el Mass General de Boston, para un proyecto en colaboración con el MIT, y que en principio volverá otra vez a Sant Pau.

    No hace falta ir a Boston a tratarse el Alzheimer porque el nivel de conocimiento de la patología es parejo entre USA y España, y existen unidades que son referencia en territorio español... sin ir más lejos en el Hospital de Sant Pau.

    ResponderEliminar