viernes, 20 de enero de 2012

Vuelven los marcianos


Ver desde fuera y sin prejuicios una actividad o una organización es algo que ocurre pocas veces. De hecho, la sensación de descubrir algo por primera vez, esa visión casi "virgen" de una persona, organización, grupo o ciudad, es difícil de recuperar.

Por eso, a veces es necesario mirar por primera vez, y redescubrir porqué hemos llegado hasta aquí. Un buen ejemplo es preguntar a alguien ajeno, que no conozca de que hablamos, que nos cuente sus primeras impresiones. O también podemos utilizar la visión del marciano: ¿qué pensarían los marcianos si llegaran ahora y conocieran nuestro sistema sanitario?

En Health Affairs ya escribieron sobre el tema, en el artículo "Martian’s Prescription For Primary Care: Overhaul The Physician’s Workday". Y la visión del marciano hablaba de la atención primaria estadounidense, con ideas que bien podrían aplicarse aquí:
On the contrary, physicians should see a relatively small number of patients, perhaps eight to ten daily. Thus liberated, they could spend more time with patients who need it; could have adequate time to communicate via phone and e-mail with patients, physicians, home health nurses, and other providers; and could actively coordinate the care of the practice’s population of patients.
¿Cómo vería un marciano nuestra realidad? ¿Hemos hecho las cosas bien? ¿Hay errores de base? Llega el momento de recuperar la mirada inocente, sin maldad, con ilusión... aunque cueste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada