martes, 24 de enero de 2012

Salud, alimentación y Jamie Oliver


Educar y promover hábitos saludables es mucho más que editar folletos, poner carteles o hacer webs o páginas de facebook. Por supuesto todo aporta y todo pone su granito, pero cuando el origen del problema está en la propia sociedad, es necesario que tiemblen los cimientos para que el ciudadano se de cuenta de que está haciendo algo mal.

Un gran ejemplo es Jamie Oliver, el conocido cocinero inglés. Una de sus últimas series Food Revolution, en la que cuenta su proyecto de cambiar los hábitos alimenticios en Estados Unidos, empezando en Huntington (West Virginia), una de las ciudades con peores resultados de salud de todo el país. Ya hizo algo parecido en Inglaterra con su School Dinners, que logró transformar el sistema de alimentación escolar.

Pero nada mejor que sea el propio Jamie quien lo cuente en esta charla TED sobre su proyecto en Estados Unidos de cambio, transformación y, en definitiva, de revolución. Quizás para cambiar las cosas es necesario hacer más y criticar menos, podríamos intentarlo todos.

4 comentarios:

  1. Muy fan de la idea detrás de estas iniciativas de Jamie Oliver, independiemente de cómo se las tomen los afectados. La semana pasada, Megen me comentaba que cuando empezó el Food Revolution en Estados Unidos, la primera temporada, a la gente le cayó mal, porque les parecía agresivo, poco educado. Diferentes países, diferentes formas de ver las cosas. A nadie le gusta que un extranjero venga a meterse con sus costumbres y a decirles lo que tienen que hacer. Algo así como lo que le pasa al locutor de radio de Virginia.
    Me hace ilu esta entrada.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. @VirgiForero24/1/12 12:21

    Hola Miguel
    Imposible no comentar esta entrada. Al descubrirme en uno de tus twitts el programa, me puse a ver el 1 capítulo y tuve que ver los 5 capítulos seguidos. Es muy serio el tema, ya que la alimentación tiene una relación directa con la salud de las personas, como se sabe y muy bien se demuestra en el programa, pero lo mas increíble del programa, es que hay personas que cuestionan que esa forma de alimentarse tenga una relación directa con la morbi-mortalidad, por lo que el cocinero se ve en la necesidad de argumentar muy bien su discurso, sus actividades y actuaciones con comunicadores, políticos y educadores hasta que toda la comunidad sobre la que desarrolla el programa se conciencia. Estoy pendiente de seguir sus programas en otras ciudades. Gracias por descubrirmelo. Por cierto, uno no toma conciencia de hasta donde llega el drama humano, hasta que ves que las personas con obesidad mórbida necesitan unos ataúdes de enorme tamaño, junto al resto de limitaciones en vida. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me gusta Jamie. El otro día leí que nosequé sociedad americana criticaba sus dietas no grasas... no lo encuentro, pero esto es lo que yo llamo, labor de lobbys. :P

    ResponderEliminar