jueves, 28 de julio de 2011

Informando al paciente: más allá de la palabra



¿Cual es la mejor forma de comunicar el riesgo cardiovascular en atención primaria? En el artículo "How do family physicians communicate about cardiovascular risk? Frequencies and determinants of different communication formats" lo tienen muy claro: la comunicación visual implica un mayor nivel de comprensión por parte del paciente.


Una aclaración: el carácter visual se refiere al uso de códigos de colores para señalar los valores de riesgo, frente al dato numérico o al mero comentario verbal. Para ampliar la información sobre este tema, podéis leer "Patients Prefer Pictures to Numbers to Express Cardiovascular Benefit From Treatment".


Como curiosidad final, si bien en el artículo inicial se estudia la comprensión por parte del paciente, en este otro artículo se pregunta al paciente por su preferencia y señala que prefiere la opinión de su médico antes que cualquier representación gráfica o numérica. Y surge el dilema de siempre: ¿confianza implica influencia?

7 comentarios:

  1. Buenos días
    Lo mejor sería optimizar la influencia que tenemos sobre el paciente gracias a la confianza que tiene en nosotros utilizando medios visuales.
    Para el riesgo cardiovascular yo utilizo diagramas de tartas. Se ve bien el peso de cada factor y cómo se modifica el riesgo al eliminar alguno.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la reflexión. Todos los días en consulta suelo recurrir a un papelito para dibujar algún concepto o ampliar una explicación.
    El lenguaje también puede ser visual, escogiendo ilustraciones o alegorías que ayuden a facilitar un mensaje.

    Y por supuesto la parte no verbal del discurso, como mediterráneo que soy, sé que mover las manos y la mirada facilita el encuentro grandemente.

    Y dicho esto, reconozco que es mucho más lo que me queda por aprender que lo recorrido.

    Gracias Miguel por tu idea de hoy.

    ResponderEliminar
  3. ¿confianza implica influencia?

    Si, pero ¿qué problema hay? .... en quien confias te influye, a la gente que confía en tí, le influyes ....

    ResponderEliminar
  4. Juana, me refiero a que la gente dice que confia en su medico plenamente, pero quien despues le influye en su comportamiento es su vecina o la tele.

    ResponderEliminar
  5. Realmente me parece interesante.

    La elección del semáforo como imagen del post es más que acertada.

    Para trabajar con el protocolo cardiovascular que usamos (en concreto el de la HTA), resulta de gran utilidad una tabla por colores para explicar a la gente lo peligroso que puede ser ir añadiendo factores de riesgo. Como bien dices, cifras, teoría, y más cifras, por muy explicadas que estén, a la mayoría de nuestros usuarios no les aclaran casi nada.

    Por eso, con un rápido vistazo a una tabla de estratificación de riesgo cardivascular, el paciente puede darse cuenta rápidamente del riesgo cardiovascular que padece.

    No es exactamente ésta, pero es muy parecida y la otra no la encuentro.
    http://www.galenox.com/guias/info/tablas/hipertension7.png

    Y si, por desgracia, contra Belén Esteban no podemos competir... es triste, pero es así.

    ResponderEliminar
  6. Buena entrada! He de decir que me ha encantado el comentario de Blanca !
    Hay veces que no hay nada mejor que una buena imagen para explicar un tratamiento o la importancia que tiene hacer algo para que todo vaya bien. Con mis pacientes prostáticos y la importancia de que vengan al tratamiento con la vejiga llena les simulo con mis manos su próstata y su vejiga y cómo si la traen llena se infla como un globo y se aleja de la próstata protegiéndose de la radiación. Creo que les queda bastante claro! :)
    Pero lo de la influencia y la confianza es complicado, pero lo de Blanca me parece una gran opción!

    ResponderEliminar
  7. Excelente la manera como se busca dar solución, realmente las buenas iniciativas para prevenir, para tratar y ser completamente sinceros con nuestros pacientes logran ser buenas alternativas en pro de su salud.

    ResponderEliminar