lunes, 21 de febrero de 2011

Invisibles pero necesarios #24h24p


Ayer se celebraba el primer aniversario del blog Cuidando.es y sus autores, Serafín y Antonio, decidieron dedicar el día a los cuidados de enfermería publicando 24 textos (uno cada hora) en su blog bajo la etiqueta #24h24p. Para ello, han contado con colaboradores de todo tipo: enfermeros, médicos, pacientes, cuidadores, profesores, investigadores, periodistas, etc. Además, muchos blogs se han sumado a la iniciativa, por lo que hay opiniones y aportaciones muy diversas que enriquecen el objetivo: dar a conocer la importancia de los cuidados de enfermería.

La prensa también se ha hecho eco de la iniciativa, como podemos ver en estos enlaces, gracias al esfuerzo del Complejo Hospitalario de Albacete que además de preparar un vídeo, se sumó a la iniciativa de forma institucional. Lo que han conseguido Serafín y Antonio es que, por un día, los cuidados de enfermería sean los protagonistas. Así que, desde aquí les felicitamos por su primer año de blog y por esta iniciativa que todavía dará que hablar.

En cuanto a los contenidos, nada como leerlos en su blog y en los blogs que se han adherido. Nosotros participamos con este texto, que os ofrecemos a continuación, acerca de la necesidad del papel de la enfermería. ¡Gracias por todo, turroneros!


Invisibles pero necesarios

Hacer visible a alguien muchas veces es difícil, pero lo sorprendente es que en pleno siglo XXI todavía tengamos que estar luchando para conseguir hacer visible el trabajo del profesional de enfermería. Hay vida más allá del uniforme, de los estereotipos, de lo que cuentan en la tele y de lo que transmiten las corporaciones profesionales. De hecho, éstas últimas parecen más interesadas en diferenciar el trabajo de enfermería del resto de profesionales para así sobresalir en una pugna que no interesa a nadie. Algún día se darán cuenta que todos trabajamos por lo mismo, y que la base es unir y trabajar juntos, no separados.

De hecho, ésa es la clave para la visibilidad de los cuidados enfermeros: el trabajo en equipo. Se nos llena la boca hablando de las tareas de carácter interdisicplinar, del papel de enfermería en determinados niveles asistenciales, pero hay que plantear de una vez un desarrollo pleno de las funciones que pueden desarrollar estos profesionales. Quizás aún hay miedo de romper las fronteras entre categorías, pero al ritmo que van las cosas, o empezamos a mezclar y a generar espacios compartidos de trabajo o las cosas seguirán así mucho tiempo.

Y como me dijo una amiga hace unos días: “La enfermería tiene un papel fundamental que jugar, no sólo por desarrollo de las competencias profesionales que tienen sino porque en una sociedad avanzada como en la que vivimos, la salud ya no es sólo curar la enfermedad sino proporcionar cuidados y calidad de vida. El mundo de los cuidados y la implicación de la enfermería en los nuevos roles que pueden desarrollar es todo un desafío aunque no todos estén dispuestos a asumirlo”.

Tal vez sea meter el dedo en la llaga, pero da rabia que el cine actual siga jugando con ese papel secundario de la enfermería. de hecho, algunos guiones de las comedias de enredo de los últimos años juegan a repetir los típicos prejuicios que al parecer a muchos les hacen reír. Un claro ejemplo es la película Los Padres de Ella (Meet the parents, 2000) con Robert de Niro y Ben Stiller.

El argumento es muy simple: Stiller visita la casa de los padres de su novia y resulta que el padre (de Niro) es bastante peculiar. Stiller trabaja como enfermero, y a raíz de esta profesión surgen diversos comentarios en la película. Este vídeo muestra una escena en la que Ben Stiller es presentado como enfermero ante dos cirujanos “superguais”:

3 comentarios:

  1. Poco a poco debemos de cambiar este rol de actor secundario que llevamos tiempo viviendo. Y si contamos con el apoyo y reconocimiento del resto del equipo, nos sera mas facil. Como bien has dicho, la clave es esa: somos equipo.
    Lo de que en el cine etc se siga explotando el papel de "enfermerita leré" ya esta superado, a mi me da igual; y a mis compañeros creo que tampoco les ofende. Tambien existe el estereotipo de dr chiflado, niñera psicópata, policia engreido... y no se le da mas importancia. Y creo que eso es lo que hay que hacer, luchar por la profesión y no dar mas importancia a aspectos secundarios.
    Un saludito a todos los que participaron ayer de alguna manera en la iniciativa (incluye a los que participaron leyendo) y un besito para ti; Miguel, que ultimamente ando desconectada.

    ResponderEliminar
  2. En el mundo de la enfermería como en el de la medicina hay de todo. El papel de malo de la película se asigna al médico que no deja desarrollarse a al enfermera. El problema está en que se enseña a la enfermera y al médico en las facultades. No nos engañemos mucha de esta polémica es falsa, en la mayoría de los hospitales cada uno sabe cual es su sitio y se respeta el territorio. El supuesto enfrentamiento viene más de intereses de colegios e instituciones con ganas de conquistar o defender el territorio.Tampoco hay que olvidarse que lo que hoy se reivindica mañana te lo pueden exigir otros colectivos. Intentemos hacer equipos de trabajo y que cada uno haga el trabajo para el que está mejor formado, las guerras de territorios eran para los imperios y la mayoría de nosotros trabajamos para la medicina pública.

    ResponderEliminar
  3. Después del día de ayer, como que me ha costado un poco conectarme de nuevo al twitter, blogs y derivados, pero ya estoy recuperando el "tono".
    Muchas gracias Miguel por el post, por la difusión de la iniciativa, por creer en lo que hacemos las enfermeras, cuidar, y por todo lo que haces en la blogosfera, que es muuuuuuuuuucho !
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar