lunes, 30 de mayo de 2011

Ensayo sobre la apatía



Oído en un hospital:
"No pidas que te envién los datos en excel, mejor que sigan enviándolos en papel y los escribes tu de nuevo. Así tendrás trabajo de sobra, no te darán más tareas y serás imprescindible".

Todavía hay mucha gente que se trae de casa cada mañana la "postura deprimida" que tan bien resume la viñeta de Peanuts, y que piensa en trabajar poco y salir pronto. Así es difícil hablar de estrategia, de mejoras, de colaboración y de cambios. Hoy no buscamos culpables (ya se encargan otros de esa tarea), solo queremos encontrar soluciones. 

11 comentarios:

  1. Qué pena que pasen cosas así pero la ley del mínimo esfuerzo estará a la orden del día siempre. Sobre todo cuando no te gusta lo que haces... no?

    Genial la viñeta de Penauts! Le va como anillo al dedo!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. La ley del mínimo esfuerzo, con el máximo tiempo y máximo sueldo y mínima implicación ... es la máxima de muchas personas. Pero esta actitud sólo nos lleva a la apatía y a la infelicidada. Hay que contagiar lo contrario.

    Buen Lunes a tod@s,

    Mer
    @Merbondal

    ResponderEliminar
  3. Has dado en el clavo Mer.... pero lo más fácil es que la gente se una al carro del mínimo esfuerzo, que revelarse.
    Desde luego hay que contagiar a la gente de todo lo contrario, pero cuesta mucho y a veces, te ven como un bicho raro.
    Un saludo xic@s.
    @Maibench

    ResponderEliminar
  4. Cada vez somos más l@s que buscamos soluciones.
    Tenemos también motivos para deprimirnos en nuestro día a día.
    Pero tiramos para delante, porque esto sigue mereciendo la pena.
    Vamos tod@s junt@s en el mismo barco, no lo olvides!!!
    :))

    ResponderEliminar
  5. Uno se puede quedar en la punta del iceberg de que la apatìa en el Sistema Nacional de Salud inunda al trabajador o puede ahondar y buscar las causas de por qué ese discurso triunfa.
    Quizá el "cáncer" social se haya extendido a la sanidad como copia de roles maestros, roles copiados de nuestro sistema politicosocial, y tengamos unos trabajadores sanitarios poco tenidos en cuenta en las decisiones, poco compensados por su trabajo, mal dirigidos y sin conocimiento claro de una agenda que a veces parece "oculta" y en manos de unos gestores, que la mayoría de las veces estan vinculados a partidos políticos o de gobierno.
    Quizá sea el momento de abrir el debate social e incluirlo en la sanidad para hacer un examen de conciencia y ver lo que se puede hacer para mantener una salud pública que entre todos podemos hacer que sea mucho mejor, todo ello con una agenda transparente y más reconocimiento y consideración para los trabajadores.
    Puede llamarse #saludrealya?

    ResponderEliminar
  6. Siempre lo digo, en este momento lo más revolucionario que hay es .... ¡ser feliz!¡estar contento! .... da igual la ideología, la apariencia física, los principios .... por tu alegría a circular .... ¡ya! ya se que a veces cuesta, pero merece la pena.

    ResponderEliminar
  7. ¡Caramba, Miguel! ¿Cómo sabías que hace unos días íbamos a recibir un fax pidiendo datos y anunciando que nos iban a mandar lo mismo por email? ¿Redundancia 2.0?

    ResponderEliminar
  8. Tenemos médicos que dedican parte de su tiempo a pasar analíticas e informes de rx, que ya están en el ordenador, a la historia clínica. Encargados de archivo y celadores que tramitan unos sobres de plástico con información del paciente. Interconsultas que se realizan en Abucasis pero que luego para cursarse tienen que imprimirse. Médicos que no pueden gestionar sus propias agendas, porque no tienen las herramientas informáticas para ello.

    Como dices, Miguel Ángel... automatizar. Esa es la cuestión.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu reflexión!! me encanta la viñeta de Peanuts! y por supuesto comparto contigo la moraleja.

    Pero además aparte de la actitud, que hace que estés sembrando para conseguir el resultado q más deseas o más temes, tu comunicación no verbal, tu postura, etc... eso también te genera un estado de ánimo...

    Ains mare, como me lio yo sola....
    Esto se merece un café ;)
    un beso

    ResponderEliminar
  10. La ley del mínimo efuerzo se contagia, pero las ganas de trabajar, aunque no lo parezca también. Hoy, mientras el resi pequeño me mostraba su primera sesión y yo elogiaba sus progresos, otra compañera le dijo la clásica frase "en las comunidades no demuestres tus habilidades" ¿quién creéis que tendrá razón dentro de unos meses/años?

    ResponderEliminar
  11. Genial la entrada!!!
    Cambiemos y cambiarán (tarde o temprano)

    César M.

    ResponderEliminar