martes, 25 de octubre de 2011

El caso del nuevo miembro del equipo



Historias casi reales sobre gestión de personas...

Tras 3 años como jefe de servicio de pediatría del Hospital de La Esperanza, empiezan a llegarte los problemas. Tu principal colaboradora (la Dra. Mellado) ha decidido abandonar la asistencia hospitalaria y partir con Médicos sin Fronteras a Nicaragua, en un proyecto de atención a niños con VIH. Una pena, pero la vida es así, todo en constante movimiento.

La primera decisión a tomar es la contratación de la persona que ocupará su puesto. Hace unas semanas acabaron la residencia 8 personas en la provincia y ofrecer un puesto de trabajo de larga duración es algo muy goloso, por lo que habrá candidatos de sobra para el puesto. Si te hubieran preguntado por tu favorito hace 6 meses, la cosa estaría clara, pero ahora todo era diferente y la duda campaba a sus anchas.

El primer candidato para todos es Esteban Gutierrez, el residente que se ha formado en la unidad. Buen profesional, poco innovador y muy amigo de trabajar tal y como se ha hecho siempre. Ha colaborado en algún proyecto de investigación y es un buen compañero, pero sigue dudando mucho a la hora de tomar decisiones. Apenas se ha hiperespecializado en algún área concreta y su meta a medio plazo es quedarse en el servicio e ir mejorando poco a poco. Cuenta con algunos apoyos en el servicio y también con la fuerza de la costumbre, ya que si hay hueco, la tradición no escrita es que se quede el residente que ha finalizado ese año.

La otra candidata es Raquel Sanchís, una riojana que ha estado rotando los últimos 4 meses en el servicio. Buena compañera y mejor médico, es una gran partidaria de la medicina basada en la evidencia y acepta la responsabilidad de las decisiones sin problema. Se ha especializado en endocrinología pediátrica y ya está pensando en mejorar sus conocimientos de neonatología para así integrarse en la UCI de algún centro. Lógicamente, para muchos, es la segunda en la línea de salida.

El jefe de servicio es la persona que propone al candidato elegido. Y para evitar problemas, has decidido realizar una reunión en el servicio para que la decisión sea del grupo y no solo de una persona. La votación es algo más tensa de lo que esperabas ya que hay dos grupos muy claros: unos defienden a Roberto ya que es función del servicio cuidar y motivar a los residentes y su contratación sería una muestra clara de que si trabajas bien puedes conseguir empleo; otro grupo prefiere a Raquel ya que la consideran mejor médico y más acorde con la forma de trabajar del servicio, que necesita de gente dinámica, con ganas de aprender.

La votación se hace a mano alzada, y al final si hace falta desempatar, vota el jefe. Tras contar las manos, el resultado es de 7 a 7, y ahora es tu turno.

¿Qué decisión tomas? ¿Por qué?

18 comentarios:

  1. Voto por Raquel sin dudarlo: manifiesta iniciativa, ganas de aprender, no teme tomar decisiones. Sin duda la mejor.

    Esteban no saldrá nunca de la zona de confort, y a medio plazo, será un obstáculo para cualquier cambio que afecte al funcionamiento de la unidad.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no lo tengo tan claro. Por la parte de buscar innovación y avanzar elegiría sin duda a Raquel, pero el hecho de que pueda perderla en un plazo breve de tiempo porque se quiera integrar en la UCI de otro centro podría inclinar la balanza hacia la estabilidad

    ResponderEliminar
  3. Pues yo estoy com Rafa. Y por los mismos motivos.

    Y añado. Quizá para la Unidad sea mejor Esteban. Tiene toda la pinta de quedarse allí el resto de sus días, por lo que no tendrán que volver a plantearse el problema de falta de especialista. Conocerá bien el trabajo diario y quizá algún día sea Jefe de Servicio.
    Raquel, que parece tener mayor dinamismo e inquietudes, es fácil que encuentre motivos para irse a otro sitio.

    Pero... Mejor para los pacientes? Creo que Raquel

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Voto por Raquel.
    Si al principio de tu tarea profesional no sientes curiosidad por hacer las cosas de forma diferente, distintas. Por estudiar, por formarte y por mejorar, con el tiempo te irás asentando y acomodando por lo que seguirás anclado en "lo de siempre porque siempre se ha hecho así" e incluso impedirás mejoras por el rechazo al cambio.
    Una persona con inquietudes las tendrá siempre.

    (Escrito desde fuera del ámbito sanitario)

    ResponderEliminar
  5. Como comentaba en twiter, en los cursos que imparto la gente tiene muchas dudas. La costumbre tambien es una parte importante y ademas esa "costumbre" es un elemento motivador para los residentes.

    Dificil elección, sin duda.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Creo que no es fácil tomar una decisión... Yo votaría por Raquel, creo que sería la mejor elección para los pacientes y por su forma de actuar sería el ejemplo que me gustaría seguir como residente.

    Aún así, repito, creo que es una elección dificil desde la piel en la que nos pones...

    Buenos dias :). Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no lo tengo nada claro.

    Se supone que como jefe del servicio tu labor es velar por el buen funcionamiento DEL SERVICIO, y ese mejor funcionamiento del servicio creo que lo puede cubrir Esteban.
    De verdad pensais que en un servicio ya formado, a una nueva persona le van a dejar tomar decisiones de cambios. Los cambios en caso de ser necesarios deben llegar desde un punto del organigrama que tenga poder para hacerlo, sino será la lucha de una persona contra el sistema con el consiguiente mlestar de esa persona.

    Partimos de que los dos son buenos profesionales.

    Me gustan estos casos tipo "Yo quiero ser jefe" :)

    ResponderEliminar
  8. Los dos son buenos candidatos y la decisión es . Me quedaría con un poco de cada , pero como no puedo, elijo a Esteban.

    Raquel es muy activa, una crack que ya se ha subespecializado (será mayor que Esteban??? Porque a lo mejor él piensa en hacerlo ahora...muchos lo hacen, aunque no soy pediatra, así que no puedo hablar con propiedad :(). Pero vamos, no creo que no tenerla sea un problema.

    No me gusta que se pinte a Esteban de cómodo, y se asocie eso con la indecisión... No sé, puede pasar, pero los"lanzados" a veces se equivocan por no pedir consejo, opinión, ayuda... Y la lían. Será que yo me siento identificada con él en ese punto... Acabo de terminar, todavía hay muchas cosas que me vienen grandes y no dudo ni un momento en pedir una segunda opinión. Todo sea por hacerlo bien con mis pacientes, y poco a poco, tiempo al tiempo.... La experiencia no se consigue en dos días por mucha inquietud y ganas que se tengan. No?
    En fin, creo que algunas de las características de Esteban son de lo más normal al terminar la especialidad y no quitan que pueda ser un gran médico, inquieto, innovador, que con algo más de tiempo y confianza, salga de su "espacio" de confort.

    Pero bueno, es difícil....

    ResponderEliminar
  9. He participado en muchos Tribunales de selección en la Administración, en uno incluso fui la presidenta, es muy complejo.

    Depende de lo que se quiera. Tener que elegir una persona cada año, termina "quemando" cualquier servicio, y a los miembros del tribunal .... rotar y rotar, no hace más estable percisamente la calidad asistencial ....

    En este caso hay que "inventarse" muchas cosas, y depende de lo que te inventes y de tu experiencia, en quien te "proyectes", si has tenido que elegir "de verdad" en alguna situación .... el resultado es distinto ....

    Si fuese para depender de mi, me quedo con ella sin dudarlo, si es para depender de mi jefe, me quedo con él.

    ResponderEliminar
  10. Supongo que dependerá un poco del estado actual del Servicio, ya que según sea este, precisará a uno o al otro.

    Si ya existen proyectos nuevos, que necesitan ponerse en marcha y darles duración en el tiempo, el indicado parece Esteban.

    En cambio si el servicio está un poco parado, acomodado, o necesita un buen revulsivo, la respuesta es Raquel. Su ímpetu e innovación harán el resto.

    Y es posible que Raquel (culo inquieto por naturaleza)después de arrancar los proyectos, se canse y busque nuevos retos en otros hospitales. En ese momento habrá que buscar a algún otro Esteban.

    ResponderEliminar
  11. Yo voto por Raquel, necesitamos dinamismo y gente sin miedo y porque no sé quién es Roberto

    ResponderEliminar
  12. No creo que sea cuestión de que Raquel se vaya a ir... Muy ideal me parece esa Raquel... Y muy flojo Esteban... Pero bueno, lo dicho, la indecisión es totalmente normal y real al acabar y no creo que sea mala. Tampoco que que sea aro en ese momento suponga que se vaya a estancar y no innovar, e incluso irse!

    Lo siento pero será que me parecen demasiado extremos y hay cosas de él que siento tan normales y que no cierran lo otro...

    ResponderEliminar
  13. Interesante el debate. Yo creo que un servicio debe tener "estebanes" y "raqueles". Es bueno que haya gente que innove y que tire del servicio, pero también es necesaria la gente que da continuidad y estabilidad. Como en otras muchas cosas lo mejor es buscar el equilibrio.

    ResponderEliminar
  14. De acuerdo, es una elección difícil y un gran debate, pero yo tengo claro mi voto. Que una cosa se haga de una forma "porque así se hizo siempre" no significa que esa forma sea la mejor.

    Si el mejor médico es Raquel, mi voto es para ella.

    ResponderEliminar
  15. Me llama la atención que en el servicio, tampoco lo tienen claro, yo me iría de cabeza por Raquel, ¿porqué los otros 7 quieren a Esteban/ Roberto? Parece que la decisión no es tan fácil como se presenta, o hay algo mas que no sabemos ( la 6 caras del dado, que a mi me gusta trabajar) , o que apuestan por la costumbre y la continuidad, antes de alguien buena persona, mejor médico e innovadora??
    Recordemos que Raquel se irá ( según parece) y hemos podido perder a los dos ¿en poco tiempo? o en ese tiempo ya habremos sembrado "otras formas de hacer".

    Nuestras decisiones de diario son mas complejas (y no sólo en selección de profesionales), no olvidemos de ver todas las caras del dado.

    Un saludo rosa @enfermera2pto0

    ResponderEliminar
  16. Yo me quedo con Raquel por sus iniciativas y por el aire fresco e ideas renovadas que induce al equipo de trabajo y que a buen seguro será beneficioso para el mismo. Pero hay que encontrarle una salida a Esteban, hemos formado un buen médico y no podemos dejarlo así como así, sin apoyarle en encontrar otro puesto estable; habríamos desperdiciado la inversión de años.

    ResponderEliminar
  17. Yo escogería a Raquel pues tiene mas experiencia y es buena medica, pero tampoco hay que dejar atrás a Esteban pues a pesar de que apenas se ha especializado, hay que darle la oportunidad para mirar que tal lo hace, pues hasta que uno no le de esa oportunidad no sabrán si podría hacerlo bien o no.

    ResponderEliminar
  18. Supongo que el hospital del ejemplo será un hospital de tercer nivel con gran cartera de servicios pediátricos porque de lo contrario 15 pediatras parece un número elevado. Incluso hasta es posible que no sea necesario contratar un pediatra y tal vez si alguna enfermera, a tenor del déficit de profesionales que hay en el SNS.

    ResponderEliminar