lunes, 31 de octubre de 2011

Ahorrando en... Formación



Empezamos una sección de saludconcosas que hemos titulado "Ahorrando en" y que busca dar ideas basadas en la practica diaria que pueden ayudar a reducir el gasto sanitario o a emplear el presupuesto mejor aun, mejorando la eficiencia del sistema.

Hoy hablaremos de la formación continua y continuada (incomprensible división) en los servicios autonómicos de salud. Entre otras ideas, destacamos:

- Es inadmisible que se impartan cursos con 20 alumnos, al que acuden 5 y el resto firman. Mientras la formación se asocie a los puntos para bolsas y oposiciones, los profesionales harán cursos pensando mas en el diploma que en el aprendizaje.
- Es necesario conocer los datos de formación impartida, alumnos que la han recibido, importe gastado, etc. No suelen publicarse dichos datos y no estaría mal conocernos. Transparencia en formación, ¿por qué no?
- Es fundamental potenciar la la formación online (pero de verdad, no un simple repositorio de pdf's) y las comunidades de practica. El problema es que la certificación y los estándares de la formación actual se centran en las horas presenciales y en el tema del curso, y es difícil aprobar e incluir cursos "diferentes" o "alternativos".
- ¿Quien marca los temas y aspectos clave de la formación? Los profesionales generalmente no, y son los técnicos junto a los sindicatos los que elaboran los planes de formación, a veces algo alejados de la realidad asistencial.
- Hay que controlar las subvenciones para formación ya que en muchos casos las entidades que las reciben realizan ciertas maniobras "creativas" para justificar el máximo numero de alumnos y así recibir el importe total. Hace años fue una fuente de financiación fundamental para ciertas entidades y hay que evitar que esto ocurra.
- La mayoría de los cursos se basan en clases magistrales, tipo conferencia, con poca práctica, con materiales inadecuados y que desgraciadamente después no son accesibles por cualquier persona interesada en el curso. ¿Para cuando un movimiento OCW en los cursos de formación de la administración?

¿Alguna idea más?

13 comentarios:

  1. Creo que es muy importante valorar el efecto a largo plazo de la formación y no confundir calidad con satisfacción del alumnado
    El reto actuall es facilitar la consolidación de los entornos personales de aprendizaje y la enseñanza conectiva. El lugar de trabajo y el aula-Internet o física son los tres contextos a potenciar.
    La evaluación sistemática del proceso y los detalles irrelevantes, pueden estar sobrecargando de burocracia el proceso y eso no seria oportuno para el coste de la formación

    ResponderEliminar
  2. El sistema de evaluación por 'firmas' presenciales es el sistema que impera. Lamentablemente.
    Tienes toda la razón, se busca más el diploma que el aprendizaje y las entidades que dan los cursos llevarse el dinero de la comunidad de turno.
    Hay que cambiar el fondo, para poder cambiar las formas. No crees??

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué tal si se introducen evaluaciones de conocimientos que den más puntos si se superan? ¿Se ha probado en algún sitio?

    ResponderEliminar
  4. ¿Eliminar los cursos no relacionados con la Medicina?

    ResponderEliminar
  5. Yo apostaría por dos cambios radicales en la formación continua de los profesionales 1º un sistema basado en la acreditación de competencias profesionales. Más al estilo de NHS en Reino Unido. Que fuera obligatorio acreditar tus actualizaciones para las áreas clínicas y de gestión.
    2º Formación entre pares expertos, cercana a la práctica clínica, rompiendo las barreras clásicas docentes entre el que tiene el saber y el que carece de él. Utilizaría las nuevas tecnologías pero no pasaría sólo a formatos online, semipresencialidad. Pero desde y por la práctica clínica , cerca del paciente porque el conocimiento práctico (el máss relevante para la práctica clínica) no esta en los libros, ni en las aulas, ni por supuesto en la red. Esta donde está el profesional experto junto al paciente.
    Muy buena entrada, con un.....
    Un abrazo
    Nela

    ResponderEliminar
  6. Emilio: si la mayoría de los cursos tienen que ver con la salud, pero aún así muchas veces son cursos que no interesan a nadie. ¿TU sabes la pasta que gestionan los sindicatos para impartir los cursos de siempre?

    La formación requiere un STOP y un rediseño completo, desde la base. A ver si alguien se atreve...

    ResponderEliminar
  7. Lo del OCW de la formacion publica me parece una idea genial!! Open Access para las cosas que el estado ya ha pagado! (Igual como el Open Publishing de la literatura cientifica) Pero obviamente hay todo un sector de la formación bonificada detrás de estó que seguramente no esta muy dispuesto a soltar la pasta... podría ser una oportunidad muy gorda de disrupción...pero como nadie entiendo que los contenidos deberían ser abiertos y que pagues para una experiencia de formación, la interacción etc...Todo un mundo por descubrir.

    ResponderEliminar
  8. VirgiForero31/10/11 18:45

    Tengo dos cosas que me rondan:
    1ª Últimamente en mi centro (hospital de SAS), el problema de hacerlo semi-presencial (que no veo mal el uso de la vía on-line), es que la parte presencial se centra en explicar como hacer el curso en el campus virtual y se descuida aún más el contenido presencial y la calidad de los mismos. Luego la tecnología no debe ser un obstáculo a la calidad formativa, al revés, debería ayudar a potenciarla.
    2ª La formación se ha vuelto una manera de hacerte con los puntos necesarios para que la dichosa bolsa única o la actual acreditación profesional progrese y ello dificulta la formación con base a los objetivos de especialización y calidad en esa área en la que desarrollas tu trabajo o en la que deseas progresar.
    Una manera de solucionarlo, no sé, quizás sería, la valoración pre-formación y la valoración post-formación, es decir, que demuestres un empeño profesional por curriculum o por situación laboral y por supuesto que una vez superado, hicieras una auténtica evaluación con un resultado posible de proyectar lo aprendido.
    En Andalucía teníamos un ejemplo de ello, había un programa llamado quid-innova, que operaba de este modo y que ha permitido la formación de profesionales en materia de investigación, con el resultado de publicaciones en revistas españolas. La pena es que a día de hoy, este programa que funcionaba y era gratis para los profesionales del SAS (estaba subvencionado), ya no existe, ¿por la crisis? ¿las claves políticas??, no lo sé.
    Buena entrada muy reflexiva. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    yo trabajo en formación online actualmente (universitaria y reglada), he impartido clase durante varios años en hospitales y gestiono una comunidad de aprendizaje informal, así que creo que conozco casi todas las modalidades. El problema no son sólo los puntos, las firmas, o la motivación del alumnado, el problema es en muchos casos, la no motivación del profesor. Ellos mismos dicen "como vienen cuatro gatos", "como sólo hacen los cursos por los puntos", bla, bla. Son bonitas excusas para no sacar lo mejor de nosotros mismos y cambiar las cosas.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Por vicisitudes de la vida he tenido y tengo un contacto como docente, dicente, organizador y empresario con la formacion privada, la subvencionada (cuotas de la SS) y la gratuita de las AAPP (Fundacion Tripartita y MAP).

    Y tu entrada no puede poner más puntos sobre más ies. Creo que, como en muchas otras cosas, no hay margen para mejorar... directamente hay que volver a empezar.

    Los creditos sin control, los controles de firma descontrolados, los cursos inflados en horas y/o alumnos, los cursos sobrevalorados y sobrepreciados, la formación como vehículo para subir en un baremo anacrónico donde priman numero de créditos y no calidad de ellos... y así hasta el infinito!!

    Es lo único bueno de las crisis, que hacen que se replanteen muchas cosas. Y una de ellas es necesariamente el tema de la formación continua, la formación para el empleo y la formación ocupacional.

    Magnifico post amigo!! Esperare impacientemente el siguiente de esta nueva serie muy en la linea de La Comision Gestora.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. JoaquínToro1/11/11 00:13

    He estado ocho años en la unidad de formación de enfermería del Hospital Reina Sofía. Llevo varios años trabajando en la asistencia y creo que todo sigue igual, no se ha evolucionado nada. Y lo mismo que ocurre en este hospital ocurre en todos.
    Los cursos se repiten una y otra vez. Los mismos temas, los mismos docentes, formación presencial, basada en clases magistrales, ningún tipo de innovación docente. Muy poca imaginación.
    Los trabajadores, preocupados por los créditos y por acumular las horas de permiso. Da lo mismo de lo que sea el curso. Da lo mismo que me aporte algo para mi puesto de trabajo. De competencias ni hablamos porque no se sabe muy bien de que va todo esto.
    El profesorado no se preocupa por innovar. Material obsoleto, los mismos "tochitos" de documentación. Ultimamente con "crisis" tres folios y un bolígrafo. Nada de material más dinámico e interactivo. Los recursos en salud 2.0. debe de ser algún tipo de concurso de la tele.
    Y el futuro no es muy esperanzador, menos recursos, menos calidad. Mejor, menos preocupaciones y más pronto acabo.

    ResponderEliminar
  12. Creo que no hay que mejorar nada, directamente se debe cambiar casi del todo.
    Y no culpo únicamente a la administración (que también). Docentes y alumnos somos tan culpables de que ésto no funcione como debería.
    ¿Soluciones? Desde el punto de vista de una alumna, no hay que culpar siempre a los demás: más pasión e implicación por parte de todos teniendo en cuenta un único objetivo: seguir creciendo profesionalmente.

    ResponderEliminar
  13. Más vale tarde que nunca dicen.

    Me gusta tu línea "ahorrando en..." siempre he opinado que si el sistema está en peligro los únicos que lo podemos salvar somos quienes lo conocemos a nivel micro; como ya te dije en twitter yo lo intenté 2 veces sin respuesta ninguna. Al tema.

    En formación continuada adolescemos, en general, de rigor. Rigor con la oportunidad y rigor con el predicamento. Podría ponerme a comparar las facilidades y oportunidades de FC en sanidad con respecto a educación o volver a citar el "regalo" de 2.5 horas semanales para nada cuando se pudo obligar a realizar parte como FC (y si no se certificaba tocaría trabajar esas horas)... desde luego ahora mismo hay 2 grupos principales que acuden a la FC: el personal sin plaza que encuentra la mejor relación "Precio-puntos de baremo" en los cursos de la administración y cierto grupo de personal fijo que se apunta a TODO para tener días de libranza...

    Nos falta rigor en la programación porque donde se pasan encuestas sobre preferencias de los trabajadores no contesta más del 10% (y eso que se hacen en papel y vía web) y la administración tampoco es que haga mucho caso a esas preferencias (no se explica si no puede o no quiere).
    Los cursos son, a veces, un poco de cachondeo en cuanto al control de presencia (por no hablar de que no se hacen controles de aprovechamiento) Las firmas no deberían estar en manos de los docentes (sean 'de casa' o de fuera) Pero dado el horario de los cursos no se suele disponer de staff de FC para realizar el control como es debido.

    Si se realizan informes sobre los cursos, los programas de FC deberían hacerlos públicos; yo como discente (docente es el que tiene algo que enseñar, yo prefiero la idea de que comparto y aprendo) pido siempre el resumen ejecutivo de la encuesta de valoración de cada curso; es una herramienta de mejora y sería estupendo que la gente lo pudiese cumplimentar sin estar el ponente presente (que un ponente recoja la encuesta de valoración de tu mano... te condiciona si o si). Para los financiadores este debería ser un aspecto fundamental. Una valoración lo más objetiva posible debería orientar políticas de FC desde la oferta de temas a las modalidades y medios por cómo se imparte.

    La administración ofrece formación on-line de modo limitado por diversos motivos. Veo un empecinamiento en el uso de recursos "ad-hoc" que son más caros y fallan igual que los otros y veo que los profesionales con ciertas cosas que compartir muy aprovechables carecen de herramientas o conocimientos para ralizar la FC on-line así que hace falta Formación de formadores sobre el tema.

    La FC es una obligación profesional, una oportunidad de mejora personal y colectiva y un medio eficaz de implantar cambios culturales y estratégicos en las organizaciones si se hace siguiendo unas premisas básicas con rigor.

    A los comentarios:

    Me gusta eso de además del control de presencia realizar un control de adquisición de conocimientos que acredite más horas de formación (por lo tanto dá mas puntos).

    Formación capacitante entre iguales . Manoli; yo puedo programar una actividad como seminario o taller (de hecho lo hago) pero para el alumnado de los grupos arriba descritos es poco interesante porque su límite administrativo de horas (ergo certificado) es menor. Pero sí, tienes razón.

    Efectivamente crisis=oportunidad pero no dejemos que las soluciones nos caigan del cielo; hagamos de estas herramientas (el 2.0) la voz de todos para que los cambios también partan de abajo porque si en las mesas de negociación quien diserta es electo pero no representante (¿cuando han consultado sobre SOLUCIONES que no sean hacer pantochadas?) ahora se puede hacer llegar ideas frescas desde fuera.

    ResponderEliminar