viernes, 6 de mayo de 2011

Objeción de conciencia y atención primaria



El tema de la objeción de conciencia en el aborto ya ha protagonizado alguna entrada de este blog centrada precisamente en delimitar las fronteras de dicha objeción, a partir de la llamada "implicación directa".

Recordemos la base de dicha objeción, que es el artículo 19.2 de la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y que dice:
"Los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción voluntaria del embarazo tendrán el derecho de ejercer la objeción de conciencia sin que el acceso y la calidad asistencial de la prestación puedan resultar menoscabadas por el ejercicio de la objeción de conciencia."

Hace unas semanas, el Juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Málaga desestimó la pretensión de un médico de atención primaria que pidió estar excluido de las tareas de informar a las pacientes que quieren abortar (aquí se puede leer el texto integro del auto judicial). El juez deja claro que "la libertad religiosa e ideológica del médico no se ve condicionada por la tarea que tiene encomendada de informar a las pacientes y derivarlas". Sin embargo, algunos médicos están solicitando el derecho a la objeción de conciencia en el ámbito de la atención primaria, teniendo estos profesionales una función muy clara delimitada por la ley: información y derivación en su caso.

¿Otra ley que acabará siendo interpretada por jueces? ¿Cual será el límite?

19 comentarios:

  1. Una pregunta, que reconozco que no tengo ni idea,¿en ese caso no se puede derivar el paciente a un compañero de AP que tenga distinta opinión a la tuya? Así tu conciencia se queda tranquila, no? Que le informe otro compañero que no seas tú, que estás en contra...

    En fin, tema complicado, eso sin duda.

    ResponderEliminar
  2. Si el medico fuera testigo de Jehová también podría plantear objeción de conciencia ante la necesidad de una trasfusion, o también quedaría esto a interpretación de los jueces? Es un debate, que creo que en la actual sistema sanitario donde el centro es el paciente, y sus propios intereses y autonomía en la toma d decisiones, privarlo de opciones esta fuera de lugar. El paciente es el que tiene que decidir, y no el sanitario.

    ResponderEliminar
  3. A mí me parece interesante de este auto la parte en la que alude a la condición de empleado público dentro de un sistema que tiene que ser garante de los derechos que se recogen en las normas. De aquí que habe de "afectación periférica". Es, sin duda, un debate fascinante. Prevalece el interés público que representa la atención adecuada en el sistema sanitario público en todos los niveles de las mujeres que desean información de las IVES, frente a la afectación periférica de un profesional de un sistema público. ¿Se entiende que éstos saben a lo que se exponen trabajando donde trabajan?

    ResponderEliminar
  4. Tema polémico, sin duda.

    A mí me parece que la clave está en que, como muy bien dice Miguel, "la función del médico es muy clara y delimitada por la ley: información y derivación en su caso".

    Quizás esté equivocada, pero en mi opinión, informar y derivar no te hacen estar "directamente implicado", solo cumples lo que te ordena la ley.

    El ejemplo que pone Carlos con los testigos de Jehová nos viene de maravilla en este caso. No importa lo que pienses, cuando firmas un contrato que te une a una empresa, tienes que cumplir las normas que existen en esta empresa.

    La verdad es que es un tema que genera y seguirá generando muchísima polémica.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que cuando firmas un contrato tienes que cumplir las normas pero eso en cuanto a horarios, vestido, etc. Y esto no es equiparable. Yo creo en el derecho de las personas a tener información y una ley se lo reconoce pero esto parte de una ley que reconoce también el derecho del medico a objetar. ¿Porque vale para el ginecólogo y no para el medico de primaria? Leyendo la sentencia no veo tan claro que la ley de objeción deje al medico de familia fuera.

    ResponderEliminar
  6. No nos engañemos pero si privamos al medico de su conciencia moral todo se derrumba como un azucarillo.

    Trabajar para una empresa no te puede obligar nunca a prescindir de la conciencia y menos aun en un tema tan delicado como el aborto que recordemos esta taxativamente prohibido en el codigo etico vigente desde hace mas de dos mil años en el juramento hipocratico , uno de los pilares de la civilizacion.

    Si aceptamos esto hay que aceptar y disculpar a todos quienes bajo el nazismo " solo cumplian ordenes".

    ResponderEliminar
  7. Maria GL7/5/11 08:05

    Pues yo preferiria siempre que me atendiera un medico con conciencia, que no un mandao de los politicos de turno , sobre todo porque estos cambian las leyes de un dia para otro segun sus intereses electorales o segun se levanten ese dia.

    Para mi seria como una medalla ser sancionado por no seguir las ordenes politicas de estos elementos que viven del engaño y del cuento y con pensiones vitalicias

    Por cierto es cierto la locura de que los medicos deben informar de las clinicas privadas de abortos?
    Si es asi ¿ y porque no de las clinicas dentales , , de bronceado , de masaje , etc..?
    .. al fin y al cabo en estos casos son problemas de enfermedades y que yo sepa, el embarazo no es una enfermedad,
    ! Que pena de pais!

    ResponderEliminar
  8. P Oñate7/5/11 08:28

    Comprendo que debe ser complicado y desquiciante aceptar que lo que es delito y amoral desde hace miles de años, y lo que te enseñan los libros de Medicina , por arte de magia en una mañana de consejo de ministros los politicos deciden que es legal y ademas te obliguen a colaborar en ese mismo delito.

    Sobre todo, porque todo hace suponer que en otra mañana pronto los siguientes politicos decidiran lo contrario.

    Seria hasta divertido si fueran otras historias.
    LO malo es que estan en juego vidas humanas y algo que les da alergia a los politicos y sus secuaces: la dignidad.

    ResponderEliminar
  9. Con el permiso de Miguel, vuelvo a comentar para aclarar algunas cosas:

    - José Mateos, creo que vale para el ginecólogo y no para el médico de AP (y dejo claro que es mi opinión, a lo mejor estoy equivocada) porque la ley delimita claramente las funciones del profesional de AP: informar y derivar. Sigo sin ver implicación directa.

    - Juan F. Jimenez, no creo que el nazismo sea algo comparable con este tema. Cuando los nazis mataban, no creo que los asesinados consintieran. En este tema, no olvidemos a la mujer, que creo es parte más que interesada en el asunto. Ella es la que busca la información y nos guste más o menos, tiene detrás una ley que le respalda (art. 14 ley orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo: interrupción del embarazo a petición de la mujer).

    Y termino porque me va a quedar demasiado largo. Creo que nadie hablar de privar de conciencia a nadie, ni de cometer un delito (como digo antes, existe una ley). Creo que estamos olvidando lo más importante: el paciente, en este caso, la mujer.

    En verdad este es un tema más que polémico.

    ResponderEliminar
  10. Pilar, estoy de acuerdo contigo. A mi parecer la más importante , en este caso, es la mujer. Si nuestra conciencia nos impide informarla, no la cerremos la puerta. Se merece que, al menos, la dejemos en manos de otro cuya conciencia sí que le permita informarla. No?

    En fin, tema delicado, lo primero para la mujer. Nadie aborta por gusto, es una decisión difícil, muy difícil.

    Hace tiempo escribí sobre esto, a ver si lo encuentro.

    ResponderEliminar
  11. JesusM_Montiel7/5/11 14:52

    Pufff, mil opiniones pueden salir de aquí.

    Ahí va la mía:

    Si no informas a alguien sobre las posibilidades que tiene (sea el tema que sea), creo que estás influyendo en su decisión y no respetando el libre albedrío , ¿no? . Al fin y al cabo, estás impidiendo que esta persona decida por sí misma con toda la información disponible.
    Sin embargo, comprendo (aunque no comparto) el punto de vista de esa persona que tiene un conflicto moral por dar esa información. Pienso que porque yo le diga a alguien que un cuchillo corta, no me implica en los actos de esa persona si por ejemplo decide cortarse un dedo o matar a alguien. Aun así, entiendo que algunos si puedan tener ese conflicto ético.
    Por todo esto, creo que es lícito que una médico de AP quiera no verse implicado de ninguna manera en ese conflicto, aunque creo que debería asegurarse de que otro profesional de esa información al paciente para asegurar la libertad en la toma de decisiones de esa persona.

    Un saludo! ;-)

    ResponderEliminar
  12. Los únicos capaces de ponerse de acuerdo y de hablar de una manera moderada y profunda de algo tan complejo como el aborto, son los tan denostados políticos, lejos de las cosas que leo sobre ellos, a mi me parece que, en general, son más democráticos que el resto de los ciudadanos .... ya se que no es "políticamente correcto" decir esto, pero es lo que pienso.

    ResponderEliminar
  13. En que sitio de la legislacion pone que es obligacion del MEDICO informar de esos recursos? Lo digo porque noto un doble discurso. Por un lado se dice que la atencion primaria no son solo los medicos, que es un equipo (enfermeria, administrativos...) pero por otro lado se interpreta que EL MEDICO es el unico recurso disponible para informar.

    Si un medico tiene problemas de conciencia con un tema como este hay alternativas que respetarian el derecho del medico y de la paciente.

    Pero noto cierto ramalazo autoritario en el post y en los comentarios por parte de algunos gerentes y pacientes "empoderados" (¿o deberíamos decir clientelizados?)... un discurso muy poco dospuntocero y sobre todo muy poco imaginativo. ¡pues anda que no hay canales para informar de los recursos disponibles!

    ResponderEliminar
  14. Pilar,

    Algunas leyes del partido nacionalsocialista aleman obligaban a los medicos simplemente a "informar".

    Informar a las autoridades de los nombres de pacientes con retraso mental, homosexualidad y otras enfermedades (si, la homosexualidad ha sido considerada enfermedad hasta hace poco en los paises democraticos).

    No hacerlo era ir en contra de la ley y la autoridad y en contra del interes general.

    En España hace dos años la "autoridad" pretendio obligar a los medicos a recomenda la vacunacion masiva y el tratamiento con tamiflu para luchar contra la amenaza de la "gripe a". Algunos profesionales (pocos) nos negamos a obedecer a esa autoridad por motivos de etica profesional. Entonces muhos dijeron que si trabajabamos para "la empresa" estabamos moralmente obligados a obedecer sus directrices por muy absurdas que nos pareciesen.

    Hubo incluso un amago en España (en USA se obligo por ley) a obligar a los profesionale a administrarse ellos mismos la dichosa vacuna para "proteger el interes general".

    Luego se ha visto la verdad del asuntode la gripe a pero las "autoridades" nunca han asumido su error.

    Como alguien ha dicho antes eliminar el criterio moral del profesional individual y sustituirlo por "las normas de las autoridades" es peligroso porque supone la muerte del profesionalismo y el comienzo de la industrializacion de la relacion orofesional-paciente.

    ResponderEliminar
  15. Puff, es lo último que comento en esta entrada hoy, pero respondiendo a Dr. Bonis escribo 2 cosas:

    - lo único que intento dejar claro es que me da la sensación de que nos centramos en el médico y nos olvidamos de la mujer, y creo que hay que tenerla en cuenta, y en este caso, la mujer que quiere abortar es la que viene a nosotros, no somos nosotros los que le decimos a cada embarazada: "existe la posibilidad de abortar". Por eso no podemos comparar para nada ésto con el nacionalsocialismo alemán.
    Ya lo de la homosexualidad considerada enfermedad es otro tema. Algo que pasó, no lo podemos borrar, pero afortunadamente se rectificó.

    - Y con respecto al tema de la gripe A, no te creas que fuistéis tan pocos los que se negaron a recomendarla sin ton ni son (por autoridad como tú dices). En mi trabajo NADIE recomendó vacunación masive. Es más, ni uno sólo se vacunó. Con eso te lo digo todo.

    Mi intención era dar mi opinión y que se tuvieran en cuenta al paciente (la mujer). Ella también tiene derecho. Eso es todo.

    ResponderEliminar
  16. Varias notas a todos los comentarios que hay en la entrada:
    - Lo primero daros las gracias por expresar vuestra opinión en un tema tan delicado.

    - Nos guste o no, en un estado democratico lo que es legal o ilegal lo aprueban las Cortes, es decir, el pueblo. Suena a demagogia pero son las reglas del juego. Por ello, si la ley señala que la interrupción voluntaria del embarazo es legal, pues hay que ausmirlo.

    - El tema de la conciencia es logico, pero tiene una clara tendencia a su rebosamiento. ¿Y si un celador alega para no empujar la cama con la mujer en cuestión? ¿Y si un cirujano alega para no realizar determinadas intervenciones? Limpiadoras que no limpiaran la habitacion de la mujer, etc.

    - En cuanto al papel del médico para informar, si se usarán medios alternativos, se perdería el cara a cara en un momento como este que es importante. y no olvidemos que el 2.0 y esas cosas deben usarse como apoyo, no como herramienta principal de la relación médico-paciente.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  17. Miguel,

    Legal no es sinonimo de moral, tampoco democratico. No olvidemos que el partido nacionalsocialista accedio inicialmente al poder mediante mecanismos democraticos y que sus acciones eran amparadas por sus propias leyes.

    Por otra parte lo que pongo en duda es que sea la figura del medico la unica (o en otras palabras, sea indisensable) para asegurar el acceso a la prestacion de interrupcion voluntaria del embarazo.

    Tanto el derecho a abortar como el derecho a la objecion estan recogidos en la ley y no es cierto que sean derechos contrapuestos.

    Existen mecanismos alternativos que respetarian ambos derechos y probablemente serian mas eficaces, como por ejemplo disponer de dicha informacion en carteles de los centros de salud, o de forma multicanal (enfermeria, trabajador social, telefono...).

    Lo que hay que hacer es eliminar barreras de acceso a los servicios, por ejemplo dar acceso a los anticonceptivos sin necesidad de receta medica (mucho mas eficaz que la "educacion sexual"), subvencionar esos tratamientos (al menos tiene mas sentido subvencionar eso que no otras cosas que ae subvencionan).

    Lo que destruye la relacion medico-paciente es la intromision de terceros elementos en dicha relacion, por ejemplo que la administracion le dicte al profesional lo que debe o no debe decirle al paciente. La relacion es medico-paciente, no cliente-proveedor. Existen fenomenos de transferencia y contratransferencia y es mas adecuado, creo yo que el medico pueda decir abiertamente: mire yo estoy en contra del aborto por cuestiones religiosas/eticas, pero dispone de otros profesionales o recursos donde informarse sobre este asunto... a que el medicobse sienta forzado a colaborar activamente (o al menos en su percepcion es asi) en un acto inmoral desde su perspectiva.

    Por otra parte mi interpretacion es que la obligacion de asegurar el derecho de la mujer a abortar recae en el Estado, no en el profesional concreto. El estado tendra que asegurar elnderecho a abortar al mismo tiempo que asegura el derecho a la objecion de conciencia (tambien derecho reconocido legalmente). Dudo mucho que la negativa de algunos medicos a informarndirectemte sobre donde abortar haya podido impedir a las mujeres que lo han querido abortar haberlo hecho.

    ResponderEliminar
  18. El manual del perfecto sectario:

    a) Introduza usted, sin mayor dilación, cualquiera de los siguientes términos: holocausto, nazis, eugenesia, solución final...

    b) Nunca diga "interrupción voluntaria del embarazo"; utilice siempre "aborto"

    c ) Establezca una ecuación inalterable: objeción = conciencia. De donde se deduce que quienes no se declaran objetores y, por tanto, colaboran en la IVE (u otros procedimientos prohibidos por la santa madre iglesia) no tienen conciencia.

    d) Estableza otra igualdad: medicina = conciencia; expréselo como "siempre preferiré que me trate un médico con conciencia".

    Demagocia y maniqueismo: a la hora de analizar la OC es importante distinguir entre conciencia, ideología y dogma. La conciencia descansa en valores o sentimientos morales; la ideología, en concepciones y creencias; y el dogma en códigos sectarios de conducta. Y la mayor parte de los objetores no lo son por conciencia, sino por ideología o dogma. ¿Todas las objeciones merecen la misma protección?

    De todos modos, estos debates siempre son así: maniqueos por un lado (los sectarios), excesivamente condescendientes por el otro. Véase, si no, el famoso debate producido en el British hace unos tres años:
    http://www.bmj.com/cgi/eletters/332/7536/294

    ResponderEliminar
  19. Anónimo9/5/11 15:39

    Juan F,

    Ante todo dejar claro que no me opongo al aborto, cuando pasaba consulta he informado a innumerables mujeres y parejas sobre ello.

    Me parece evidente que el uso del termino IVE es una forma de suavizar el debate pues de lo que hablamos es de abortos, es decir de la eliminacion de embriones de forma irreversible no de interrupciones (como si fuera algo reversible) de embarazos.

    Aclarado este punto me considero un liberal, no en el sentido economico sino social. Me parece por tanto peligroso atreverse a graduar la validez de unas razones de conciencia sobre otras. Si una persona tiene una creencia que le lleva a llevar su vida siguiendo un dogma (ya sea la resurreccion de un muerto en Judea o la existencia del monstruo espaguetti volador) creo que nadie tiene autoridad moral para cuestionar la creencia de esa persona mientras no traten de imponerle tal creencia.

    Si una persona cree que colaborar en un aborto le va a condenar al infierno (para el catolico es causa de excomunión) me parece comprensible que no quiera colaborar en ello (aunque yo no crea en ese dogma). Si eso no afecta a los derechos de terceros (y no es el caso) debería respetarse esa creencia.

    Lo mismo opino sobre la prohibicion de llevar el velo islamico en las escuelas, si la mujer musulmana quiere llevarlo por sus creencias o costumbres, y puesto que no molestan a nadie al llevarlo ¿por que vamos a tener que oponernos?.... esa costumbre siempre que sea voluntaria es tan respetable como la de llevar tacones de muchas mujeres occidentales.... por lo menos el velo no provoca juanetes con el paso de los años.

    ResponderEliminar