miércoles, 9 de noviembre de 2011

Si son iguales, que parezcan iguales



El reciente Real Decreto-ley 9/2011 obliga a recetar por principio activo en todo el sistema nacional de salud. Hasta aquí un paso adelante, pero surge un problema básico que puede llevar esta medida al fracaso: ¿por qué las cajas de medicamentos de un mismo principio activo son diferentes?

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFyC), la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP) y la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) han lanzado un manifiesto para conseguir la isoapariencia, es decir, que las cajas de medicamentos de un mismo principio activo parezcan iguales.

Tal y como señala dicho manifiesto:
Nuestra propuesta es tan simple como que una de las dos caras principales de los envases (hablamos siempre del envase externo, de la caja) contenga exclusivamente la siguiente información:

- Nombre del principio activo, por ejemplo “OMEPRAZOL”
- Dosis, por ejemplo 20 mg
- Número de dosis y forma farmacéutica, por ejemplo 28 comprimidos
Y simplemente con eso las más de 60 cajas diferentes que ahora existen de omeprazol 20 mg, 28 comprimidos, aprobadas para su dispensación según el listado de precios de referencia, tendrán todas una cara común con sus señas de identidad (principio activo, dosis, número de dosis y forma farmacéutica), de manera inequívoca, lo que facilitará la identificación de duplicidades, omisiones, etc.

Y por si alguien quiere un poco de evidencia y de literatura científica al respecto, nada como este artículo del New England Journal of Medicine, titulado "Why Do the Same Drugs Look Different? Pills, Trade Dress, and Public Health". El tema es similar, aunque más centrado en la propia forma del medicamento y no sólo en el envase.

4 comentarios:

  1. Esto evitaría grandes problemas a la población mayor, que se hacen un lío tremendo con el mismo medicamento sólo por la apariencia de la caja...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. eso sin contar con el color de las pastillas genéricas ni los blister..
    Un lío total...

    ResponderEliminar
  3. Absolutamente de acuerdo.
    Es tan de sentido común que cae por su propio peso.
    Isoapariencia en envases, blisters y formas y colores de los comprimidos.
    O eso, o veremos en Urgencias en los próximos meses como nuestros abuelitos se equivican con la medicación
    Y no solo los abuelitos. Yo también me equivocaría, con mi presbicia galopante, si tomase 3 ó 4 pastillas que cada poco tiempo son diferentes :P

    ResponderEliminar
  4. A ver si entre todos lo conseguimos, en Navarra se hizo un estudio que vio que 63% de mayores reconoce por el envase, lo menciono en el blog aunque no tengo el artículo si son iguales que parezcan iguales

    ResponderEliminar