jueves, 5 de mayo de 2011

¿Público o privado?


Hasta hace unos años, un profesional sanitario ni se planteaba la opción de trabajar en la sanidad privada. La pública era casi la única opción, y no por diferencias de calidad, tecnología o retribución, sino por la "tradición" para el profesional sanitario de entrar en el sistema público y con el tiempo acceder a una plaza en propiedad.

El paso del tiempo, la actual crisis, el incremento de la actividad privada y el "desapego" por la sanidad pública (tanto por la desmotivación imperante como por la cultura funcionarial y por las medidas estratégicas de los últimos años) están provocando que muchos profesionales pierdan el miedo a la sanidad privada o a los modelos mixtos, que cada vez proliferan más (servicio público y empresa privada).

Incluso recientemente nos comentaban que si hace años era difícil convencer a un profesional sanitario del sector público que se pasara a la privada, ahora es mucho más sencillo. ¿Dinero? ¿Necesidad de cambio? ¿Mejores condiciones? ¿Debería la sanidad pública aprender algo del sistema privado en materia de empleo y retención del talento?

En el último número de The Medical Journal of Australia se publican dos puntos de vista muy interesantes sobre la elección de la sanidad pública o privada como opción laboral. Diana R McKay firma el artículo con los motivos para elegir la pública, y Terry J Coyne se encarga del artículo de la sanidad privada como primera opción.

Hace un tiempo planteamos en este blog (e incluso lo lanzamos a algunos conocidos) la necesidad de contar en los medios de comunicación especializados de alguna sección con dos puntos de vista expertos sobre un tema, como la que comentamos hoy o como el Face to Face del British Medical Journal. ¿Alguien se anima?

11 comentarios:

  1. La privada, a día de hoy, para muchos es nuestra única opción así que...

    Mi objetivo es acabar en una pública, espero conseguirlo algún día, pero, de momento, habrá que seguir trabajando y aprendiendo, no?!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho la entrada, Miguel.

    Yo pienso que no sólo se trata de algo económico... últimamente estamos muy perdidos en la pública, maltratando sistemáticamente a nuestros profesionales como si fueran parte de una cadena de montaje que hacen tornillos, incrementando su actividad y no sustituyendo las jubilaciones... ¡os lo podéis creer!

    Pero, como digo, a veces no es cuestión de dinero, es cuestión de hablar cara a cara, con sinceridad y transparencia. Nuestros profesionales tienen verdadero amor y pasión por su profesión, pero no debemos tratarlos como a estúpidos, porque no lo son.
    Ahora que estamos en un mal momento económico, si se pide un esfuerzo, seguro que se hace... pero lo que no vale es que me veas ahorrar por un lado y vilipendiar por otro... ¡eso le toca la moral a cualquiera!

    ¡Hablemos más claro, señores! Paguemos en confianza, apoyo y transparencia... las cosas irán mejor, seguro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Aunque últimamente se ve mas evidente hace tiempo que hay una migración hacia una sanidad en la que el profesional es tratado como lo que es...un profesional. Soy Medico de Familia y cuando salí del MIR en los años 90 solo quedaba mendigar contratos basura por días o incluso por horas en la publica. En Andalucía llevábamos 10 años sin oposiciones y los mas afortunados eran interinos eternos sin derechos mas que a callaras y obedecer. Por suerte entre en una Mutua de Accidentes, se cobraba menos pero en 6 meses era indefinido y siempre he podido ejercer mi profesión con dignidad. Cuando le cuento a algunos compañeros de especialidad que las radiografías que pido me tardan minutos y que estoy plenamente autorizado (puesto que estoy preparado) para pedir ecografias, resonancias etc sin mas limites que mis conocimientos y la necesidad del paciente no se lo creen.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/5/11 08:53

    És que en lo público nunca nadie se ha planteado que un verdadero plan de calidad debe atender tb al profesional, tener sólo al usuario o cliente externo como objetivo es un error de básica.

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada.
    Mi punto de vista.
    Yo trabajé durante casi 2 años en el sector privado y cuando empezé a trabajar en el público me dí cuenta de la calidad de trabajo que tenía en el privado (más bien, MUY MALA)
    Lo bueno de la pública, es que te reconocen económicamente tu trabajo, en la privada no tanto.
    En cuanto a la tecnología, pues mi experiencia me dice que está más modernizados en el sector privado (en algunas cosas)

    Ahora mismo, después de ver como el os politicuchos de turno(por cierto, alguien que está donde está gracias a nosotros), ves como hacen y deshacen a su antojo sin pensar en las decisiones.
    Te cuento un caso; Mi hijo nació el día 12 de marzo del año pasado. Pues ese día la consejera de salud de Navarra, decidió el no contrarar a nadie durante un fin de semana. La medida fue tomada porque no había dinero (pero se siguieron haciendo peonadas quirurgicas...¿qué raro, no?) A MI NO ME CUBRIERON MIS DÍA DE PERMISO PATERNO
    Ahora y gracias las elecciones, ves como ajustan hasta el niveles máximos y oyes decir cosas como "si una enferemera no es cubierta su baja..lo cubrirá su compañera", esta persona posiblemente no sepa, ni tenga la menor idea de lo que está hablando.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. No puedo estar más de acuerdo con lo que dice Fran Sánchez.

    Pero creo que hay sanidad privada de distintas categorías. Hay empresas que tratan fenomenal a usuarios y profesionales, y así aún con una retribución menor, se trabaja muy a gusto. Pero también hay empresas privadas que ponen mil peros y que únicamente buscan aumentar sus beneficios, caiga quien caiga, y recortando lo "no-recortable".

    ResponderEliminar
  8. Yo hablo desde mi experiencia, he trabajado como enfermera en hospital público y privado y si me dan a alegir me quedo con el público sin pensarlo dos veces, ya no solo por el tema economico sino por las malas condiciones en las que he tenido que trabajar en el privado.

    ResponderEliminar
  9. Hay privados y privados, y muchas veces las condiciones y el dinero dependen de tu especialización y el número de profesionales que hagan lo mismo que tu.

    La pública estña perdiendo muchas oportunidades, demasiadas, pero creo que es un problema tipico en organizaciones grandes, que al final hay tantas organizacions como jefes o unidades, y eso complica la motivación y cohesión de los equipos.

    Gracias a todos por contar vuestra experiencia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Tres cosas:

    1.) ¿Enfermeria son profesionales sanitarios? Porque en ese caso es que yo creo que el planteamiento de trabajar en un privado es bastante menor.

    2.) Cuando hablamos de privado creo que hay conceptos tan distintos que van desde la cutre-empresa hasta el superavanzadoyconmuchodinero hospital, pasando por los híbridos entre publico y privado

    3.) Sobre el ultimo punto, el face to face, si lo que quieres es alguien que te lleve la contraria, cuenta conmigo que se me da de miedo ;)

    ResponderEliminar
  11. Hola en este tema, sí os puedo decir que trabajar de pleno en el sistema sanitario privado es una apuesta, casi segura! Inicios? Duros, desde luego, pero como con todo, pero a medio - largo plazo, el organizarte directamente, disponer de tu tiempo libre, etc., es un "seguro". En contra, la formación continuada que depende de tí mismo, ocuparte de las gestiones administrativas, reclamar "pagos", gestionarte una "pensión"... pero todo, subsanable con diversas fórmulas.
    MF que estén cobrando fácilmente con su cupo, así lo digo, 90-100.000€, desde luego que los hay: sin noches, sin fines de semana, una tarde libre a la semana. No es un sueño y en esta época, una realidad, pero insisto, hace falta decisión, una buena planificación con "alternativas" y adelante.
    Actualmente hay, como se dice, privadas y privadas: he visto en varias webs colegiales, ofertas de jornadas de 30 horas (eso dicen) por 20.000 € año... he presentado las reclamaciones oportunas porque entiendo que si legalmente necesitas 10 años de formación, no pueden pagar, no se puede, esa cantidad... y si contactas te dicen que "aún tienes media jornada para hacer lo que quieras y ganar más"... lo dicho, reclamar.
    Abrazos.

    ResponderEliminar