viernes, 16 de septiembre de 2011

El paciente también dice no


Newsweek es la segunda revista más leída en Estados Unidos, con casi 2 millones de lectores a la semana. Hace unas semanas, su portada era la que aparece al principio de la entrada con el siguiente titular "Una palabra que salvará tu vida".

La protagonista real es la palabra NO, en un contexto muy concreto: el de las pruebas y procedimientos médicos que no aportan nada al paciente. Mamografías, stents, resonancias innecesarias, etc. protagonizan un amplio reportaje en la revista en el que se habla de estudios que demuestran que muchos screenings son peligrosos, los problemas de la medicina defensiva y el exceso de pruebas y analíticas. Merece la pena leer el reportaje, que además está basado en la evidencia. 

¿Una forma de alarmar al paciente? ¿Un guiño a los abogados para que tengan más motivos para reclamar? ¿O sencillamente educación sanitaria para empoderar al paciente? Al menos, es una portada valiente, que habla de lo que muchos hablan.

2 comentarios:

  1. Hay que ver lo difícil que es decir no a veces con lo importante que es y la de cosas que puede evitar...

    Ufff!!! Genial y aplicable a todo!!!

    Pero, como en la vida, en la que a veces te acaban camelando para que digas que sí, en la medicina pasa exactamente lo mismo, a veces los médicos vendemos la necesidad de la prueba "por si..." con esa medicina defensiva que tanto nos inculcan. Pero claro, tal es así que acabamos encontrándonos con el paciente que llega exigiendo una resonancia o un TAC cuando no está indicado porque les han dicho o han leído que es la prueba que mejor puede ver, averiguar lo que les pasa... En fin!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Uy Tere, tengo que empezar el comentario dándote la razón. Decir No a veces duele y trae problemas, pero hay que ser consecuente con uno mismo.

    Con respecto a la entrada, por supuesto que todo tiene su riesgo, y todos las personas deberían conocer esos riesgos de los que muchas veces hablamos "por encima" por culpa de las prisas. ¿Alarmar? No creo, ¿emponderar al paciente? pues no sé qué pensar, conseguir muchos lectores por un tema interesante, quizás...

    Sería genial hacer una encuesta dentro de un par de años a los lectores de este artículo para que nos contaran si dijeron "No" alguna vez.

    Me ha gustado la entrada. Esta tarde podré leer el reportaje sin trabas. Pinta muy bien.

    ResponderEliminar