miércoles, 2 de marzo de 2011

Las manos



Otra vez a vueltas con el lavado de manos: una medida eficaz y con un bajísimo cumplimiento en atención primaria. En el último número de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica se publica el artículo "Evaluación del cumplimiento de higiene de las manos en un área de atención primaria de Madrid" que analiza el comportamiento de diversos profesionales al tratar pacientes o realizar funciones asistenciales.

Los datos son descorazonadores: un 8'1% de cumplimiento en total, que bajaba casi al 4% en profesionales con experiencia laboral de más de 20 años. No obstante, uno de los principales sesgos del artículo, citado por los autores, es que no está implantada en su área la solución hidroalcohólica, más cómoda que el lavado tradicional y cuyo uso incrementa el cumplimiento de la higiene de manos.

Entre los motivos para un cumplimiento tan bajo, se señala en el estudio el "desacuerdo del profesional con las recomendaciones de la OMS, o al menos en alguno de sus criterios, o por la falta de información científica en este tema, ya que en atención primaria no existe una cultura o una tradición formativa en este aspecto tan importante de seguridad del paciente". Por otra parte, es llamativo comprobar que, según el estudio, la higiene de manos se realiza principalmente con el objetivo de la protección del propio profesional ya que la principal indicación de lavado fue "después del riesgo de exposición a fluidos orgánicos", que se considera como autoprotección.

No obstante, con un porcentaje tan bajo, deberíamos plantearnos que ocurre en nuestro entorno asistencial.

8 comentarios:

  1. Es curioso que se hable de manos (y es importante, sin duda) y no de que cuando el profesional tiene las manos limpias escribe con bolígrafos que habitualmente no han sido lavados / desinfectados / esterilizados, o bien con teclados de ordenador que como diversos estudios ponen de relieve, son un nido de gérmenes; y prefiero no hablar de las pantallas tàctiles de los fabulosos smartphones que nosotros mismos ponemos en sus manos para mejorar su trabajo...

    En mi humilde opinión, hay un largo camino a recorrer y por tanto un amplio margen de mejora para reducir los riesgos de contaminación a los que se ve sometido el profesional y el propio paciente, con aspectos como pueda ser la lucha para reducir infecciones hospitalarias debidas a MRSA o similares.

    ResponderEliminar
  2. De entrada, totalmente de acuerdo con Rafael Pardo sobre los fómites, segundo, yo que soy un "jartible" con el tema de lavados de manos me he tenido que comprar un jabón especial que vale una pasta, porque con el que pone la empresa tenía dos eccemas con uñas en el extremo de los brazos.

    ResponderEliminar
  3. Posiblemente las manos sean los "instrumentos" que más utilizamos los médicos en Primaria y sin embargo, no le damos a la higiene, la importancia que tiene. A ninguno de nosotros se nos ocurriría utilizar un depresor de lengua o un espéculo ótico, con más de un paciente y sin embargo, a menudo atendemos a muchos pacientes sin lavarnos las manos. Yo también utilizo un jabón sín agua porque las soluciones hidroalcóholicas me dejan la piel seca y áspera.

    ResponderEliminar
  4. Como sabes, acabo de ser papi, y mis peques están bien, pero en neonatos hasta que ganen en un par de días más el peso necesario. Y veo que las enfermeras, cuando cabian a los bebés o les dan biberones, nada de lavado de manos, excepto alguna 'rara avis' que sí lo hace, y curiosamente las estudiantes de enfermería, que siempre lo hacen. Y te dejo la entrada a mi blog, con el ppt que dio mi enfermera en el CdeS #opensource que puede descargarse en slideshare:

    http://gerineldo.wordpress.com/2010/12/10/infecciones-nosocomiales/

    http://www.slideshare.net/gerineldo/infeccionesnosocomiales-100529033255phpapp02

    ResponderEliminar
  5. Las recomendaciones sobre higiene de las manos de la OMS están hechas pensando en el medio hospitalario, no en AP.
    Por ejemplo, el paso de higienizarse las manos tras el contacto con el paciente y su entorno ¿cómo se aplica en AP?. El entorno en el que se dan la mayoría de los contactos de las enfermeras y los médicos de familia con el paciente es la consulta. Respecto a los pacientes, la mayoría de los que visitamos no tienen enfermedades infecciosas: informes, crónicos, consultas por enfermedades no transmisibles... ¿tenemos que higienizarnos las manos después de haber hecho un parte de baja a un paciente con una fractura ósea?
    La evidencia científica en la que se basan las recomendaciones de la OMS se basa en estudios hechos en hospitales, no extrapolables a primaria.
    El grupo de seguridad del paciente de SEMFYC nos plantemos adaptar las recomendaciones de la OMS a primaria, y tuvimos que hacerlo por consenso de expertos por no haber evidencia disponible en AP. Nuestra propuesta de recomendaciones puede verse aquí:http://sano-y-salvo.blogspot.com/2008/12/recomendaciones-sobre-higiene-de-las.html
    El método de elección para la higiene de manos en primaria son los preparados de base alcohólica. Me choca mucho que los autores se hayan metido en hacer un estudio sobre higiene de manos en primaria... sin que se den los medios para que los profesionales la practiquen de una manera razonablemente aceptable y eficaz. Siempre es cierto que el estudio puede servir de base para comparar sus resultados con los que se obtengan, si se repite, después de implantar los PBA.
    En cualquier caso, el estudio ha servido indudablemente para algo: saber que en España, en 2011, hay un área de AP de Madrid en la que los profesionales no tienen PBA para la higiene de manos. Increíble, pero cierto.
    Saludos cordiales, Miguel Ángel y lectores de su estupendo blog.

    ResponderEliminar
  6. Jesus, eso pensé yo: ¡no tienen SHA en los centros de salud! La verdad es que no lo enbtiendo, aunque quizás este artículo no sea más que una medida de presión, jeje.

    Gracias por tu aportación
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Sobre este tema quería comentarte algo que me he encontrado estos días de rotación en la Unidad de Cuidados Paliativos de mi hospital.

    Cada vez que vamos a una habitación y exploramos a un paciente nos lavamos las manos pero qué encontramos?! Pues mira, en teoría tienen dispensadores de esa solución hidroalcohólica en todas las habitaciones pero... está vacía, si no siempre sí casi siempre!!!!! Entonces vamos a lavarnos las manos al lavabo y nos encontramos con que falta o papel para secarnos o jabón en numerosas ocasiones. En fin, al final o tenemos la solución hidroalcohólica o nos apañamos en algún lavabo bien equipado, pero deja mucho que desear... Y el problema no sé, no creo que radique sólo en que no se dé la importancia suficiente al lavado de manos por los profesionales sanitarios, no?! Admito que muchas veces somos nosotros los que nos olvidamos... pero en mi opinión son varias las partes que no le dan la importancia que merece...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar