miércoles, 13 de julio de 2011

Hazme casito que soy un mensajito



Un titular claro y concreto en un periódico influyente: "Motivational text messages help smokers quit, finds study". Poca duda nos puede quedar leyendo algo tan tajante. La noticia aparece en The Guardian y cita un reciente artículo publicado en The Lancet bajo el título "Smoking cessation support delivered via mobile phone text messaging (txt2stop): a single-blind, randomised trial". Claro, que si The Lancet lo dice, podemos lanzarnos directamente a publicarlo sin miedo.

¿Es todo cierto? Hoy no vamos a analizar el uso de SMS para dejar de fumar sino la capacidad que tiene el NHS de ofrecer información rápida acerca de este tipo de titulares y aclarar si son ciertos o no. Si la noticia original aparecía el día 30 de junio, nuestra admirada sección "Behind the Headlines" (dentro de la web del National Health Service inglés) ofrecía un análisis completo del artículo original el mismo día 30 de junio. Una muestra sencilla de educación y de difusión del conocimiento.










Así, en este enlace de la citada web podéis leer una explicación sencilla del tipo de investigación realizada, de los datos obtenidos, de los resultados básicos y de las conclusiones ofrecidas por el equipo. Pero lo mejor de todo es la parte final con las limitaciones del estudio. Ojalá el propio Ministerio de Sanidad se lance a explicar al ciudadano ciertos titulares que acaban confundiendo o asustando.

¿Explicar las noticias es también educación para la salud? ¿Y por qué no lo hace nadie? Entonces, ¿que pasa con los titulares incorrectos? ¿Nadie los corrige?

1 comentario:

  1. Interesante reflexión, me encanta eso que dices de:

    "Claro, que si The Lancet lo dice, podemos lanzarnos directamente a publicarlo sin miedo"

    Por comodidad, en vez de mirar, buscar las limitaciones del estudio, cerciorarnos de que es cierto lo que dice, lo publicamos como si fuera una gran noticia y a veces sólo estamos difundiendo algo falso o sólo "cierto a medias".

    Así que me apunto la sección "Behind the Headlines", interesante y de gran ayuda.

    En cuanto a tu reflexión final, lamento no saber contestarte, pero claro que sí, explicar las noticias es también educación para la salud. Tal vez seamos nosotros los primeros que tengamos que aprender a ver lo que hay detrás de cada artículo que leemos, sus limitaciones... pero por falta de tiempo, desconocimiento... nos dejamos llevar por titulares llamativos en ocasiones incorrectos. Así que, aunque pongamos intención y poco a poco consigamos ser críticos (hablo por mí, soy la primera a la que a veces le cuesta serlo), esta ayuda no nos viene nada mal.

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar