viernes, 19 de agosto de 2011

Estilos directivos

Aunque parezca mentira, en pleno siglo XXI aún quedan muchos directivos que consiguen sus objetivos de esta forma. El problema es que consiguen "sus" objetivos, no los de la institución ni los de su equipo. La viñeta, como ya sabéis, es de Scott Adams, protagonizada por Dilbert y su tropa.


Este es el mejor plan del mundo, y cualquiera que no esté de acuerdo es un plasta ignorante.

Ahora abriré el turno de comentarios. ¿Nadie? ¿Nadie?

Me gustaría agradecerle que haya acortado la reunión.

3 comentarios:

  1. Bufff, de estos hay tantos...que no ven más allá de su ego..buena viñeta!

    ResponderEliminar
  2. Me temo que en España la mayoría de los jefes son así, sean del gremio que sean...
    Hay veces que parece que estemos luchando entre jefes y empleados, cuando deberíamos trabajar todos en una misma dirección... que nunca te consultan.
    Es como ir montado en un coche que conduce otra persona: puedes cerrar los ojos, ir mirando el paisaje o estar atento y ayudarle con las indicaciones.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Triste pero cierto, aunque no estoy de acuerdo con Paloma, la mayoría de los jefes no son así. Eso sí, como te toque uno de los chungos, te arregla la vida.

    Y mi pregunta es ¿nadie puede hacer nada? No es justo, pero la vida es tan injusta a veces...

    Con lo que me gusta Luz no diré nada de la canción porque el tema es muy serio. Y la viñeta, simplemente genial.

    Suerte, y ánimo para todos aquellos que se encuentren (y/o nos encontremos) "perlas" así en su camino.

    ResponderEliminar