martes, 13 de diciembre de 2011

Investigando sobre salud 2.0


Muchas de las críticas que se lanzan sobre todo lo que envuelve al mundo de la salud 2.0, la esalud o como se llame, es la falta de investigaciones serias acerca de su efectividad. Es decir, ¿sirve de algo todo esto o sencillamente es un nuevo canal de comunicación y punto?

Para muchos, la mejora que implica el uso de internet como herramienta de comunicación es ya de por si un elemento suficiente como para seguir innovando y descubriendo nuevos usos. Pero, además de las evidentes mejoras en los procesos (ahorro económico, mayor productividad profesional), es necesario observar si existe algún beneficio en salud para el paciente y para la población en general.

Hoy no vamos a hablar de todos los estudios y revisiones existentes, pero vamos a recordar algunos de los más importantes. Tanto con su lectura como con la revisión de la bibliografía que inluyen, se puede aprender mucho de todo lo relacionado con la ehealth y el uso de las TIC en salud. Ah, y por supuesto os recomendamos la magnífica web de Francisco Lupiañez.

- "Systematic review: impact of health information technology on quality, efficiency, and costs of medical care". Revisión publicada en 2006 en Annals of Internal Medicine. Es llamativa su conclusión, que reconoce la existencia de varios estudios que demuestran la eficacia del uso de las TIC para mejorar la calidad y la eficiencia, pero alertando a la vez que nadie explica como conseguir dichas mejoras y tampoco explican el coste de su puesta en marcha.

- Un artículo clásico sobre este tema, publicado en PLOS en enero de 2011, es "The Impact of eHealth on the Quality and Safety of Health Care: A Systematic Overview". En este caso, la conclusión es bastante desesperanzadora: poca evidencia, poca robustez de los estudios existentes, etc.

Y una pregunta final para acabar: ¿se investiga mucho en España sobre ehealth? ¿Es útil el uso de internet para mejorar la salud del paciente? Para responder, tenemos una anécdota que hemos vivido en primera persona: en la convocatoria FIS 2011, un grupo de investigación en el que participamos, presentó un proyecto sobre el efecto de las comunidades virtuales de pacientes en el estado de salud de los mismos. El rechazo del FIS incluía un párrafo que nos dejó con la boca abierta:
"...dado el ritmo vertiginoso al que evoluciona la tecnología y las redes sociales, los resultados corren el riesgo de estar obsoletos desde el mismo momento de su elaboración, por lo que el riesgo de la propuesta es muy elevado".
En resumen: imposible investigar sobre el efecto de internet sobre la salud, que esto va muy rápido, y medirlo "es tontería". Pasa la vida, que cantaba Pata Negra...

9 comentarios:

  1. ¡Qué curioso lo que comentas del FIS y las comunidades virtuales! Conozco al menos dos iniciativas de comunidades virtuales en marcha financiadas por sendas becas FIS...

    ResponderEliminar
  2. Enfermeduca13/12/11 11:05

    Habrá que investigar muy rápido muy rápido, jejeje... Gracias por la entrada!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho esta entrada.
    No es el caso, pero, si´sólo fuera un nuevo canal de comunicación sin repercusión en el nivel de salud de la población atendida, ¿dejaría de ser relevante el uso de las TICs? Mi opinión es que eso mismo ya les aporta valor.

    ResponderEliminar
  4. Alucinante lo del FIS! Que alguien estudie al que elabora esos párrafos, porque es digno de un estudio ya en sí mismo...

    Quizás es un tema muy difícil de medir, por lo amplio y la gran cantidad de variables que pueden influir en que su uso mejore o no la salud.

    Pero cada vez hay más iniciativas concretas y supongo que poco a poco irán saliendo estudios que den o quiten razones en este sentido.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante tu post y algo desconcertante esa respuesta del FIS.

    Sin estar basada en ninguna investigación científica mi opinión es muy similar a la de Iñaki etxe.

    Para mí, como profesional y paciente internet en el campo de la salud tiene mucho valor.

    ResponderEliminar
  6. El cáncer también va rápido, muy rápido y mira si hay estudios sobre él...
    La excusa del FIS demuestra su analfabetismo digital, no se puede entender de otra manera. ¿No será mejor medir y comparar evoluciones que directamente no medir? Por mi parte, estoy plantenamdome seriamente empezar una investigación sobre la comunicación médica dirigida a pacientes así que invito a sumarse a todos los que tengan práctica investigadora y que quieran sumarse al proyecto.
    Como decía Julio Mayol hace un par de días muchos hablan de ellos sin datos, y los que trabajamos en este área somos los primeros interesados en demostrar la eficacia de los buenos ejemplos de este tipo de comunicación.

    ResponderEliminar
  7. Pues habría que saber quien/es fue/ron el/los referee/s que parieron esa idea...Igual eso nos daba alguna información... Pero qué estoy diciendo??? Si eso debería ser imposible...

    En fin, que me ha gustado mucho la entrada. La anécdota (?) ya habíamos tenido ocasión de escucharla personalmente.

    ResponderEliminar
  8. las expectativas sobre el efecto de internet en la salud a veces son desmesuradas, es una herramienta con un potencial que todavía no imaginamos ni siquiera los que las conocemos e utilizamos un poco. Por eso lo que para algunos no merece la pena investigar otros pensamos que sí. ¿La evaluación de proyectos es objetiva? ... esta clara la respuesta : NO. Responde a intereses creados y preconcebidos , no por eso hay que desanimarse, todo lo contrario. Hay más convocatorias y otros organismos financiadores.
    Ánimo

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por la mención! Me pregunto si la colaboración de la investigación honesta y transparente con políticos, empresas y trabajadores de los sistemas de salud nos facilitaría poder dibujar otros escenarios

    ResponderEliminar